Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 21/09/2021

Mundo

Argentina, preocupada por la variante Delta, quiere acelerar segundas dosis

El aumento de casos detectados de variante Delta en Argentina eleva la incertidumbre por el devenir de la situación epidemiológica en el país

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Argentina.

El aumento de casos detectados de variante Delta en Argentina eleva la incertidumbre por el devenir de la situación epidemiológica en el país, mientras se empieza a vacunar a los menores de edad con enfermedades previas y se avanza en los estudios para combinar vacunas de diversas marcas ante el déficit de segundas dosis de la Sputnik-V.

La provincia de Córdoba, en el centro del país, es por ahora la más afectada por la variante Delta, después de que a finales de la semana pasada se reportaran 14 casos, todos ello relacionados con un pasajero procedente de Perú, que entró en Argentina el 19 de julio.

En la ciudad de Buenos Aires se detectaron dos casos confirmados de esta variante sin nexo epidemiológico conocido con viajero, y la jurisdicción está realizando la investigación para determinar el origen de la cadena de transmisión.

"De confirmarse la ausencia de nexo epidemiológico, constituirían los primeros casos no relacionados con viajeros en el país y esto se produce tres meses después de haber detectado en Argentina el primer caso de variante Delta en un viajero", destaca el comunicado oficial.

MÁS SEGUNDAS DOSIS

Las autoridades sanitarias confían en poder aumentar el ritmo de vacunación, sobre todo las segundas dosis de aquellas personas que todavía no recibieron la pauta completa, para frenar la propagación de la variante Delta.

"Agosto debe ser el mes de las segundas dosis. Es necesario fortalecer este concepto y tener un salto cuantitativo lo más rápido posible ante la situación variante Delta", aseguró la ministra argentina de Salud, Carla Vizotti.

Vizzotti agregó que "las vacunas que lleguen de AstraZeneca y Sinopharm se van a destinar a completar esquemas", mientras que en cuanto a la rusa Sputnik-V, la única de las que tiene el país cuyos dos componentes son diferentes, la estrategia pasa por aumentar la producción local.

"Argentina contará con alrededor 3 millones de vacunas producidas en nuestro país, a partir del lunes estará el primer millón, y la cuarta semana de agosto, con los controles de calidad, seguramente habrá 1.6 o 1.7 millones de dosis más. Esperamos también tener noticias para recibir más dosis de la Federación Rusa", agregó la ministra.

La intención del Gobierno pasa por priorizar la inoculación de segundas dosis, principalmente en la población de riesgo, sobre la difusión de primeras dosis a más personas.

"En este momento, sanitariamente es más importante completar el esquema de vacunación de una persona mayor de 50 años, que iniciar un esquema de vacunación en un adolescente sano, desde el punto de vista de riesgo de hospitalización o muerte", señaló.

COMBINACIÓN DE VACUNAS

Una de las posibilidades que manejan las autoridades es la de combinar vacunas de diferentes proveedores, una opción que, según Vizzotti, cuenta con el aval de la comunidad científica.

"Hay datos muy importantes que avalan la teoría de que la intercambiabilidad de vacunas inclusive puede estimular más a nuestro sistema inmunológico y generar más anticuerpos" dijo.

Mientras, las jurisdicciones siguen avanzando en su plan de vacunación, y ayer, martes, comenzaron a vacunar a adolescentes de 12 a 17 años con factores de riesgo en la mayor parte de su territorio, con la dotación de vacunas Moderna que fueron donadas por Estados Unidos.

Según cálculos oficiales, la población de 12 a 17 años en Argentina es de aproximadamente 4,25 millones de personas y estima que entre el 20 % y el 25 % de este grupo puede tener comorbilidades.

El ministerio argentino de Salud prevé una población objetivo inicial de 900.000 adolescentes, siendo necesarias 1,8 millones de dosis para asegurar el esquema completo de vacunación.

Los adolescentes que tendrán prioridad para vacunarse, según la información oficial, son aquellos que sufren diabetes, obesidad grado 2, enfermedad cardiovascular crónica, desnutrición grave, enfermedad renal crónica, enfermedad respiratoria crónica, enfermedad hepática, que viven con VIH.

LA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN

Según los últimos datos oficiales, en Argentina, cuya población ronda los 45 millones de personas, hasta la fecha se aplicaron un total de 32,9 millones de dosis.

25,4 millones de personas recibieron al menos una dosis, mientras que 7,5 millones obtuvieron la pauta completa.

Desde que se inició la campaña en diciembre, Argentina recibió 42.601.930 vacunas, de las cuales 14.768.000 corresponden a Sinopharm; 11.868.830 a Sputnik V, (9.375.670 del componente 1 y 2.493.160 del componente 2); 9.941.100 a las de AstraZeneca y Oxford cuyo principio activo se produjo en la Argentina; 3.500.000 a Moderna; 1.944.000 a AstraZeneca por el mecanismo COVAX de la OMS y 580.000 a AstraZeneca-Covishield. 

COMENTARIOS