El tiempo en: Andalucía
Martes 01/12/2020

Huelva

Concienciación sobre el ictus en el hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva

Piden prestar atención a los síntomas de alerta: pérdida brusca de fuerza, alteración violenta del lenguaje, pérdida brusca de visión y dolor de cabeza intenso

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Concienciación sobre el ictus.

Los profesionales de la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva han lanzado una campaña de concienciación a la ciudadanía coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Ictus.

Así, según ha indicado la Junta en nota de prensa, los sanitarios han incidido en los síntomas de alarma ante los que debe consultarse con los servicios médicos "a la mayor brevedad posible" porque "tiempo es cerebro".

Estos síntomas de alerta fundamentales son: la pérdida brusca de fuerza o sensibilidad en la mitad del cuerpo; alteración violenta del lenguaje, con dificultad para hablar o entender; pérdida brusca de visión parcial o total en uno o ambos ojos; trastorno brusco de la marcha; y dolor de cabeza repentino e intenso, sin causa aparente, que puede estar acompañado de vómitos y alteración de la consciencia.

Los neurólogos vasculares que integran la Unidad de Ictus del centro hospitalario han insistido en que es "vital" consultar "de inmediato", a pesar de la "inquietud" que genera la actual pandemia de Covid-19.

En este sentido, han tranquilizado a la población asegurando que el hospital cuenta con protocolos y circuitos diferenciados para la atención de estos pacientes y que "de una rápida actuación depende el pronóstico de la enfermedad y las posibles secuelas".

Asimismo, han destacado que el 90 por ciento de los casos de ictus pueden evitarse con unos hábitos de vida saludables. "Un aspecto relevante si tenemos en cuenta que la incidencia de esta enfermedad en España es de 187,4 casos por 100.000 habitantes, constituye la primera causa de discapacidad grave adquirida y es la segunda causa de muerte --primera en mujeres y tercera en hombres--".


En este sentido, han subrayado que mantener una dieta equilibrada; practicar ejercicio con regularidad; evitar el tabaco, las drogas y reducir el consumo de alcohol; evitar la obesidad y controlar la tensión arterial y el colesterol, disminuyen el riesgo de ictus.

Para la atención de esta patología, el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez cuenta con la Unidad de Ictus, en la que han sido ingresados un total de 1.838 pacientes en sus dos años de funcionamiento y han precisado más de 4.300 consultas.

Este dispositivo asistencial está atendido por un equipo de Neurología Vascular con dedicación exclusiva a esta área de la patología neurológica compuesta por cinco facultativos y Enfermería, altamente integrados con los equipos de profesionales de Neurorradiología convencional e intervencionista, Cardiología, Rehabilitación, Trabajo Social y Enfermería de Enlace. Cuenta con seis camas monitorizadas con la más alta tecnología multiparamétrica y atención por neurólogos 24 horas, los 365 días del año.

De los pacientes atendidos, un 20 por ciento presentaban un accidente isquémico transitorio, un 60 por ciento un ictus isquémico, un 15 por ciento un ictus hemorrágico y un 2-5 por ciento un 'stroke mimics' --déficit neurológico cuyo mecanismo puede simular a la patología neurovascular, pero que tras el estudio se demuestra que tiene otro origen--.

UNIDAD DE ICTUS

Desde la puesta en marcha de la Unidad de Ictus, de referencia provincial, se han conseguido, según ha apuntado la Junta, "diversos hitos asistenciales en beneficio de los pacientes", entre los que destacan el aumento de las fibrinolisis intravenosas --tratamiento para romper o lisar el trombo que se pone a los pacientes por vía intravenosa que tiene que realizarse durante las primeras 4,5 horas desde el inicio de los síntomas--, alcanzándose un total de 254.

También se han seguido incrementando el número de pacientes detectados que se benefician de trombectomía mecánica --técnica de radiología intervencionista que consiste en extraer el trombo cuando existen oclusión de un gran vaso extra o intracraneal-- que se realiza en el centro de referencia para el nodo Sevilla-Huelva --Hospital Virgen del Rocío--, alcanzando a 212 pacientes.

"La excelente coordinación y la enorme sensibilización de los equipos de emergencias extrahospitalarias responsables de los traslados han hecho que la tasa media sea superior a la nacional y con los mismos resultados en salud que en la población de referencia del Hospital Virgen del Rocío", han destacado.

En relación a las secuelas, destacan que el 70 por ciento de los pacientes presentaba a los tres meses un grado de discapacidad muy leve o "despreciable", un 15 por ciento leve a moderada y solo un 12 por ciento severa, "gracias al éxito asistencial de todos los participantes en el protocolo provincial de Ictus de Huelva"

Esto son médicos de atención primaria, SUAP, DCCU, EPES-061, médicos de urgencias hospitalarias, radiólogos, neurólogos de guardia y equipo de enfermería, auxiliares y celadores de la Unidad de Ictus, "concienciados de la patología, la rapidez de acción y, por ende, de la eficacia y eficiencia de los tratamientos para evitar las futuras secuelas o incluso el propio fallecimiento".

Gracias a este trabajo, en más de un 90 por ciento de los pacientes tratados con fibrinolisis intravenosa se ha conseguido un tiempo puerta-aguja --tiempo desde que llega al centro hospitalario hasta que se inicia tratamiento intravenoso revascularizador-- de 40 minutos, inferior a los 60 minutos que establecen los estándares de calidad europeos.

Por otro lado, los neurólogos vasculares del Hospital participan desde su puesta en marcha en el centro andaluz de teleictus (CATI) que da soporte 24 horas, 365 días al año, con un neurólogo localizado a todos los hospitales comarcales y de alta resolución de Andalucía para la atención del 'código ictus' por vía telemática, "con el cual se están obteniendo mejores resultados en el tratamiento de los pacientes que sufren esta patología. De este sistema se benefician los pacientes del Hospital de Riotinto.

UNIDAD DE NEURO-REHABILITACIÓN

El hospital cuenta además con una Unidad de Neuro-Rehabilitación para el tratamiento intensivo de determinados pacientes con ictus, de la que se han beneficiado más de 40 personas desde su puesta en marcha en noviembre de 2019 con "excelentes resultados", constituyendo una aportación sanitaria "verdaderamente novedosa".

Está dotada con cuatro camas específicas del servicio de Rehabilitación que permiten realizar este tipo de tratamiento en régimen de ingreso hospitalario, con el fin de que las sesiones se lleven a cabo en turno doble de mañana y tarde, incluyendo fines de semana para optimizar los resultados.

Para ello, adyacente a la Unidad de Ictus, dispone de Sala de Fisioterapia, Sala de Terapia Ocupacional, Logopedia y Estimulación Cognitiva, atendidas por profesionales especializados en el manejo de estos pacientes, como son, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales.

COMENTARIOS