Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 19/04/2021

Detenido un joven en Chipiona por alertar de atentados terroristas

Avisó por teléfono de la colocación de bombas en el Ayuntamiento o la casa del alcalde. El detenido, de 24 años, realizaba las llamadas en nombre de la banda terrorista ETA

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Efectivos de la Guardia Civil pertenecientes a la Comandancia de Cádiz han detenido a un vecino de Chipiona como presunto autor de un delito de amenazas, ya que , al parecer, y según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, el joven habría realizado varias llamadas telefónicas avisando de la colocación de artefacto explosivos en nombre de la banda terrorista ETA, lo que habría provocado en todos los casos la activación de los correspondientes procolos por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La detención del individuo tuvo lugar el pasado lunes sobre las dos de la tarde, cuando la Guardia Civil procedió a la detención de J. A. P. P. , de 24 años de edad y residente en Chipiona, acusado de un delito de amenazas en nombre de la Organización Terrorista ETA.



AMENAZAS DE MUERTE

El chipionero detenido llegó a realizar hasta seis llamadas alertando sobre la colocación de una bomba o artefacto explosivo en diferentes ubicaciones, como el Ayuntamiento de Chipiona, la casa del alcalde de la localidad, Manuel García, o de uno de los concejales de la corporación, José Moreno, así como el Santuario de Regla.

En total, el joven llegó a realizar seis llamadas alertando de la colocación de artefactos explosivos en estas ubicaciones. En el caso del Santuario de Regla, la llamada se produjo justo coincidiendo con la celebración de las fiestas patronales de la Ciudad del Moscatel, lo que llevó a los agentes a extremar las precauciones de seguridad. No obstante, el mayor dispositivo activado, según relató ayer a este periódico el primer edil de Chipiona, se produjo el 20 de agosto, en plena temporada estival de mayor afluencia de personas en la localidad, cuando se recibió una llamada en nombre de ETA alertando sobre la colocación de una bomba en la casa del alcalde socialista. “Mi mujer y mi hija fueron trasladadas a la Jefatura local de la Policía y recuerdo que el dispositivo fue espectacular por el rastreo que realizaron las unidades caninas y los agentes que se instalaron en las azoteas de las viviendas anexas”, recordaba García, quien había tenido noticias de la detención del individuo por parte de la Guardia Civil y que cataloga el hecho como algo “muy desagradable” que, a su juicio, “creo que tiene un trasfondo político”.

Otra de las llamadas del individuo se dirigían hacia uno de los concejales del consistorio chipionero, José Moreno, a quien según ha confirmado la Guardia Civil “se llegó a amenazar de muerte”.

Las investigaciones de la Guardia Civil descartaron desde un principio cualquier relación de los autores de estas llamadas con la organización terrorista ETA, aunque apuntan a que “la gravedad de los hechos reside en la confusión y la alarma social que este tipo de acciones genera aún no materializándose dicha amenaza”.

El detenido ha quedado en libertad con cargos ya que tras su detención el pasado lunes confesó ser el autor material de las llamadas.

RESPONSABILIDAD CIVIL

Las falsas amenazas realizadas por el joven chipionero podrían ser castigadas con penas de prisión de hasta dos años, aunque por parte del Estado la denuncia no se centrará sólo en la responsabilidad penal del detenido sino también en la civil, en cuanto al montante económico que suponen los protocolos de seguridad encaminados a la comprobación de tales avisos. Así sucedió en el mes de junio con unos estudiantes de un Instituto de Arcos de la Frontera, quienes fabricaron una bomba simulada para evitar la celebración de exámenes y a los que se les ha reclamado cerca de 6.000 euros en concepto de gastos por el despliegue de los agentes.

COMENTARIOS