Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 28/10/2021

Absit Invidia

Poder político: Sevilla o Madrid

Andalucía necesita líderes sensatos y con autonomía para la toma de decisiones en el ámbito institucional, por supuesto, pero también en el orgánico

Publicado: 02/07/2021 ·
17:46
· Actualizado: 02/07/2021 · 17:46
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ferraz.
Autor

Pedro García Vázquez

Pedro García es periodista. Director de Informativos de 7 Televisión y Publicaciones del Sur

Absit Invidia

Con la esperanza de ser entendido por lo que pone, y por lo que no. Eso sí, sin ánimo de ofender ni en castellano, ni en latín

VISITAR BLOG

Andalucía sigue perdiendo influencia. Los centros de poder de las grandes empresas arraigadas en la región andaluza están en Madrid, donde pagan sus impuestos aunque el empleo y las emisiones se queden aquí. En la cosa pública, los modelos estatutarios y reglamentarios de los grandes partidos confieren a los organismos federales una última palabra que puede ser correctora de las decisiones regionales. Lo hemos comprobado en el PSOE. Es el federal quien tiene la última palabra a la hora de confeccionar las listas y modificar los tiempos de primarias y periodos congresuales. El ejemplo más claro y rotundo estuvo en la elaboración de las candidaturas para las generales del 28A. Aquel recordado “tomo nota” de Susana Díaz cuando Ferraz le deshizo sus listas para incluir sanchistas en los puestos de salida.

Génova.

Ahora, lo estamos viendo en el PP andaluz. Será Génova quien tome la última palabra a la hora de decidir quién será el candidato a la Alcaldía de Sevilla. Y vaya la que se está liando. La presidenta del PP sevillano, Virginia Pérez, hace mejores migas con Madrid que con San Telmo. Se ha propuesto que José Luis Sanz cambie la casa consistorial de Tomares por la de la Plaza Nueva pese a que Patricia del Pozo es la preferida por Juanma Moreno.

Más allá de nombres, de gustos, de siglas y de peleillas internas prefiero que las cosas de Andalucía se deciden en nuestro terruño, máxime cuando en Madrid la crispación y el frentismo campan a sus anchas y aquí se está imponiendo una manera de hacer las cosas digna de elogio.

El presidente de la Junta busca la moderación y la encuentra, aunque continúe siendo rehén de la extrema derecha. Y el efecto Espadas, del que hablara Ángeles Férriz en la sesión de control parlamentaria, también es loable. Su propuesta de diálogo, pero sobre todo saber escenificar una salida digna para Susana Díaz pese a las voces que le reclamaban una muerte política para la todavía secretaria general, hablan de la capacidad de empatizar por parte del todavía alcalde de Sevilla.

Andalucía necesita líderes sensatos y con autonomía para la toma de decisiones en el ámbito institucional, por supuesto, pero también en el orgánico.

TE RECOMENDAMOS