Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 22/09/2021

Expositor

'Envido a lo grande'

El precio de la luz se dispara, pulverizando el alivio por la rebaja del IVA. Suben, con desmesura, las temperaturas: una de esas olas de calor sahariano...

Publicado: 25/07/2021 ·
21:13
· Actualizado: 25/07/2021 · 21:13
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Felipe Sicilia (derecha) y Juan Francisco Serrano, en la comparecencia de Juan Espadas.
Autor

Manuel Expósito

Director general de Gestión de Medios Jiennenses

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política de la semana en Jaén y provincia

VISITAR BLOG

El precio de la luz se dispara, pulverizando el alivio por la rebaja del IVA. Suben, con desmesura, las temperaturas: una de esas olas de calor sahariano, propias de julio -18 de julio, Dragón Rapide-, que parecieran concebidas para que los pobres chorreen pobreza, de día y de noche, por los cuatro costados. Ni pasados cuarenta y tantos años de la muerte de Franco logra subvertirse aquel orden injusto. No fue un golpe de estado, sostienen todavía, hoy ya sin careta, algunos ex ministros de la misma UCD que erigióse en adalid de la reconciliación durante la prostituyente/constituyente Transición. El Consejo de Ministros aprueba la nueva Ley de Memoria Democrática que criminaliza toda apología del franquismo que humille a las víctimas. En los cementerios municipales de Linares, Andújar, Úbeda y Martos, cabeceras de partido judicial, se conservan lacerantes fosas comunes atestadas de republicanos represaliados, fusilados en los primeros compases de la posguerra. A finales de enero de 2014, el Consejo de Gobierno de la Junta declaró estos enterramientos colectivos lugares para la memoria, obligando a los ayuntamientos competentes a garantizar su identificación. 7 años más tarde, aún en alguno de ellos, la señalética democrática resulta difusa y el propósito laudatorio, quimérico. Y no es cortina de humo. Nada que ver, pues, con la legítima y urgente crítica por la subida de la luz.

La pandemia afecta ya globalmente a la salud mental de la plebe. Un disloque que llegó para quedarse, a largo plazo y gran alcance. Desde la ansiedad por la posibilidad de contagiarse, al impacto psicológico por el autoaislamiento. Unos son mucho más miedosos que antes y a otros se les va la olla con demasiada facilidad. La inquietud por el cambio. Nadie habla, a ciencia cierta, de ferias de verano en formato estándar, sino, en el mejor de los supuestos, de ferias light, limitadas y asimétricas. El Ayuntamiento de Jaén acordaba el jueves suspender su feria de San Lucas, aunque prometiendo, a cambio, alternativas lúdico-culturales y parque de atracciones en el recinto ferial ‘Alfonso Sánchez Herrera’. El estío de la triple ‘uve’ –verano, vacunación y veinteañeros- dará paso a un otoño que se estrenará entre interrogantes, en Jaén, del 22 al 25 de septiembre, con la celebración de una atípica edición de Expoliva. Confiemos en que el maldito bicho no nos la chafe.

Entretanto, en los cenáculos políticos de la Sevilla de juntas y revueltas, de ratas y mutis por el foro, de juanmas y bendodos, de fuegos y rescoldos, se refuerzan los liderazgos de dos juanes con posibles. En la catarsis reduccionista que experimenta Ciudadanos, Juan Marín acapara, con el beneplácito de la lideresa Inés Arrimadas, el poder en Andalucía. No todo está perdido. El Centro de Estudios Andaluces le otorga 7 diputados en una cita inminente con las urnas. El nuevo panorama empuja a Mónica Moreno, parlamentaria por Jaén, en su día, por obra y gracia de Fran Hervías, arrimadista acérrima, a abandonar la secretaría de Acción Institucional, número ‘2’ regional, de facto. Juan Marín, así, se consolida una enormidad en la adversidad, y Miguel Moreno con él. Cambios en el grupo parlamentario. Envido. Teresa Pardo por Sergio Romero en la portavocía y el jiennense Enrique Moreno en lugar de Fran Carrillo en la secretaría general del grupo.

Por su parte, en el PSOE andaluz, llegado el 23 de julio, Juan Espadas, proclamado por aclamación –sin oposición- flamante secretario general, anunciaba, envido a 20, la dirección orgánica que le acompañará desde el minuto ‘0’ –paritaria, 40 años de media-, coordinada por Felipe Sicilia. Ya avancé en el ‘Expositor’ del 12 de julio, ‘Hurtado lampedusiano’, que “La ascendencia del dúo Bolaños-Lastra podría catapultar a Felipe Sicilia en el nuevo staff”, y lo hace como enviado plenipotenciario de Ferraz al nuevo psoísmo sureño. Quien ríe último... No es ningún secreto que el otro paisano que forma parte de esa selecta veintena de dirigentes, Juan Francisco Serrano, no le hubiera hecho ascos al puesto de Felipe, pero, honestamente, ¿qué más podría pedir Paco Reyes a Juan Espadas en el punto de partida de su héjira? Dos de Jaén, Ángeles Férriz y Felipe Sicilia, copilotando la rejuvenecida nave del PSOE-A, y un tercero, Juanfran, metido ya en cabina. Paco templa y manda, por más que algún hooligan descontrolado de Sicilia propalase en junio la estratagema del ‘susto o trato’ de cara al mes de los muertos y el congreso provincial. Reyes  tiene claro que este será su último mandato: 4 años y a la reserva. En Hurtado, José Latorre cogería el testigo de Jacinto Viedma en Organización, secundado por una joven dirigente procedente del municipalismo. Un proceso congresual con cita federal a mediados de octubre, regional el 6 y 7 de noviembre, y, muy poco después, la provincial. Una suma de imprevistos, conforme a lo previsto. Envido a lo grande.

COMENTARIOS