El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Huelva

Llamamiento para destapar la “gran mentira” del cementerio de La Soledad

Bebés Robados Huelva quiere pedir otra exhumación y pide a las familias que saben dónde fueron supuestamente enterrados sus hijos que acudan a la asociación

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Exhumación en el cementerio de La Soledad.

No van a descansar hasta conocer la  verdad, hasta destapar la “gran mentira” que, a su juicio, esconde el cementerio de La Soledad de Huelva. La asociación Bebes Robados Huelva sigue adelante, por muchas piedras que se encuentre en el camino, y ahora pretende solicitar una nueva exhumación.

Para ello, su presidenta, Esperanza Ornedo, ha hecho un nuevo llamamiento a aquellas familias que tienen dudas sobre qué pasó con sus bebés fallecidos, que no se han atrevido a dar aún el paso y que saben dónde fueron supuestamente enterrados los restos de su hijos. Es una información vital para poder tramitar esa petición de exhumación.

Ornedo explica a Viva Huelva que “de nuevo solicitaremos exhumaciones y, por tanto, necesitamos que lleguen a nosotros familias que por un motivo u otro aún no contactaron con la asociación. Ahora es el momento de unir fuerza y reunir a todas aquellas familias que pudieron enterrar a sus hijos y que tengan conocimiento de la ubicación exacta o aproximada del enterramiento. Para nosotros, carece de importancia y nos resulta irrelevante el que los bebés fuesen enterrados en nicho, lápida o fosa común. Es muy importante saber el sitio exacto dónde fueron enterradas las cajitas. Necesitamos que dichas familias colaboren y aporten esta información que, por mínima que sea y aunque parezca intrascendente, significa para nosotros de gran ayuda. Para la asociación es muy importante controlar los casos”.

La clave está en que “muchos han sido los casos que llegaron a nosotros con una gran problemática, la de aparecer los enterramientos en fosa común. Problema que ha supuesto para la causa una puerta blindada que nos ha impedido continuar con nuestra finalidad. En 2012 solicitamos a la Fiscalía el levantamiento de dicha fosa, pero nos encontramos con la negativa de ésta. Una traba más, entre otras, que cortaron nuestras alas para poder avanzar en la investigación”. 

Por ello, quieren tener la máxima documentación posible: “Es muy importante seguir una amplia y extensa investigación que nos lleve a conocer la verdad, una verdad que se esconde bajo tierra, entre el misterio y la oscuridad, en el mismo cementerio donde constan enterrados más de un centenar de niños que fueron arrebatados a sus madres sin control ni piedad”.

De ahí ese nuevo llamamiento “a las familias, a los padres que tuvieron el privilegio de acompañar a sus hijos a enterrar. Digo privilegio porque, en la gran mayoría de casos, los padres no tuvieron esa oportunidad, ya que los hospitales negaron el derecho de dar un enterramiento digno a esos niños que, según ellos, fallecieron al nacer”. 


Ornedo recuerda que la búsqueda de esa ansiada “verdad” no ha sido nada fácil: “Duro, largo y complejo ha sido el camino desde que emprendimos la búsqueda de los bebés robados de Huelva en 2011. Nuestro principal objetivo, encontrarlos y conocer lo ocurrido”.

Pese a todo, Bebés Robados Huelva sigue con su lucha y no decae en el intento por conseguir que “finalmente se esclarezcan los hechos y que se destape la gran mentira que esconde el cementerio de La Soledad en Huelva, la gran tapadera de los bebés robados”.

Y, por si queda alguna duda, Ornedo lo dice alto y claro: “Continuaremos y seguiremos peleando por aquello que, por derecho, nos pertenece. Nos tocó luchar con criminales de bata blanca, personal sanitario sin escrúpulos y hasta con la misma justicia que decidió obviar y mirar hacia otro lado dando lugar a que estos seres ineptos y despreciables queden impunes de delitos que por ley debieran ser castigados. Es de justicia. Lo cierto es que, las madres, se quedaron sin sus hijos y, a día de hoy, nadie hizo nada por remediarlo ni castigarlo. No ha existido neutralidad, honestidad ni conciencia para éstas. Sólo nos queda pensar que algún día se abra para nosotros una puerta la de la justicia divina”.

COMENTARIOS