Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 01/02/2023  

Arcos

Arcos de la Frontera, capital española de la Orientación Subacuática

La Federación valenciana fue la campeona en las pruebas desarrolladas en el lago. También brillaron con luz propia los buceadores madrileños y ceutíes

Publicidad AiPublicidad Ai

El lago de Arcos fue escenario una vez más de una competición deportiva de altura, en este caso con la orientación subacuática.

El lago de Arcos fue escenario una vez más de una competición deportiva de altura, en este caso con la orientación subacuática.

El lago de Arcos fue escenario una vez más de una competición deportiva de altura, en este caso con la orientación subacuática.

El lago de Arcos fue escenario una vez más de una competición deportiva de altura, en este caso con la orientación subacuática.

El lago de Arcos fue escenario una vez más de una competición deportiva de altura, en este caso con la orientación subacuática.

La federación valenciana se proclamó campeona de España de Orientación Subacuática en la competición celebrada el pasado fin de semana en Arcos  y en la que participaron buceadores provenientes de toda España. Los campeones absolutos fueron Rosa Elena y Fran Gómez, ambos de la Federación valenciana.

Esta edición ha sido especialmente complicada para los deportistas debido a la turbidez del agua, con una visibilidad bajo el agua que apenas llegaba a los treinta centímetros, lo que hacía extremadamente difícil encontrar los postes de referencia. Esta especialidad de orientación subacuática consiste en que el buceador, en solitario o por equipos, recorra a dos metros de profundidad un campo de competición previamente señalizado.

En deportistas Élite masculino con referencia, la medalla de oro fue para Fran Gómez, de la Federación valenciana, seguido de Luis Fernández (Ceuta) y Sebastián Pino (Andalucía).

En élite sin referencia, mujeres, la medalla de oro fue para Rosa Elena, de la Federación valenciana, seguida por Rosa Ausina y Angélica Turuelo, plata y bronce, ambas también de Valencia.

En la élite sin referencias, hombres, la medalla de oro fue también para Fran Gómez, de la Federación valenciana, seguido por Sebastián Pino (Andalucía) y Luis Fernández (Ceuta).

En la modalidad de clásicos, es decir que portan la botella en la espalda en vez de frente, la medalla de oro fue para Sofía Carbonell, seguida de Noa Ibáñez, ambas de Valencia. En hombres la medalla de oro fue para Sergio Elena, de Valencia, seguido por Luis Miguel García -plata- y Andrés Algarrada, -bronce-, ambos de Andalucía.

En la prueba por equipos masculina los trofeos fueron para la Federación madrileña (bronce); la andaluza (plata) y para la valenciana (oro).

Para conseguir subir al podio, en estas pruebas cuenta la precisión y el tiempo empleado, que son los dos parámetros que puntúan.

El tiempo máximo suele ser de unos diez minutos. Si llegan fuera de tiempo no puntúa esta parte, siendo descalificados si se asoman a la superficie.

Los deportistas llevan aletas o monoaletas, y en caso de competiciones con estas temperaturas solo el neopreno de las piernas para así quitar flotabilidad y por lo tanto tener menos lastre.

Las botellas que llevan son de siete litros, de aluminio, porque este material no altera la brújula, como hace el acero. Los buceadores portan una boya con la que los jueces siguen su recorrido.

La seguridad corrió a cargo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la guardia Civil (GEAS).

Las medallas fueron entregadas por el delegado de Deportes del Ayuntamiento de Arcos, Diego Zambrano; el presidente de esta especialidad en la Federación Española de Actividades Subacuáticas, José Barreto; el presidente del comité de árbitros, Antonio Olivares; y el presidente de la Federación Andaluza.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN