Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 07/05/2021

Sevilla

La Policía precinta un karaoke con 81 personas en un polígono de Sevilla

Los agentes se encontraron a muchos sin mascarillas, fumando tabaco y cachimbas y sin respetar la distancia de seguridad

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La Policía Local de Sevilla ha precintado un karaoke situado en una nave industrial del polígono Carretera Amarilla con 81 personas en su interior, entre ellos nueve menores, sin respetar la distancia de seguridad, muchos sin mascarillas, fumando tabaco y cachimbas y consumiendo bebidas alcohólicas sobrepasando el límite de restricción horaria establecido por el estado de alarma.

Según informa Emergencias Sevilla en sus redes sociales, consultadas por Europa Press, la intervención tuvo lugar sobre las 00.45 horas del pasado domingo cuando agentes de la Policía Local detectaron que en una de las naves de la calle Transporte, en el Polígono Industrial Carretera Amarilla, se concentraban gran cantidad de vehículos estacionados y se oían música y cánticos en su interior.

Al acceder al interior, los agentes comprobaron que se trataba de una actividad que dispone de diferentes salas para realizar karaokes, juegos de mesa y apuestas, al tiempo que se consumen comida y bebidas alcohólicas.

En las diferentes salas del local se contabilizaron en total 81 personas, nueve de ellas menores de 10 a 15 años de edad, sin respetar la distancia de seguridad, muchos sin mascarillas, fumando tabaco y cachimbas, así como consumiendo bebidas alcohólicas. Además las salas carecían de ventilación, lo que aumenta el riesgo de contagio por Covid-19.

Los agentes formularon denuncias individuales a cada una de las personas asistentes por los incumplimientos detectados sobre las medidas sanitarias. El local, que ya fue precintado hace unos años, quedó nuevamente precintado entre otras causas por dispensar alcohol a menores de edad.

Según la Policía Local, en el establecimiento se alquilaban salas por grupos y en la planta alta se alquilaban habitaciones para pernoctar en el lugar. Todas las personas que estaban en el establecimiento son vecinos de Sevilla y de origen chino.

El delegado de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha vuelto a apelar a la responsabilidad individual para evitar un incremento en los contagios y ha destacado la importante labor de la Policía Local para detectar este tipo de comportamientos.

COMENTARIOS