Publicidad Ai
Publicidad Ai

Arcos

"El ‘Ciudad amable’ no empezará en Semana Santa como quería la Junta"

Gambín denuncia que la intención de la administración autonómica era comenzar las obras en plena fiesta y admite que le han metido “un gol por la escuadra”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El alcalde, Isidoro Gambín. -

Definitivamente, las obras del proyecto ‘Arcos, ciudad amable’ comenzarán nada más terminar la Semana Santa para no interferir en las procesiones, en el tráfico y en la vida en sí en la ciudad. Así lo ha confirmado esta semana a ‘Radio Arcos’ el alcalde, Isidoro Gambín, no sin criticar una vez más el papel de la Junta de Andalucía como parte responsable de la ejecución de los trabajos.

El alcalde asegura que su gestión ha sido fundamental para hacer ver a la Junta que las obras no podían comenzar en plena Semana Santa por razones obvias, pues afectan a gran parte del centro urbano. Sin embargo, este habría sido el propósito de la Junta, cree el alcalde, que además añade que la intención era iniciar la actuación por la plaza del Cabildo. “Voy a poner todos los impedimentos para que la obra no empiece en Semana Santa. Es un proyecto que estaba previsto para 2025 y creo que me han metido un gol por la escuadra para hacerlo coincidir con las elecciones municipales”, se lamenta Gambín, que apunta a “una estrategia de la Junta para desgastar a este equipo de Gobierno”.

Para cierta tranquilidad de la vecindad del casco antiguo, el alcalde apuntaba al inicio inminente de la obra en Caños Verdes para la creación de aparcamiento, al tiempo de recordar que sigue vigente el convenio con el parking del Paseo de Andalucía para, mientras duren las obras, los vecinos puedan contar con una alternativa.

En la misma emisora municipal de radio, el alcalde se mostraba de nuevo convencido de las virtudes del proyecto ‘Arcos, ciudad amable’ desde los puntos de vista de la movilidad peatonal, el atractivo turístico y las posibilidades de esparcimiento y de ocio que se abrirían a la población. Gambín cree que el casco antiguo, en sus circunstancias actuales, difícilmente es un lugar agradable para la convivencia, el desarrollo turístico y el propio bienestar de sus vecinos y vecinas.

“Por muchos obstáculos que me pongan yo voy a seguir adelante, voy a intentar hacer lo mejor para mis vecinos y la ciudad en general. Tengo la conciencia muy tranquila. Vienen las elecciones y el pueblo decidirá sabiamente si  tengo o no que continuar. Estoy preparado para seguir trabando por Arcos o irme a mi trabajo particular”, explicaba Gambín en la radio pública.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN