El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Huelva

Fertiberia: “Podemos garantizar que no existe ningún riesgo”

La empresa presenta su proyecto, avalado por la DIA

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Presentación del proyecto.
  • Habilita una web y redes sociales para difundir el proyecto y sus avances
  • Confía en lograr los permisos que faltan porque es “el mejor proyecto posible”
  • Restore 20/30 supone 70 millones, cien empleos y diez años de trabajo más 30 de control

Huelva tendrá en 2030 un nuevo pulmón verde, o al menos ese es el reto que se ha propuesto Fertiberia con su proyecto de restauración de la zona de las balsas de fosfoyesos. Un objetivo ambicioso aunque no cumple con la premisa de la sentencia de la Audiencia Nacional de devolver el espacio degradado a su estado natural. Donde antes había marismas, en diez años habrá una colina, eso sí, repleta de vegetación.

Una vez lograda la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable del proyecto, la estrategia de Fertiberia pasa ahora por acercarse a la ciudadanía. De ahí la puesta en escena de este jueves, en la que los principales dirigentes de la compañía han comparecido ante los medios de comunicación para dar a conocer el proyecto de restauración y someterse a sus preguntas.

Sobre la mesa, una idea clara: “Podemos garantizar que no existe ningún riesgo”. Y es que la empresa pretende lanzar un mensaje de “confianza y tranquilidad” a los onubenses a la par que convencerles de que es “el mejor proyecto posible”, que incluso será una “referencia internacional”.

El presidente de Fertiberia, Javier Goñi, ha destacado que “Restore 20/30 es un proyecto prioritario y estratégico”, toda vez que ha remarcado que “han colaborado las empresas y los técnicos más experimentados”. Asimismo, ha incidido en que se han analizado todas las variables y desafíos posibles, tales como seímos, tsunamis, tormentas, y diversas condiciones meteorológicas, etc, de manera que se trata de un proyecto donde “la seguridad está garantizada”.

Insistiendo en su nueva política de transparencia, Fertiberia ha habilitado una web informativa para acercar al ciudadano todos los detalles del proyecto, con perfiles en las redes sociales.

Restore 20/30, que se desarrollará en las 720 hectáreas actualmente ocupadas por 76 millones de toneladas de fosfoyesos, moverá una inversión superior a los 65 millones (llegaron a afirmar que serán en torno a 70) y creará más de cien empleos directos e indirectos, principalmente durante los diez años de la fase de restauración activa del proyecto.


Esta iniciativa acaba de recibir la Declaración de Impacto Ambiental favorable del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico tras experimentar “un largo proceso de perfeccionamiento y mejora en los últimos cuatro años”.

El proyecto consistirá en el encapsulamiento total de los fosfoyesos para evitar cualquier contacto con el exterior, y la restauración y revegetación de los terrenos para integrarlos en la marisma, una vez drenada el agua interna y el agua infiltrada por las lluvias.

Se ejecutará en base a cinco ejes: drenaje del agua interna del yeso y tratamiento de la misma; sellado superior, primero con una geomembrana y después una segunda capa de arcilla compactada; sellado perimetral, donde se contempla una barrera doble en todos los canales mareales al objeto de que no haya contacto entre el agua interior y la exterior, así como se protegerá la estructura ante desafíos como tsunamis. El cuarto eje se centra en la reintegración y restauración de los terrenos con plantas autóctonas y finalmente el quinto eje que es para la vigilancia y control. Este control se realizará por un periodo de 30 años que se realizará no solo por la empresa sino también por un organismo de control autorizado para ello.

Tan seguros están de que es “el mejor proyecto posible” que no dudan de que el resto de trámites administrativos estarán “en breve” y pronto podrán empezar los trabajos sobre el terreno.

En concreto, se trata de la modificación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) por parte de la Junta y, una vez se obtenga este trámite, se solicitará la licencia de obra en el Ayuntamiento.

De otro lado, cuestionado por el requerimiento del aval de la Audiencia Nacional, Goñi ha remarcado que el aval ya se ha emitido y se presentará a la Audiencia Nacional “en un corto espacio de tiempo”, al tiempo que ha recordado que en años anteriores Fertiberia “no presentó dicho aval porque no podía”, de manera que presentó garantías patrimoniales, pero la llegada del nuevo accionista al grupo ha permitido conseguir las garantías financieras correspondientes.

Por último, ante unas posibles disculpas de la empresa a la ciudad de Huelva por el daño de los fosfoyesos, entiende Fertiberia que “no cabe pedir disculpas” porque la empresa “siempre operó cumpliendo las autorizaciones y permisos”. En todo caso, “habría que preguntarle a la administración que valoró dar un uso industrial a la zona”.

 Valoración del alcalde

Por su parte, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha destacado este jueves las aportaciones que Fertiberia ha añadido para mejorar su proyecto para restaurar las balsas de fosfoyesos, por lo que se ha mostrado convencido de que "se abre una nueva perspectiva" para Huelva.

Así lo ha puesto de manifiesto Cruz a preguntas de los periodistas sobre la presentación este jueves por parte de Fertiberia de su proyecto.

En este punto, el alcalde ha remarcado que el proyecto, tras conseguir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable por parte del Ministerio, queda pendiente de otros trámites administrativos como la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que corresponde a la Junta y una vez esté este paso se procede a la licencia de obra, que compete al Consistorio, el cual se pronunciará cuando corresponda.

Asimismo, Cruz ha explicado que aún queda el informe de Seguridad Nuclear, así como falta un estudio relativo al impacto sobre la salud del proyecto, enmarcado dentro de la AAI, y el informe de compatibilidad urbanístico que corresponde al Ayuntamiento. Se trata, por tanto, de diversos trámites, pero el alcalde ha valorado que el proyecto cuente ya con la DIA que se basa "en criterios científicos, no políticos".

Por ello, ha indicado que el proyecto debe abordarse ahora por el Comité de Expertos, establecido dentro de la Mesa de Participación de los Fosfoyesos, toda vez que ha resaltado que se estén dando "pasos" que propician "pensar en el futuro" de Huelva.

Finalmente, Cruz ha destacado que el proyecto "dista" mucho de lo presentado inicialmente por la empresa que en estos años ha ido añadiendo aportaciones para su mejora.

COMENTARIOS