El tiempo en: Andalucía
11/04/2021

Málaga

Detenido por agredir a agentes de la Policía cuando celebraba una fiesta con 12 personas

Los agentes acudieron a una vivienda de la barriada de La Palma, en Málaga capital, en la que se celebraba de madrugada una fiesta con una docena de personas

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Policía Local Málaga.
  • Cuando los agentes llegaron, escucharon frases irrespetuosas hacia ellos y amenazas de muerte
  • El arrestado, de 35 años, comenzó a dar manotazos y a decir "os voy a dar en la cabeza como le estoy dando a la puerta como hagáis llorar a mi niña"
  • Asimismo, le propinó un manotazo en la cara a uno de los agentes y otro a su compañero, "incitando el odio de los presentes a que lo ayudasen"

Un hombre de 35 años ha sido detenido por la Policía Local en Málaga por haber agredido supuestamente a los agentes que acudieron a su casa, donde celebraba de madrugada una fiesta a la que asistían una docena de personas.

Los hechos ocurrieron sobre las 4:10 horas del pasado 31 de marzo en una vivienda situada en la barriada La Palma de la capital malagueña, desde la que trascendía música y voces de un elevado número de personas, según ha informado este jueves la Policía en un comunicado.

Al llegar, los agentes escucharon frases irrespetuosas hacia ellos y amenazas de muerte y, mientras se acercaba hasta el lugar otra unidad en apoyo, abrió la puerta un hombre que no llevaba ni mascarilla ni camiseta, que comenzó a dar manotazos y a decir: "os voy a dar en la cabeza como le estoy dando a la puerta como hagáis llorar a mi niña".

El hombre mostró en todo momento una "actitud sumamente agresiva y desafiante", y fue sujetado por tres personas que estaban en el interior de la vivienda que intentaban calmarlo sin éxito.

En un momento dado, comenzó a darse golpes con sus propios puños a la vez que amenazaba de muerte a los agentes, tras lo que entró en la vivienda de la que luego salió con una niña de unos 2 años en brazos.

Entre tres acompañantes le arrebataron la menor y lo introdujeron nuevamente en la vivienda, pero poco después volvió a salir y le propinó un manotazo en la cara a uno de los agentes, y otro a su compañero cuando se dispuso a mediar, "incitando al resto de los presentes a que lo ayudasen".

Ante estos hechos, los policías lo detuvieron como presunto autor de un delito de amenazas graves, atentado y resistencia a agentes de la autoridad, mientras otros agentes trataban de contener a varias personas que intentaban evitarlo.

En la actuación, los agentes observaron que dentro de la vivienda había doce o trece personas, algunas de ellas menores de edad.

Por ello, el detenido fue denunciado además por el incumplimiento de varias medidas preventivas respecto a la covid-19 como no hacer uso de mascarilla y la celebración de fiestas en un espacio privado en el que se produzcan aglomeraciones, que al tratarse de menos de quince personas, sería una infracción leve.

COMENTARIOS