El tiempo en: Andalucía
Lunes 01/03/2021

El Puerto

Rafael Muñoz Leonisio, entre firmantes manifiesto militares

Acusan al Gobierno de aceptar "los desprecios a España, las humillaciones a sus símbolos, el menosprecio al Rey y los ataques a su efigie"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Rafael Muñoz Leonisio.
  • Los firmantes, al menos 271, reiteran su lealtad al rey como mando supremo de las Fuerzas Armadas

El jefe de la Policía local de El Puerto de Santa María, Rafael Muñoz Leonisio, teniente de infantería de Marina en la reserva que fue investigado por insultos en sus redes sociales, es uno de los firmantes de un manifiesto en el que se alertaba de un supuesto "deterioro de la democracia".

El documento, suscrito por generales, oficiales, legionarios y soldados, se desmarca de otras iniciativas similares, como el contenido de un chat privado difundido por medios de comunicación, pero comparte "las mismas inquietudes" que sus compañeros de sendas promociones del Ejército del Aire y de la Academia de Tierra han expresado por carta al presidente del Parlamento Europeo y al rey.

Acusan al Gobierno de aceptar "los desprecios a España, las humillaciones a sus símbolos, el menosprecio al Rey y los ataques a su efigie" y de "permitir violentas algaradas independentistas y golpistas con petición de indultos a condenados por sedición, así como conceder favores a terroristas con el consiguiente menosprecio a sus víctimas", entre otras cosas.

Los firmantes, al menos 271, reiteran su lealtad al rey como mando supremo de las Fuerzas Armadas.

En cuanto a Rafael Muñoz, en mayo la Subdelegación del Gobierno de Cádiz se dirigió a la Policía Nacional para que analizara si eran delito los comentarios que vertía en sus redes sociales animando a los vecinos a participar, en pleno confinamiento, en caceroladas contra el Gobierno, aunque estas no estuvieran permitidas.

En su cuenta de Facebook, el responsable de una plantilla de 120 policías municipales llamaba "borracho loco" al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y hacía chistes burlándose de los gays utilizando la figura del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La Policía Nacional archivó después las diligencias contra él y el Ayuntamiento portuense, gobernado por el PP, anunció la apertura de un expediente porque entendió que como integrante esencial de un servicio público debía "dar ejemplo a la ciudadanía", aunque le ha mantenido después como jefe de la Policía Municipal, según fuentes próximas al caso.

COMENTARIOS