Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 17/06/2021

Córdoba

Julio Anguita, galardonado por Córdoba, ciudad que reconocía con los ojos tapados

Los familiares de Julio Anguita han recibido este domingo el título de hijo adoptivo que le concedió el pasado 30 de julio el Ayuntamiento de Córdoba

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Los familiares de Julio Anguita han recibido este domingo el título de hijo adoptivo que le concedió el pasado 30 de julio el Ayuntamiento de Córdoba, la ciudad que creía que podía "reconocer con los ojos tapados", según ha rememorado su viuda, Agustina Martínez Caño, en el acto de entrega.

Su hija Ana Anguita Parrado, en nombre de los hijos del primer alcalde de la actual etapa democrática de Córdoba y hermana de Julio, el periodista que murió en Irak cuando iba empotrado en las tropas de Estados Unidos, ha agradecido que la ceremonia fuese en el Gran Teatro, el edificio que la gestión del gobierno municipal de su padre evitó que fuese víctima de la piqueta y bajo cuyo mandato pasó a propiedad municipal.

Fue su sucesor en la Alcaldía, Herminio Trigo, presente en el acto como el resto de los regidores que lo sucedieron -Manuel Pérez, Rafael Merino, Rosa Aguilar, José Antonio Nieto e Isabel Ambrosio-, quien inauguró la rehabilitación del teatro, un hecho que motivó a Ana Anguita a recordar unas palabras de su padres: "Hay que tener un proyecto de ciudad aunque como alcalde no llegues a verlo realizado".

Julio Anguita, que fue coordinador general de IU y varias veces candidato a la Presidencia del Gobierno, ha sido distinguido como hijo adoptivo porque por circunstancias familiares había nacido en 1941 en Fuengirola (Málaga), aunque siempre llevó a la ciudad de la que fue alcalde como referencia, hasta el punto que decía que durante su etapa política en Madrid habitaba en la capital del Estado pero que vivía en Córdoba.

La entrega, a la que asistieron, además de Ana, sus hijos Juan Antonio y Carmen, se ha hecho coincidir con el primer aniversario de su muerte, fruto de la dolencia cardíaca que arrastraba desde que sufrió un infarto en Barcelona en la campaña de las elecciones generales de 1993, en un momento en que el confinamiento motivado por el estado de alarma hizo imposible, según destacó hoy el alcalde José María Bellido (PP), que "muchos cordobeses se pudiesen despedir de él como deseaban".

Bellido ha señalado que "con total humildad, con absoluto respeto y algo de nerviosismo también" deseaba que "con este emotivo acto", que tuvo el aforo limitado por la situación sanitaria, Anguita recibiese "el homenaje y cariño que muchos cordobeses querían darle".

Para el hoy alcalde de Córdoba, Julio Anguita "trabajó en aquello que más nos importa a quienes tenemos la responsabilidad de gobernar la ciudad, el interés general de Córdoba y de nuestros vecinos" y ha aludido que, "entre sus logros", está el impulso al reconocimiento de la Mezquita-Catedral como Patrimonio Mundial por parte de la Unesco en 1984, la primera de los cuatro reconocimientos de esta índole con los que cuenta hoy la capital cordobesa.

Su convicción, su firmeza, la generación de espacios de debate y de "encuentro necesario" a su paso por el Parlamento de Andalucía y en el Congreso de los Diputados fueron destacados también como características de la acción política de Julio Anguita, de quien el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, había dicho antes del acto que fue "un dirigente político muy querido en sus filas y muy respetado en los partidos que no eran los suyos, lo que resume perfectamente el ejemplo que nos dio".

Para Bendodo, que estuvo en la ceremonia junto al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, Anguita era "un político de los que hoy haría muchísima falta en el panorama nacional de nuestra clase política", elogios que también expresaron el coordinador general de IU Andalucía, Toni Valero, la portavoz de Izquierda Unida, Sira Rego, y el secretario general del PCA, Ernesto Alba, también presentes en Córdoba.


"Córdoba es una ciudad plural, donde se respeta y se reconoce el trabajo de nuestros hijos más ilustres entre los que, sin duda alguna, se encuentra Julio Anguita", ha señalado José María Bellido, para quien hoy ese un día para "reivindicar esa pasión y ese compromiso por situar Córdoba en el lugar que se merece" como la que ejerció Anguita como alcalde y el resto de su vida política. 

COMENTARIOS