Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 26/10/2021

Sociedad

Un guardia civil fuera de servicio evita la sustracción de 170.000 euros en un banco

El detenido contaba con un amplio historial policial por la comisión de hechos delictivos con similar modus operandi en otros puntos del territorio nacional

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Operación 'Cogoteros'.

Un guardia civil, fuera de servicio, perteneciente al Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almansa, con el apoyo de componentes del Puesto de la misma localidad, han detenido a una persona de nacionalidad colombiana, de 44 años de edad y vecino de Madrid, como presunto autor de un delito de hurto al descuido, en grado de tentativa, y otro de pertenencia a organización criminal.

El detenido contaba con un amplio historial policial por la comisión de hechos delictivos con similar modus operandi en otros puntos del territorio nacional, figurándole 20 alias distintos y seis señalamientos judiciales en vigor.

Los hechos tuvieron lugar cuando un guardia civil fuera de servicio se disponía a utilizar el cajero automático de una entidad bancaria almanseña, observando junto a la entrada a dos personas que le llamaron especialmente la atención, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Curiosamente ambas se encontraban en actitud vigilante, mirando constantemente hacia el interior de la entidad a la vez que utilizaban sendos auriculares conectados a sus teléfonos móviles.

Sospechando que podría tratarse de la actuación de algún grupo dedicado a los hurtos en entidades bancarias entró en la sucursal y observó la llegada de dos vigilantes de seguridad portando sacas de dinero y tras ellos estas mismas personas que continuaban con los auriculares conectados a sus teléfonos móviles, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Mientras uno de ellos se ocultaba tras una columna, el otro permanecía de pie con una tarjeta de crédito en las manos, no realizando ninguna operación en los dos cajeros automáticos del interior de la sucursal que se encontraban vacíos, detectando el agente del Cuerpo como estas personas permanecían expectantes a los movimientos de los vigilantes de seguridad.

Cuando se disponían a actuar, el guardia civil avisó a los vigilantes de la sucursal dirigiéndose seguidamente hacía estas personas, saliendo uno de ellos corriendo hacía la calle mientras el agente le gritaba "alto Guardia Civil deténgase", logrando detener a la segunda, mientras esta manifestaba incongruencias, no dando una explicación lógica de su presencia en el lugar.

EN OTRAS DOS ENTIDADES MÁS

Tras la detención, uno de los vigilantes afirmó haber visto a esta persona en al menos otras dos entidades bancarias de Almansa esa misma mañana, recordando como en una de ellas gentilmente se ofreció para abrirle la puerta de acceso a la sucursal.

Personados efectivos uniformados de la Guardia Civil de Almansa en la entidad bancaria se procedió a la plena identificación del detenido, comprobando 'in situ' que se trataba del integrante de un grupo de "cogoteros" al que le constaban, numerosos antecedentes policiales por la comisión de hurtos al descuido y hasta seis señalamientos judiciales en vigor.

Al encontrarse del detenido en situación irregular, pendiente de una orden de expulsión del territorio nacional con prohibición de entrada en territorio Schengen, fue trasladado hasta el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia, quedando a la espera de la ejecución de la orden.

Durante la instrucción de las diligencias en dependencias policiales se pudo comprobar como a esta persona le constaban 20 alias diferentes, siendo objeto, años atrás, de un orden de expulsión de España.

Entre los 'modus operandi' utilizados por los denominados 'cogoteros' se encuentra el de realizar seguimientos a los furgones de seguridad encargados del transporte de caudales entre las diferentes entidades bancarias, al objeto de detectar en cuales de ellas realizan entregas de dinero.

Una vez elegida la entidad financiera, actúan entre 3 y 5 miembros del grupo, dedicándose uno de ellos a distraer a los empleados mientras otro accede a los mostradores de la oficina para sustraer las sacas dejadas por la empresa de seguridad, de forma momentánea, antes de ser introducidas en la caja fuerte, aprovechando el tiempo de retardo de apertura.

Otro popular delito cometido al descuido por los "cogoteros" es el del pinchazo del vehículo, consistiendo básicamente en vigilar a una persona que realice una extracción de dinero en una sucursal bancaria, seguirla hasta su propio vehículo, al que previamente los delincuentes le han deshinchado o pinchado una de sus ruedas, ofreciéndose dos de ellos para reparar la avería, aprovechando otro miembro del grupo para cuidar sus pertenencias o el bolso donde lleva el dinero, que al final acaban en sus manos.

Las diligencias policiales, instruidas por efectivos del Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almansa, junto con el detenido, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Almansa, en funciones de guardia.

Las investigaciones policiales continúan abiertas, por lo que la Guardia Civil no descarta que se produzcan nuevas detenciones o resulten investigadas más personas relacionadas con los hechos o que formen parte de la organización investigada.

TE RECOMENDAMOS