Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 21/01/2022  

Arcos

Solidaridad inicia los pasos para asentarse en Arcos y la Sierra de Cádiz

El nuevo sindicato ligado a VOX se posiciona en favor de los trabajadores y de ‘lo español’ a ultranza frente a intereses extranjeros

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El representante del sindicato en Arcos y la Sierra, Antonio Palomar, junto al congresista Iván Espinosa.

Arcos y la Sierra contará con su particular representación del Sindicato Solidaridad, que desde una perspectiva claramente nacionalista se posiciona en defensa de los trabajadores de España.

El sindicato, que ya se encuentra implantado en el resto del país, apuesta así por la comarca a través del afiliado Antonio Palomar, afincado en Arcos desde hace años; localidad en la que hasta hace poco ejerció como coordinador de VOX. En este sentido, entre ambos proyectos -sindical y político- existe un claro paralelismo ideológico.

Por lo pronto, el sindicato ha celebrado su primera mesa informativa en la provincia aprovechando la presencia en Jerez de los portavoces en el Congreso Iván Espinosa y en el Parlamento andaluz Manuel Gavira, quienes intervenían en el evento organizado por el partido de Santiago Abascal. Ambos aplaudieron la implantación en la provincia del sindicato Solidaridad que ya supera el centenar de afiliados gaditanos.

Solidaridad se presenta a la sociedad con doce medidas: la defensa de la patria y de los derechos de los trabajadores frente a intereses extranjeros; acabar con “el expolio” fiscal a los autónomos que según el sindicato impide un salario digno a la clase trabajadora; crear el marco para favorecer que los trabajadores tengan hijos; que el Estado se haga cargo del cien por cien de las nóminas de trabajadores en casos excepcionales como el producido con la pandemia, y que los autónomos sean compensados por el Estado; facilitar el retorno de trabajadores españoles y limitar la llegada de migrantes a las necesidades del mercado laboral español; acabar con la inmigración ilegal que según el sindicato está promovida por las organizaciones no gubernamentales y determinados partidos políticos; la reindustrialización de España y la exigencia a las multinacionales del pago de todos los impuestos; la derogación de los tratados comerciales que el sindicato cree lesivos para los intereses de España; acabar con “la imposición” lingüística como condicionante en el mercado laboral; terminar con el gasto público sobre políticas que entiende como “ideológicas” y, por último, la fiscalización de las personas responsables del propio sindicato.

En grandes rasgos, ésta es la tarjeta de presentación del Sindicato Solidaridad que aspira a asentarse en Arcos y la Sierra.

TE RECOMENDAMOS