Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 16/08/2022  

Arcos

Brillantez organizativa en un recinto que pide mejoras

Tomaron parte unos 220 judocas procedentes de Andalucía occidental, con abundante presencia de clubes de la comarca

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Las instalaciones deportivas del pabellón bosqueño acogieron a un numeroso público para presenciar las evoluciones de los jóvenes judocas.

Con un resonante éxito de asistencia y participación -sobre los 220 deportistas- se celebró en la encantadora localidad de El Bosque su acontecimiento deportivo más destacado del año: el Judokita, que reúne en el pequeño pabellón bosqueño a casi 300 personas en un recinto que se ha mostrado absolutamente insuficiente para dar cabida al numeroso público y poder llevar a cabo la organización de eventos de esta magnitud, como siguen mencionando los organizadores de la convivencia deportiva cada vez que se les pregunta sobre esta cuestión.

La jornada acompañó en lo climatológico al no hacer mucho calor y se habilitó parte de la pista para dar cabida a los familiares de los judocas. La competición fue muy fluida y tuvo una duración de dos horas y media sin que hubiera ningún incidente de importancia en cuanto a lesiones. A los niños participantes, independientemente de su puesto conseguido, se les entregó su correspondiente medalla y una camiseta conmemorativa. Las categorías fueron de cuatro a 14 años y todos los participantes hicieron un mínimo de tres combates en un ambiente muy familiar y cercano.

Muy reseñable fue la abundante intervención de los judocas del Judo Club Arcos (sobre la veintena) de Miguel Padial, del Club Ciudad del Lago de Bornos (sobre 30), de Manuel Jesús Ruiz y, cómo no, de los anfitriones del Judo Club El Bosque, que entrena Manuel Padilla, en un pabellón que se quedó muy pequeño ante la masiva asistencia de público y que estuvo abarrotado hasta con gente por fuera. Se formaron grupos de cuatro competidores de pesos iguales y por edades, peleando todos contra todos para que los niños compitieran, lograran sus medallas y que pudiesen luchar en tres combates, con todos ellos clasificados, tanto los pequeños como los más mayores, los infantiles. Todos los árbitros eran colegiados y federados, un detalle más de la buena organización del evento, que contó con cinco tatamis para que el desarrollo de la reunión fuese de lo más fluido. También se obsequió a cada club con un trofeo y un regalo. En todos los clubes participantes hubo un mínimo de cuatro o cinco luchadores que acabaron en lo más alto del podio en una competición muy equilibrada, en la que no hubo especial relevancia ni destacó ningún club por encima del resto, saliendo todo a pedir de boca.  El club que más judocas aportó fue el Club Deportivo Shogun de Cádiz, seguido del Ciudad del Lago bornicho, sin contar con la mayor presencia de judocas bosqueños como anfitriones.

Para este fin de semana se prevé otro lleno en el pabellón de El Bosque ya que se celebra  la convocatoria anual de los exámenes de cinturón negro de primero a quinto dan de judo y de primero a cuarto dan de aikido. Durante la mañana del sábado habrá un curso preparatorio y a lo largo de todo el día se efectuarán los exámenes para los aspirantes, que proceden de toda Andalucía, pernoctarán en su mayoría en establecimientos hoteleros y casas rurales de la bonita localidad serrana. Por el momento, son 38 los inscritos para los exámenes de judo y 11 para los de aikido, un logro más del deporte del judo bosqueño, que volverá a dinamizar el tejido económico de la población durante dos fines de semana consecutivos, pese al cierre continuado del albergue público y la insuficiente capacidad de acogida de deportistas y entrada de espectadores en el minúsculo recinto deportivo del pabellón, que requiere de una intervención urgente para ampliar su aforo ya que se corre el peligro de no poder albergar este tipo de concentraciones multitudinarias. “Para el año próximo nos estamos planteando limitar el número de participantes para no traer tanta gente”, advierte Manuel Padilla, principal organizador de la reunión, que se muestra partidario de instalar más asientos para los espectadores, “no ya por los deportistas, que cabían sin problemas, sino porque sus padres, abuelos y hermanos necesitan de una localidad cómoda y decente para acompañar a los judocas y que no tengan que permanecer de pie durante la competición”.

TE RECOMENDAMOS