Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 12/05/2021

Andalucía

La Junta comienza por las transmisiones patrimoniales con la "bajada masiva" de impuestos

El ITP pasa de los tipos del 10, 9, y 8% a uno único lineal del 7%, mientras el gravamen general para actos jurídicos documentados disminuye del 1,5% al 1,2%

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Bendodo y Marín.

El Gobierno andaluz ha aprobado este martes una rebaja del impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP) a un tipo único lineal del 7 %, la primera medida de lo que califica como una "bajada masiva" de impuestos que supondrá dejar de recaudar 329 millones de euros y beneficiará a cuatro millones de andaluces.

La decisión del Ejecutivo andaluz se produce un día después de que los dos partidos que forman parte del Gobierno -PP y Ciudadanos-, pactaran con Vox bajar los impuestos en la comunidad, una rebaja que afectará al IRPF, al Impuesto de Patrimomio y a los tributos sobre el juego, además de al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos.

Según ha señalado en rueda de prensa el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, de Ciudadanos, la rebaja del ITP se ha adelantado para no paralizar el sector económico ligado a la compra y venta de vivienda y el resto de reformas en la fiscalidad se abordará en el Parlamento autonómico.

El ITP pasa de los tipos del 10, 9, y 8 % a uno único lineal del 7 %, mientras el gravamen general para actos jurídicos documentados disminuye del 1,5 % al 1,2 %.

Marín ha puesto como ejemplo que para un inmueble de 180.000 euros la cuota actual a pagar serían 14.400, mientras con la reducción al 7 % se pagarían 12.600, con un ahorro de 1.800 euros, mientras en el caso de una plaza de garaje de 24.000 euros pasaría de 1.920 a 1.680, lo que supone 240 euros menos.

Esta segunda reducción de impuestos supondrá para la Junta dejar de ingresar 329 millones (de ellos 223 por el decreto aprobado este martes), aunque, según Marín, el impacto económico positivo podría llegar a los 1.000 millones, ya que ha asegurado que cada euro que se deja de recaudar tiene un impacto de "dos o tres".

El Ejecutivo andaluz reducirá así todos los impuestos cedidos a la comunidad autónoma, ahora con este primer decreto y posteriormente, para inicios de 2022, lo hará con una bajada del resto de tasas, que deberán ser aprobadas en el Parlamento.

El difícil encaje que siempre tiene la "foto" de los acuerdos entre estos tres partidos ha supuesto que en el Parlamento se hayan registrado dos iniciativas, por separado pero iguales, una de PP y Cs, que según Marín se hace "como gobierno", y otra de PP y Vox que respondería al acuerdo de investidura entre ambas formaciones.

Marín ha agradecido a Vox su apoyo y ha asegurado que Cs habla y dialoga constantemente con esta formación.

Por su parte, el portavoz del Gobierno andaluz y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ha destacado que con estos acuerdos se impulsa "la segunda bajada masiva de impuestos" de la legislatura y que Andalucía en dos años "pasa de ser un infierno fiscal a una autopista para la inversión".

Después de adelantarse ayer lunes en el anuncio del acuerdo, Vox se ha arrogado este martes la bajada de impuestos y ha calificado de "esperpento" la actitud de Ciudadanos por negarse a firmar la reforma de Vox y PP y suscribir otra con los populares de igual contenido.

El presidente del grupo parlamentario de Vox, Manuel Gavira, ha pedido al presidente de la Junta, Juanma Moreno, que reconozca que "quien aporta estabilidad" al Gobierno andaluz es Vox.

Mientras la Confederación de Empresarios de Andalucía ha valorado la reducción de la presión fiscal en un "momento idóneo" en el que hay que diseñar la estrategia para estimular la economía tras la pandemia, los grupos de la oposición han planteado sus reticencias.

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha puesto en duda esta bajada y ha dicho que esperará a conocer "la letra del enésimo anuncio que hace el Gobierno andaluz y que normalmente queda en nada".

Ha agregado que si al final se produce la bajada de impuestos será el "reconocimiento" de que ha habido un superávit de 900 millones de euros porque a la Junta "le ha sobrado dinero que ha llegado del Gobierno de España y que no ha gastado en ayudas a la hostelería, los comercios o la sanidad pública".

Por su parte, IU ha advertido de que Andalucía irá "con el paso cambiado" frente a las recomendaciones "de organismos internacionales que no son bolcheviques ni socialcomunistas" para subir los impuestos a los más ricos.

COMENTARIOS