Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 19/10/2021

Málaga

Conduce sin carné, a gran velocidad y bajo el efecto de cinco drogas

Natural de Sevilla y vecino de Málaga, llegó a conducir a una velocidad que supuestamente hizo saltar un radar fijo a 160 km/h en una vía cuyo límite es 50

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen del radar.
  • Nunca se había sacado el permiso de conducir y tenía antecedentes por maltrato, quebrantamiento de condena, hurto o robo con violencia
  • La gran velocidad a la que circulaba le hizo perder el control en una rotonda y chocó contra el bordillo
  • Positivo en cocaína, opiáceos, meta anfetaminas, cannabis y anfetaminas

Agentes de la Policía Local de Málaga y de la Policía Nacional han detenido a un hombre, nacido en Sevilla y vecino de la capital de 41 años, como presunto autor de cuatro delitos contra la seguridad vial, ya que supuestamente conducía careciendo de permiso de conducción por no haberlo obtenido nunca, de forma temeraria, bajo los efectos de varias drogas y a excesiva velocidad.

Según han informado desde la Policía Local a través de un comunicado, en su huida de los agentes llegó a conducir a una velocidad que supuestamente hizo saltar un radar fijo a 160 kilómetros por hora en una vía cuyo límite es 50. A los anteriores delitos se suman los de desobediencia y resistencia a agentes de la autoridad en el momento del arresto.

El detenido cuenta con un amplio historial delictivo, constándole tres causas anteriores en Policía Local de Málaga por conducir careciendo de permiso, siendo la última del pasado año 2020, además de otros antecedentes motivados por delitos de maltrato, quebrantamiento de condena, hurto o robo con violencia e intimidación.

Los hechos comenzaron sobre las 05.45 horas, cuando agentes de la Policía Local de Málaga que prestaban servicio en vehículo con distintivos policiales patrullando por calle Ferrocarril del Puerto observaron un turismo circulando a gran velocidad y en sentido contrario al estipulado por calle Ayala, vía de sentido único.

En ese momento, señala la Policía, llegó a poner en concreto peligro al conductor de una motocicleta que circulaba correctamente y se vio obligado a maniobrar bruscamente para evitar una colisión frontal.

Los agentes activaron los sistemas acústicos y luminosos del vehículo policial, realizando señales claras e inequívocas al conductor del turismo para que detuviese su marcha, aunque este hizo caso omiso a tales indicaciones y pretendió darse a la fuga a gran velocidad.

Entonces, los agentes iniciaron una persecución en la que comprobaron que no atendía ninguna señal de tráfico, rebasando semáforos en fase roja, no respetando señales de 'Stop' o 'Ceda el paso' ni tampoco pasos de peatones.

En su recorrido, el individuo se dirigió a otras calles, rebasando un semáforo en fase roja, lo que obligó a los conductores de dos coches a frenar bruscamente para evitar colisionar, tras lo que continuó circulando por otras vías de la capital, siempre "a gran velocidad".

Posteriormente, tomó dirección hacia paseo marítimo, donde se encontró con un vehículo patrulla de Policía Nacional que, junto con otras unidades de ambos cuerpos, se sumaron en apoyo a la persecución, teniendo los agentes que apartar el vehículo policial rápidamente de la vía para evitar ser embestidos.

Tras ello, el individuo continuó su huida por calle Pacifico, donde hizo saltar el radar fijo allí ubicado, que marcó que circulaba a una velocidad de 160 kilómetros por hora, tratándose de una vía cuyo límite es de 50 kilómetros por hora, superando por tanto lo permitido.

Finalmente, la gran velocidad a la que circulaba le hizo perder el control en una rotonda y chocó contra el bordillo de la acera de la vía en la que estaba, saliendo rápidamente el conductor del vehículo, del que era único ocupante, para continuar su huida a pie. No obstante, fue interceptado de inmediato por los agentes que lo perseguían, ofreciendo una fuerte resistencia y agresividad hacia los mismos, que lo inmovilizaron y detuvieron.

Tras ello, los policías locales comprobaron que no portaba ningún tipo de documentación, ni personal ni del vehículo, por lo que realizaron gestiones a través de las cuales comprobaron que carecía de permiso de conducir por no haberlo obtenido nunca.

El hombre fue trasladado a dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga para ser sometido a las pruebas de detección alcohólica y drogas, arrojando un resultado negativo en las primeras, y positivo en las segundas, en concreto en cocaína, opiáceos, meta anfetaminas, cannabis y anfetaminas.

Posteriormente, el informe del ensayo de confirmación de drogas de abuso en saliva corroboró el resultado positivo en las sustancias como morfina, codeína, 6-acetilmorfina (uno de los tres metabolitos activos de la heroína), MDA (tenamfetamina), Benzoilecgonina, cocaína, THC (tetrahidrocannabinol), nordiazepam y diazepam.

En cuanto al vehículo también tenía pendientes varias denuncias administrativas motivadas por exceso de velocidad o acceder a zonas excluidas al tráfico rodado, entre otras. El coche fue inmovilizado y trasladado al depósito municipal de vehículos, no figurando el detenido como titular del mismo.

COMENTARIOS