Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 20/04/2021

La escritura perpetua

Amor musical

La actriz malagueña Rocío Madrid actúa en el musical ‘Lo nuestro estaba cantado’, en el teatro Amaya de Madrid, con ojos de mujer fatal

Publicado: 10/02/2021 ·
12:32
· Actualizado: 10/02/2021 · 12:32
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Los protagonistas de 'Lo nuestro estaba cantado’.
Autor

Luis Eduardo Siles

Luis Eduardo Siles es periodista y escritor. Exdirector de informativos de Cadena Ser en Huelva y Odiel Información. Autor de 4 libros.

La escritura perpetua

Es un homenaje a la pasión por escribir. A través de temas culturales, cada artículo trata de formular una lectura de la vida y la política

VISITAR BLOG

La actriz malagueña Rocío Madrid actúa en el musical ‘Lo nuestro estaba cantado’, en el teatro Amaya de Madrid, con ojos de mujer fatal. La obra cae a plomo sobre sus hombros y los de Víctor Massán, su compañero de reparto. Lo sobrellevan y salen victoriosos de esta deliciosa obra dulcemente amarga, de aristas suaves, de giros insospechados, de risas tristes, de alegre tristeza, con esas vueltas a toda velocidad en la acción en las que es un consumado especialista el autor, el dramaturgo Ignasi Vidal, que lee el alma humana como nadie y describe las debilidades y fortalezas de sus personajes con puño firme y delicada comprensión. Lo demostró en la deslumbrante ‘El plan’, una pieza llena de desasosiego con un inesperado final sobrecogedor. Ignasi Vidal puede escribir un texto underground u otro comercial sin modificar el Word en la pantalla de su ordenador.  

Rocío Madrid, decíamos, exhibe en ‘Lo nuestro…’ vis cómica, descaro, habilidad para colocar las frases, y una llamativa melodía andaluza en el habla. Y buena voz cuando canta. Su poderío físico y escénico pudiera hacer recordar en ocasiones a los viejos espectadores a las mejores vedettes de revista de hace años (aunque tal vez ella no haya visto ninguno de aquellos espectáculos). La obra, con dos inesperados giros finales, uno dramático y otro hacia la comedia, tal vez éste como homenaje a una inolvidable serie televisiva, cuenta la historia de una pareja que se queda encerrada en el ascensor de los juzgados tras declarar ante el juez que tramita el divorcio. Frente al magistrado discuten sobre la custodia del hijo o sobre cómo se reparten “la casa, el coche, la casa del pantano…”. En el ascensor llegan a decir: “-Parece que nos odiamos. -Más aún, delante del juez parecía que era odio puro lo que sentimos…”. Lo habitual, sí, pero la acción, entre canciones, música y saltos al pasado, volará hacia inquietantes terrenos insospechados. Incluso ambos escucharán la voz de Dios, que es Carlos Latre imitando, entre otros, a Boris Izaguirre. En la tarde del estreno, el viernes, la platea acogió a numerosos famosos con mascarilla y distancia de seguridad. Se acabaron los habituales fortísimos y sonoros abrazos entre intérpretes en los estrenos. Allí estaban Paz Padilla o Boris Izaguirre. Rocío Madrid fue en su día la reportera de ‘Crónicas Marcianas’. En ‘Lo nuestro…’ es Daniela, “abogada y regidora municipal”. Que comentará con Joel, su ex: “La cagamos cuando decidimos casarnos, como todo el mundo”. Si hubieran sabido que el amor era eso.

COMENTARIOS