Quantcast
El tiempo en: Andalucía
17/10/2021

Andalucía

Clover Biosoft, inteligencia artificial que salva vidas

La empresa granadina ha encontrado la manera de reducir el tiempo para el diagnóstico en enfermedades causadas por gérmenes como bacterias u hongos

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Luis Mancera Pascua de 43 años es el fundador y CEO de Clover Biosoft desde hace 5 años.

Luis Mancera es el CEO (director ejecutivo) y fundador de Clover Biosoft, una empresa emergente granadina que gracias a la innovación ha encontrado la manera de reducir el tiempo para el diagnóstico en enfermedades causadas por gérmenes como bacterias u hongos, algo vital para combatir enfermedades como la sepsis  en las que el factor tiempo es decisivo para salvar vidas. Además, su software de inteligencia artificial aplicable a las máquinas de diagnóstico puede abaratar costes y se adapta también perfectamente a las necesidades de clínicas y laboratorios y no sólo grandes hospitales.

¿Qué es Clover Biosoft?

–Clover Biosoft es una startup (empresa emergente) andaluza con sede en Granada que aplica la Inteligencia Artificial para desarrollar métodos de diagnóstico rápidos y de bajo coste a enfermedades infecciosas causadas por bacterias resistentes a antibióticos. Como indica el Plan Nacional de Resistencia a Antibióticos, el desarrollo de bacterias resistentes constituye una de las amenazas más serias para la salud pública; las bacterias multirresistentes causan 33.000 muertes al año en Europa y generan un gasto sanitario adicional de unos 1.500 millones de euros.

Somos una empresa privada no participada por ningún otro grupo o empresa internacional, cuyo mercado se distribuye por varios continentes. Tenemos clientes españoles y por la unión europea, pero también en Estados Unidos y en Asia.

¿A qué retos tuvo que enfrentarse Clover Biosoft y cuáles han sido sus logros?

–La empresa se fundó a principios de 2016 con la vuelta de uno de los dos socios fundadores a Granada después de trabajar en el extranjero algunos años. Desde el principio se instaló en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS), que ha sido un gran apoyo para Clover Biosoft y un entorno ideal para su crecimiento.

El primer gran reto era conseguir colaboraciones con hospitales para poder desarrollar nuestras herramientas con conocimiento directo de los potenciales clientes. Afortunadamente, los hospitales con los que contactamos se mostraron muy interesados y pronto empezamos diferentes proyectos de investigación, principalmente con el Hospital Gregorio Marañón y el Complejo Universitario Hospitalario de La Coruña. Más tarde es de destacar también los proyectos que realizamos con el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

En 2018 la empresa consiguió tres grandes logros que empezaron a ponernos en el mapa. Por una parte, se le concedió un proyecto H2020 ACTTiVAte, financiado por la Unión Europea, que ayudó enormemente a pasar de los prototipos iniciales a tener productos desarrollados comercialmente. Por otra parte, quedamos primer finalista en la modalidad de iniciativa emprendedora de AJE Granada. Por último, pero enormemente importante, fue nuestra aceptación en el programa de aceleración Minerva de Vodafone/Junta de Andalucía. Este programa le dio un vuelco a nuestra forma de ver el negocio y fue un revulsivo para empezar a construir una empresa más sólida.

En 2019 conseguimos financiación europea con un proyecto Instrument Pyme, que también fue importante para nuestra expansión por Europa. Así fue como en 2020, a pesar de las dificultades presentadas por la pandemia que estamos viviendo, conseguimos seguir adelantando nuestros proyectos y realizamos nuestro primer estudio de viabilidad clínica liderado por la doctora Marina Oviaño de La Coruña en el que participaron más de 10 hospitales.

¿Cómo surgió la Idea?

–La idea surgió cuando los fundadores trabajaban juntos en una empresa fabricante de instrumentación médica. Por una parte, detectamos la necesidad que tienen los hospitales de métodos de diagnóstico cada vez más rápidos y baratos, y del cuello de botella que se produce cuando hay que extraer toda la información posible sobre una bacteria causante de una infección. Detalles como la subespecie concreta a la que pertenece o qué resistencias a antibióticos presenta son claves para dar un tratamiento eficaz al paciente. Por otra parte, nos dimos cuenta que los instrumentos que se estaban fabricando producían datos mucho más ricos en información de lo que de verdad se aprovechaba en las bases de datos comerciales para identificar bacterias.

Así fue como aprovechamos nuestros contactos en hospitales como el Royal Free Hospital de Londres o el Gregorio Marañón para construir herramientas informáticas donde la información médica es la base del conocimiento aplicado a los algoritmos de IA.

¿A qué innovación le dais mayor importancia?

–Entre nuestros proyectos más innovadores está la detección de las bacterias Klebsiellas, productoras de carbapenemasas, una de las bacterias resistentes que más problemas producen en nuestro país; o la identificación de resistencias a sulfanilamida en Aspergillus fumigatus, uno de los hongos más difíciles de identificar correctamente. Estos trabajos han sido recogidos  ya en publicaciones científicas  y en revistas de muy alto impacto como la Clinical Microbiology and Infection.

¿Qué habéis conseguido con estas innovaciones?

–Gracias a nuestros proyectos innovadores, la empresa se encuentra ahora en una posición inmejorable para conseguir la aprobación para uso clínico de estas herramientas. Pero la innovación no es sólo científica, también se nota en la creación de modelos de negocio innovadores, que sean capaces de romper los moldes de un mercado dominado por grandes multinacionales. Estos competidores tienen modelos muy rígidos y pensados para las capacidades de los grandes hospitales. Nuestras herramientas se pueden adaptar a datos analíticos provenientes de cualquier fabricante, y nuestras herramientas web con modelos de negocio de pago por uso son asequibles para cualquier centro hospitalario.

¿Cómo le ha afectado la crisis Clover Biosoft o en general a la economía empresarial?

–En Clover Biosoft nos consideramos muy privilegiados porque la crisis no nos ha afectado tanto como a otras empresas. Pero desde luego la COVID está teniendo su impacto. Desde la derivación de recursos en los hospitales para lidiar directamente con la pandemia hasta la cancelación de eventos internacionales donde realizar contactos productivos, son muchas las facetas con las que todas las empresas luchamos hoy en día.

Lo que esta situación ha dejado muy claro es la necesidad vital de contar con métodos de diagnóstico de enfermedades rápidos, baratos y con una alta capacidad de realizar el mayor número de análisis por día, y eso son características en las que nuestras herramientas resaltan por encima de otras alternativas. Esperamos que los gobiernos e instituciones europeas sepan ver esta necesidad e invertir y apoyar a empresas que llevamos años intentando empujar los límites del diagnóstico para llevarnos al futuro lo antes posible.

¿Cómo valora el papel del la administración pública; ¿ayuda, pone trabas, valora la labor empresarial?

–La administración pública tiene un valor fundamental para cualquier campo empresarial. El eterno debate de si ayuda más que pone trabas nunca acabará, pero realmente la administración tiene el gran reto de contentar a todos, y ya se sabe que eso es imposible.

Aunque nos duela, hay que admitir que emprender en Andalucía tiene el escollo adicional de no ser una región donde sea fácil encontrar a inversores interesados en empresas de base tecnológica, y más difícil aún en el campo biomédico.

Lo que sí es cierto es que en los últimos 15 años se ha avanzado infinitamente. Ahora contamos con entornos como empresariales, como el PTA en Málaga o el PTS en Granada, que eran sueños cuando yo estudiaba la carrera. Además, hay programas como Minerva, organizaciones empresariales como OnGranada, instituciones como Extenda o eventos como Medinbio. Todo eso es un salto adelante muy importante que poco a poco va consiguiendo que el peso de las empresas de base tecnológica en la región vaya aumentando lenta pero constantemente.

Luis Mancera. CEO de Clover Biosoft

Luis Mancera Pascua de 43 años es el fundador y CEO de Clover Biosoft desde hace 5 años. Nacido en una familia de matemáticos, se formó en Ingeniería Superior en Informática en la Universidad de Granada, donde obtuvo su tesis doctoral en Ciencias de la Computación en 2008. Tiene una amplia experiencia internacional en centros de prestigio como el CERN (Ginebra, Suiza) o la Universidad de Cambridge (Reino Unido). Ha trabajado también tanto en startups granadinas como Era7 IT o IActive IT como en grandes empresas internacionales como Shimadzu (Japón).

 

Ficha de la empresa

nombre  Clover Bioanalytical Software, S.L.

año de fundación  2016

sede  Parque Tecnológico de la Salud. Avenida del Conocimiento, 41, 18016, Granada

sector productivo  Biotecnología, informática

empleados  7

facturación 300.000 €/año

web www.cloverbiosoft.com

redes sociales www.instagram.com/cloverbiosoft

www.twitter.com/cloverbiosoft

www.linkedin.com/clover-bioanalytical-software

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

En la vanguardia de la investigación biomédica desde Andalucía

La resistencia de las bacterias a los antibióticos es un problema grave para la salud, sólo en Europa en un año estas bacterias multiresistentes causan 33.000 muertes y tiene un coste sanitario de 1.500 millones de euros. En los casos en los que se presenta es vital para asegurar la vida y reponer la salud del paciente contar con un diagnóstico certero de la bacteria causante de la enfermedad, con detalle incluso de la subespecie de que se trata,  y además esto ha de hacerse rápido porque una sepsis causada por estas bacterias pueden acabar con la vida de una persona en poco tiempo si no se trata a con el antibiótico adecuado. Las actuales máquinas encargadas de hacer el diagnóstico son lentas  en muchas ocasiones porque han de  analizar millones de datos y descartar mucha información. Para solucionar este problema nació la empresa granadina Clover Biosoft.

 Luis Mancera es un doctor en informática que  junto con otro socio fundador conoció este problema trabajando para una empresa fabricante de las máquinas de análisis y se propusieron crear una aplicación informática que usando la inteligencia artificial consiguiera tratar de modo más eficiente los datos y un resultado preciso y rápido. La aplicación de Clover Biosoft es capaz de conseguir un diagnóstico certero en cuestión de minutos  en lugar de horas o incluso días y, además, a un menor coste.  

A pesar de las dificultades que llegaron con la pandemia la empresa hoy esta consolidada y en expansión y son muchos los laboratorios y hospitales  por toda  Europa que están utilizando su aplicación, algo que ha hecho posible no sólo la innovación en el producto sino también el modelo de negocio elegido, ya que al introducir un pago por uso esta tecnología es asequible para cualquier hospital o laboratorio y también permitirá su extensión a otro campos como la agricultura o el procesado de alimentos.

Es muy interesante ver como la informática y las nuevas tecnologías se pueden aplicar a todos los campos. Esta innovación que contribuye decisivamente a mejorar la salud e incluso salvar vidas es  un programa informático de análisis de datos  que se vale de la  inteligencia artificial, es decir de la capacidad de autoaprendizaje de la herramienta para generar resultados diagnósticos más precisos y rápidos. Y también resulta alentador ver como profesionales  formados en universidades andaluzas son capaces de estar a la vanguardia de la investigación a nivel internacional y del emprendimiento para crear riqueza y empleo contribuyendo, también,  a la salud y la vida de las personas.

 

COMENTARIOS