Andalucía

El ministro para la Diáspora de Israel: Sánchez es responsable de que haya "más víctimas"

Amichai Chikli afirma que el presidente español "alienta" con sus mensajes las "atrocidades" de Hamás

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El ministro para la Diáspora y el Antisemitismo israelí, Amichai Chikl -

El ministro israelí de Asuntos de la Diáspora y combate contra el Antisemitismo, Amichai Chikli, afirma que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es "uno de los peores" líderes políticos del mundo y lo considera incluso "responsable" de que haya "más víctimas" en la Franja de Gaza y se retrase la liberación de los rehenes, por iniciativas como la de reconocer a corto plazo el Estado palestino, un "premio" para el terrorismo a su juicio.

Chikli, uno de los líderes internacionales invitados este fin de semana al evento político 'Europa Viva 24' organizado por Vox en Madrid, afirma en una entrevista a Europa Press que "líderes como Sánchez hacen que la guerra (en la Franja de Gaza) dure más", porque "anima a Hamás a seguir luchando y da "esperanza" a otros actores de la zona como Hezbolá o Irán.

El ministro insiste en que el presidente español tiene "la brújula moral rota" y le reclama mayor solidaridad hacia Israel ante "las peores masacres contra judíos desde el Holocausto", en alusión a los atentados perpetrados el 7 de octubre. Unas 1.200 personas murieron y 240 fueron secuestradas en estos ataques, que desencadenaron una operación militar en Gaza que suma más de 35.000, según datos del Ministerio de Sanidad de la Franja, controlado por Hamás.

La lista de reproches incluye una supuesta falta de contundencia en la condena al ataque iraní de abril y la rueda de prensa ofrecida por Sánchez en el lado egipcio del paso de Rafá en noviembre y que, según Chikli, fue "contra Israel". Aspiraba, en su opinión, a "aprovecharse" de la liberación de los rehenes, hasta el punto de que no considera siquiera que Sánchez haya "visitado" Israel, porque "no basta con estar sólo físicamente".

De hecho, considera que su "amigo" Santiago Abascal fue "el único líder de un partido (español) que visitó el Estado de Israel después del 7 de octubre" y brindó un "claro mensaje de apoyo". A la pregunta de si Abascal sería de hecho mejor presidente que Sánchez, responde: "Eso es muy fácil".

EL RECONOCIMIENTO DE PALESTINA

El ministro israelí advierte de que hablar de reconocer ahora a Palestina implica que "un Estado puede nacer a través del terrorismo y la violencia" --va en contra de las potenciales "fuerzas moderadas" palestinas, señala-- e insta a Sánchez a "aprender más" para, por ejemplo, tener claro que la ideología islamista de Hamás equivale a la "yihad" que también defendían los terroristas del 11-M.

Asimismo, matiza que tampoco se puede alegar en este caso que "no se es pro Hamás sino pro Autoridad Palestina", porque los líderes de esta administración, responsable política de Cisjordania, no han condenado los atentados e incluso han llegado a describirlo como "una respuesta natural" a la ocupación.

"No podemos tener paz con una entidad que glorifica la yihad, la masacre de personas inocentes. No podemos firmar la paz con una entidad que paga dinero por cada terrorista" abatido por las fuerzas israelíes, afirma, para acto seguido apuntar que "tiene que haber un cambio profundo" antes de cualquier posible acercamiento. Recuerda la falta de avances tras los Acuerdos de Oslo: "No puedes coger a la bestia y convertirla en un príncipe".

Cree incluso que "ya hay una solución de dos Estados", entendiendo como tal el acuerdo de paz suscrito entre Israel y Jordania, donde "más del 70 por ciento de la población es palestina" en virtud de consideraciones coloniales derivadas del Mandato Británico, y pone en duda la reivindicación sobre Cisjordania, porque "los israelíes son los aborígenes de Judea".

"No me consta que haya ningún enclave arqueológico palestino en Judea y Samaria", ironiza, utilizando para ello el nombre bíblico de Cisjordania.

PROTESTAS EN UNIVERSIDADES

Chikli defiende sin tapujos la ofensiva israelí en Gaza y da por hecho que habrá un asalto a gran escala sobre Rafá, donde se agolpan más de un millón de gazatíes, en su mayoría desplazados de otra zona de la Franja. "No hay grandes diferencias entra Rafá y Jan Yunis. Es otra ciudad en la que hay muchos terroristas", argumenta.

Así, incide en que también desde Rafá se perpetran ataques contra objetivos israelíes y que la zona ha sido durante años punto de entrada para material bélico para Hamás. No cree en cambio que sea tan relevante en cuanto a ayuda humanitaria, pese a los avisos de organizaciones como la ONU, porque hay otros puntos de entrada --todos ellos controlados por Israel--.

El ministro no entiende por tanto movilizaciones como las convocadas en las últimas semanas en universidades de todo el mundo, también en España. Las ve "sin duda" como un ejemplo de "antisemitismo", entendiendo como tal la "demonización" de Israel y la utilización de términos como "genocidio".

Alega que, cuando se habla de la ofensiva israelí en la Franja, se aplica "un doble rasero", porque considera que Israel está aplicando en Gaza "las mismas prácticas" a las que recurrieron en su día las coaliciones internacionales contra Estado Islámico o Al Qaeda y actúa de manera "quirúrgica".

Es "la naturaleza del enemigo" la que le lleva a aprovecharse de "operar en zonas densamente pobladas, de utilizar escuelas" y hospitales", añade. El ministro advierte de que un hospital de Gaza "no es un hospital como los de Madrid", sino que puede servir como bastión de Hamás, que controla además una extensa red de túneles subterráneos.

"Es muy, muy difícil que haya una situación en la que no se vean afectados ciudadanos, pero ni un sólo ataque de Israel tiene desde el principio como objetivo a civiles", sentencia, defendiendo en este ámbito los trabajos para "evacuar" población de las zonas donde se van a llevar a cabo operaciones, como puede ser Rafá.

NO ES MOMENTO DE ELECCIONES

El futuro de la coalición de Gobierno está para el ministro israelí fuera de toda duda, ya que considera que el bloque que lidera actualmente Benjamin Netanyahu es "sólido" aunque no cuente en un determinado momento con los apoyos del opositor Benny Gantz, integrado en el gabinete de guerra tras los atentados de octubre.

Descarta la celebración de comicios anticipados, ya que "no sería bueno para Israel tener elecciones en mitad de una guerra". Espera, no obstante, que "la guerra termine cuanto antes", sin poner plazos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN