Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 16/09/2021

Mundo

El "traidor a la patria" es Daniel Ortega, responden esposas de líderes detenidos

Victoria Cárdenas y Berta Valle, las esposas de dos de los siete aspirantes presidenciales nicaragüenses detenidos, rechazaron este miércoles ser "traidoras"

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Daniel Ortega.

Victoria Cárdenas y Berta Valle, las esposas de dos de los siete aspirantes presidenciales nicaragüenses detenidos, rechazaron este miércoles ser "traidoras de la patria", como las acusa el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega, a través de la Fiscalía.

El Ministerio Público, en representación del Estado de Nicaragua, inició en la víspera una investigación contra Cárdenas y Valle por presuntamente atentar "contra los derechos del pueblo y la sociedad nicaragüense" durante una visita a Washington.

"Solo hay un traidor a la patria y es Daniel Ortega", dijo en una videoconferencia de prensa Cárdenas, esposa del aspirante presidencial opositor Juan Sebastián Chamorro, quien hoy cumple 50 días detenido.

El mandatario nicaragüense "ha abusado, amenazado y asesinado a nuestro pueblo" y "ha hecho todo lo posible para consolidar su poder y ha pisoteado repetidamente la Constitución de Nicaragua y las obligaciones internacionales", remarcó.

ABOGARON POR LIBERACIÓN DE "PRESOS POLÍTICOS"

Explicó que las reuniones que sostuvieron en Washington fueron para abogar por la liberación de sus esposos y de los más de 100 "presos políticos", por la democracia y los derechos humanos de los nicaragüenses.

"Traidora a la patria por pedir saber si mi esposo sigue vivo, por pedirle a Daniel Ortega que respete nuestra Constitución y el derecho internacional, por atreverme a soñar con un futuro en que todos los nicaragüenses puedan vivir de manera pacífica y digna", criticó.

Por su lado, Valle dijo que era cuestión de tiempo para que el Gobierno de Ortega también las "atacara" a ellas, por defender a sus maridos y a los "presos políticos".

"Denunciamos (en Washington) las violaciones a los derechos humanos de nuestros esposos, especialmente al debido proceso. Ellos han sido desaparecidos, sin acceso a sus abogados y la lista sigue y sigue", argumentó.

A su juicio, la investigación que ha iniciado la Fiscalía en contra de ellas "no es una muestra de fuerza, sino de debilidad".

"Si Daniel Ortega está molesto porque estamos abogando por la liberación de los presos políticos, lo que debe hacer es liberar a los presos políticos", agregó.

PIDIERON A BIDEN UTILIZAR "TODOS LOS MECANISMOS DISPONIBLES"

Cárdenas y Valle llegaron la semana pasada a Washington para exponer la situación de sus esposos Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga, respectivamente, detenidos el pasado 8 de junio bajo acusaciones de las autoridades de "incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos" de Nicaragua, extremo que ambas rechazan.

En Washington pidieron al presidente de EE.UU., Joe Biden, que utilice "todos los mecanismos disponibles" para lograr la liberación de los "presos políticos" y se dé paso a una transición democrática en el país centroamericano.

Según el Ministerio Público, ambas sostuvieron "varias reuniones con senadores, congresistas y otros funcionarios del Gobierno de Estados Unidos en las que solicitaron utilizar mecanismos de presión en contra de Nicaragua" y, por tanto, "existen claros indicios de que han atentado contra la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo".

La Fiscalía citó para esa investigación la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, y el Código Penal.

Esa polémica ley, promovida por el Ejecutivo y aprobada con carácter urgente por la Asamblea Nacional, de mayoría sandinista, en diciembre pasado, cataloga los "traidores a la patria" y los inhabilita a optar a cargos públicos.

Casi una treintena de dirigentes opositores han sido detenidos en los últimos dos meses por el presunto delito de "traición a la patria" a menos de cuatro meses de las elecciones, en las que Ortega, que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, buscará extender su mandato por cinco años más.

COMENTARIOS