El tiempo en: Andalucía
Miércoles 24/02/2021

Málaga

El Melillero niega haber arrojado ácido a su exnovia y a la amiga en Málaga

Asegura que "jamás" hubiera deseado ese resultado para ella, extremo que mantendrá en su declaración ante el juzgado especializado en violencia sobre la mujer

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Ingresado en la prisión de Alhaurín de la Torre, no tiene contacto con el resto de reclusos debido a las medidas preventivas del Covid
  • El investigado está preocupado por su situación y ha rechazado comer en algunos momentos "quizás como señal de protesta"

El Melillero, supuesto autor del ataque con ácido contra su exnovia y otra mujer, niega los hechos y asegura que "jamás" hubiera deseado ese resultado para ella, extremo que mantendrá en su declaración ante el juzgado especializado en delitos de violencia sobre la mujer.

El presunto atacante de las dos jóvenes tiene previsto comparecer en los próximos días ante el titular del Juzgado de Violencia 3 de Málaga para la ratificación del ingreso en prisión y de la calificación penal provisional.

Fuentes cercanas al entorno del investigado ha indicado a Efe que desde el primer momento ha negado los hechos y que cuando declaró en los juzgados de Fuengirola insistió en ello ante la jueza al tiempo que afirmó que "jamás" hubiera deseado algo así para ella.

José Arcadio D.N., alias el Melillero, de 26 años, ingresó este lunes en prisión provisional por orden del Juzgado de Instrucción número 2 de Fuengirola, que calificó los hechos como dos delitos de tentativa de homicidio y se inhibió en favor del juzgado especializado en delitos de violencia sobre la mujer.

El Melillero está ingresado en la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) y según las fuentes no tiene contacto con el resto de reclusos debido a las medidas preventivas de la covid, que le obligan a estar en aislamiento unos días.

Las fuentes han asegurado que el investigado está preocupado por su situación y que ha rechazado comer en algunos momentos "quizás como señal de protesta".

Su entorno espera que cuando se levante el secreto puedan resolver ciertas dudas que tienen sobre la declaración de las dos jóvenes ya que consideran muy importante determinar si afirmaron que estaba relacionado con el incidente o que fue el autor material así como las circunstancias que rodearon su detención y lo incautado en los registros.

Los problemas con la justicia le vienen desde que era menor y tampoco ha sido la primera vez que ha tenido problemas con sus parejas, en agosto del 2016 ya tuvo un incidente con una novia anterior, con la que tiene un hijo.

En aquella ocasión, el sospechoso sobre las 5.00 horas del 14 de agosto del 2016 se encontró con la víctima en una discoteca de Marbella y tras pedirle explicaciones por el motivo de encontrarse allí se produjo una discusión, la agredió, le dio un puñetazo en la cara y la tiró al suelo, donde la agarró por el pelo y la arrastró por los escalones de la discoteca y la agredió.

En días posteriores, el acusado le pidió perdón por teléfono y le dijo que quería ver al hijo que tenían en común, pero ante la negativa de ella la volvió a llamar otra vez, pero por un número oculto, y la injurió y vejó. Por esta causa será juzgado el próximo 27 de enero.

Tras cuatro días de fuga ha demostrado que tiene sangre fría al volante y no le asusta la velocidad y aunque se ha visto acorralado en diferentes ocasiones por la Guardia Civil y la Policía ha intentado huir y estar fugado durante años.

Los investigadores mantienen que es un hombre violento con un amplio historial delictivo que pronto fue conocido por sus actos en la localidad de Fuengirola (Málaga) en la que vivía y le constan más de una veintena de reseñas policiales.

Su afición por los coches le ha hecho tener al menos cinco sentencias por conducir sin permiso, entre mayo de 2013 y 2016, y también ha estado inmerso en varios procedimientos por delitos de la misma naturaleza y donde se le aplica la circunstancia agravante de multirreincidencia y se le piden diferentes penas de prisión.

Además tiene numerosas causas por tráfico de drogas, maltrato, amenazas, robo con fuerza e intimidación, contra la seguridad vial y pertenencia a grupo criminal, entre otros.

COMENTARIOS