Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 16/10/2021

Curioso Empedernido

Todo sale bien

Nos encontramos centrados y relajados, sacudiéndonos el pasado y dejándolo atrás para siempre

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Juan Antonio Palacios.

Parece mentira, pero cuando todo sale bien podemos respirar tranquilos. Seguir nuestro propio ritmo y no avanzar al son que nos toquen. Damos carpetazo al periodo de incertidumbres e inseguridades en el que lo había pasado realmente mal.

Nos encontramos centrados y relajados, sacudiéndonos el pasado y dejándolo atrás para siempre. Habíamos recuperado un diálogo rico con nosotros y con los demás . Sus decisiones eran positivas y fructíferas y no necesitaba medirse continuamente como si estuviera en una competición sin fin, en el que su sentido de la obligación y la responsabilidad estuviese siendo sometido a prueba.

Había descubierto el potencial que encerraba y aprendido a quererse un poco más, lejos de lo trágico y lo patético, todo le salía bien., y las cosas resultaban más fáciles de lo que en un principio creía, con calma y sentido del humor, y encontrando en el camino todos los mecanismos que alegraran su vida.

Eran buenos tiempos para cumplir sus deseos, permaneciendo relajado y sin pretender complacer a todo el mundo. Estaba siempre dispuesto a eclosionar , desarrollarse y crecer, e incluso cuando se encontraba perdido o desorientado , siempre se hallaba dispuesto a buscar una salida.

Sabia administrar bien sus posibilidades. No tenía nada que temer y se sentía más poderoso de lo que realmente hubiera imaginado. Sin esconder la cabeza, sino dando la cara desde la razón a la emoción, sin contaminarse por las noticias falsas ni obsesionarse por los desmentidos.

El ambiente que le rodeaba era armónico y de convivencia. Se sentía inspirado y su voz interior le empujaba hacia la sabiduría que en muchos momentos había anhelado, y aunque estaba seguro de que era una ensoñación, también sabía que siempre había un tiempo para darse un capricho o permitirse un pequeño lujo.

Todo le estaba saliendo bien y los resultados empezaban a verse aunque fuera lentamente , haciéndole ver la vida con más optimismo , combinando fantasía con realidad, sin dejarse llevar por las dudas , superando contradicciones y saliendo airoso de los asuntos que le salían al camino.

Su agenda echaba humo y tenía que aprender a priorizar . No podía permitirse perder el tiempo. Respiró hondo y paró, pensó , procesó y prosiguió.. Además sin dictámenes y sentencias , sin iras e intolerancias , no entró en provocaciones que solo pretendían sacarle de quicio.

Estaba empezando a vislumbrar cual iba a ser su futuro , distinto y nuevo, que aunque no sabíamos a ciencia cierta pero que intuíamos. Necesitábamos quitarnos el caparazón de encima y ser capaces de expresar nuestros más profundos sentimientos.

Debemos ser cuidadosos en el trato con los demás y no herir su sensibilidad. Nuestras ilusiones se pueden perder en un proyecto al que le dedicamos demasiado tiempo sin obtener resultados. Si seguimos pensando en positivo , continuará la racha de buena suerte.

Nuestros esfuerzos tienen muchas posibilidades de ser premiados con el éxito. Las rivalidades inevitables, nos  iban a permitir darnos cuenta de nuestra valía sin falsas humildades , estando seguros de nosotros mismos para facilitarnos nuevos contactos y superando los miedos para conseguir los objetivos que nos habíamos propuesto.

Todo le iba a salir bien,  entre encantado y fascinado , sin dejarse invadir por personas tóxicas y envidiosas podría vivir aventuras apasionantes e increíbles.
              

COMENTARIOS