Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 23/04/2021

Córdoba

Un tesoro califal excepcional hallado en internet

El Museo Arqueológico de Córdoba expone hasta el próximo junio el llamado "Tesoro de la Amarguilla", un "excepcional" conjunto de piezas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Patricia del Pozo.

El Museo Arqueológico de Córdoba expone hasta el próximo junio el llamado "Tesoro de la Amarguilla", un "excepcional" conjunto de piezas de orfebrería de la época califal cordobesa del siglo XI y cuyo hallazgo ha sido posible tras las búsqueda a través de internet y las redes sociales.

Una foto de una de las piezas ofreciéndola al mejor postor en una página web de compraventa alertó a un arqueólogo de Córdoba, quien dio cuenta a los agentes policiales que velan por la protección del rico patrimonio de este país y éstos, tras una investigación a contrarreloj, pudieron recuperar en Baena (Córdoba) un tesoro único de 623 piezas de alta calidad.

Según explica el subinspector de la Policía adscrita a la Junta de Andalucía, Joaquín Gómez, la investigación de inició hace justo un año al aparecer en las redes sociales una foto de las piezas y, tras las primeras pesquisas, las actuaciones se llevaron a cabo en las localidades cordobesas de Lucena, Luque y Baena.

Durante ese tiempo se tomó declaración a varios ciudadanos y el cerco se estrechó hasta un vecino de Baena, quien condujo a los investigadores hasta una nave industrial donde guardaba el tesoro que, según su testimonio, había hallado oculto casualmente en la finca de la Amarguilla, de ahí el nombre que ha adquirido la colección.

El último objetivo de la investigación era "evitar la posibilidad de que dichas piezas pudieran entrar a formar parte del comercio ilegal", según relata orgulloso el subinspector Gómez, quien se ha mostrado firme partidario de reforzar el Grupo de Investigación de Patrimonio Histórico de Córdoba debido al importante legado que guarda esta provincia.

El tesorillo destaca por su "abundancia" y está compuesto por una colección de 623 piezas del siglo XI, entre las que resalta una estrella de David de seis puntas; 98 obras de oro, plata y plata sobredorado; 14 cuentas de cuarzo y cristal de roca; 4 cuentas cilíndricas de coral rosa; 476 aljófares, perlas irregulares, que forman brazaletes; pendientes o anillos.

Antes de su exposición, se ha llevado a cabo un "minucioso estudio y trabajo para recuperar las piezas que estaban en muy mal estado" y que ha contado con una inversión de 15.000 euros, según ha resaltado la delegada de Cultura de la Junta de Andalucía en Córdoba, Cristina Casanueva.

Por su parte, la directora del Museo Arqueológico de Córdoba, María Dolores Baena, ha explicado que las técnicas de estudio han permitido situar cronológicamente el conjunto "en los comienzos del siglo XI", con probabilidad el resultado de una ocultación hecha en tiempos de convulsiones políticas y militares, como la de la 'fitna' (guerra civil) de finales del Califato Omeya".

Puede que se trate del tesoro califal mejor conservado de los dieciséis de los que se tienen constancia en todo el mundo, de ahí su valor excepcional y que, una vez concluya su exposición temporal, pasará a formar parte de la rica colección histórica del museo cordobés.

En este tesorillo destacan, en primer lugar, dos pares de ajorcas, uno para las muñecas y otro más grande para, seguramente, los tobillos o los brazos.

Las cuatro piezas son cilíndricas, con los extremos apuntados simulando cabezas de aves en las pequeñas y conos simples en las mayores y el cuerpo formado por una cinta plana torcida, mientras que también destacan dos pares de arracadas de filigrana de oro, un par de forma acampanada y otro de contorno ligeramente semicircular invertido.

Pero sin duda, una de las joyas del tesoro es la estrella de seis puntas dorada, algo "único" que le confiere un "valor extraordinario" al conjunto y que hace pensar que las piezas fueron propiedad de un judío acaudalado de la zona que enterró una colección ahora hallada por un arqueólogo desenterrando una a una las páginas de compraventa que se encuentran en internet. 

COMENTARIOS