Andalucía

La Junta apuesta por lo local y regional ante el cambio global

La lucha contra el cambio climático, eje de la Cumbre del Clima de Copenhague, tiene en los ámbitos regional y local una de las piezas fundamentales en las políticas de sostenibilidad y calidad ambiental. Éste ha sido uno de los ejes principales de la participación de Andalucía en la Cumbre.

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, junto a la presidenta de la Diputación de Huelva en Copenhague. -
La lucha contra el cambio climático, eje de la Cumbre del Clima de Copenhague, tiene en los ámbitos regional y local una de las piezas fundamentales en las políticas de sostenibilidad y calidad ambiental. Éste ha sido uno de los ejes principales de la participación de Andalucía en la Cumbre del Clima, donde se han puesto en valor los resultados tanto del Plan de Acción por el Clima puesto en marcha por la Administración autonómica como del pacto local andaluz, al que ya se han adherido más de la mitad de los municipios andaluces.

Cinta Castillo, consejera andaluza de Medio Ambiente, fue la encargada de exponer ante el Comité de las Regiones Europeas las medidas de mitigación y colaboración institucional puestas en marcha en Andalucía contra el cambio climático, así como el nuevo Plan de Adaptación, pionero en España y que supone un ejemplo de buenas prácticas en sostenibilidad ambiental.

En lo que se refiere al ámbito autonómico, Castillo destacó el esfuerzo realizado por la Junta, primero, al evaluar la vulnerabilidad de los sectores socioeconómicos de la comunidad para determinar medidas de acción inmediatas referentes a recursos básicos de la región como el agua, el suelo o la energía, y posteriormente, al reflejarlos en el en 2007 un Plan de Acción por el Clima que, con 140 medidas de mitigación, en las que están implicados todos los departamentos del Gobierno andaluz, ya han contribuido a evitar en el primer año de aplicación del plan la emisión de cuatro millones de toneladas de CO2 mediante la movilización de recursos económicos y la planificación de actuaciones.

El segundo pilar frente al cambio climático se encuentra en el ámbito local, lo que hace posible adaptar las diferentes políticas a las peculiaridades de cada territorio y a su perfil económico. La estrategia andaluza, según explicaba Cinta Castillo, se establece con el pacto local andaluz, al que ya se han adherido 437 de los 771 municipios que posee la Comunidad.

Este pacto es la fórmula más asequible e inmediata para contribuir de forma directa a la lucha global y cuenta con una novedosa herramienta llamada “huella del carbono”, que permite a los ayuntamientos conocer sus emisiones de gases de efecto invernadero y realizar así un diagnóstico de la situación, con un seguimiento efectivo para adaptar las medidas a la realidad de cada municipio en ámbitos como el planeamiento urbano, el transporte y mobilidad, la gestión energética y de residuos o la sensibilización de los ciudadanos.

El pacto local es un referente, según defendió la consejera, en la coordinación e interacción institucional para hacer más efectivas las políticas frente al cambio global, que se ve reflejado en otra de las iniciativas impulsadas por el Gobierno andaluz, como es el Programa de Sostenibilidad Urbana Ciudad 21, implantado en 231 municipios que ya han puesto en marcha 585 actuaciones en las que se han invertido 36,5 millones de euros.

Además, la Consejería de Medio Ambiente también trabaja con el sector industrial mediante un sistema de acuerdos voluntarios donde las empresas se comprometen a realizar una auditoría anual para evaluar las emisiones generadas por sus instalaciones y actividades para así diseñar y aplicar un plan de reducción, basado en el ahorro y la eficiencia energética. La iniciativa contempla la compensación de las emisiones generadas por su actividad a través de su participación en proyectos de reforestación y de conservación de la naturaleza.

Por último, con respecto a las acciones de mitigación, Castillo recordó que Andalucía es la primera región del mundo en energía termosolar de concentración, es una potencia en las eólicas e incluso la energía que obtiene a partir de la biomasa es un tercio del aprovechamiento nacional de esa fuente. En este sentido, el Plan de Sostenibilidad Energética de Andalucía contempla que en el 2012, el 20% del consumo de energía primaria procederá de fuentes renovables.

Observatorios

La voluntad de la Junta es incrementar la capacidad de adaptación mediante la mejora del conocimiento puesta al servicio de la sociedad, motivo por el que ha propuesto crear una red autonómica de Observatorios de Cambio Global -que ha sido muy valorada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)- con el encargo concreto de generar conocimiento y ponerlo al servicio de la sociedad

Entre las tareas que tendrán estos observatorios se encuentra la de definir y elaborar indicadores clave de seguimiento de cambio global a partir de la combinación de seguimiento de datos climáticos y biológico/ecológicos.

Además, se pretende contribuir a la creación de información estadística consolidada de seguimiento del cambio global.

A partir de ella, se contribuirá a la detección y recomendación de líneas de investigación prioritarias en este campo.

Este proyecto se sustenta sobre la base de los Observatorios de cambio global existentes en los espacios naturales de Andalucía: Glochamore en Sierra Nevada, y la Estación biológica Doñana. Además, se integrarán los sistemas naturales del subdesierto de Almería y del Estrecho.

Una estrategia para minimizar los efectos negativos

La consejera de Medio Ambiente también presentó en Copenhague el Plan Andaluz de Adaptación al Cambio Climático que la Junta va a poner en marcha en breve para minimizar en el territorio andaluz los efectos negativos del cambio climático, diseñando actuaciones que permitan operar sobre recursos claves (agua, suelo o energía), fomentado la eficiencia y el ahorro o, en el caso del suelo, a luchar contra la erosión y la desertificación.

Este plan, que es pionero en España, ha sido distinguido por la Comisión Europea y la Agencia Europea de Medio Ambiente como ejemplo de buenas prácticas.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN