El tiempo en: Andalucía
29/11/2020

Mundo

Los enfermos de covid en las ucis francesas aumentarán las próximas 2 semanas

Ya han superado el umbral de los 2.000

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El primer ministro francés, Jean Castex.

El Gobierno francés trabaja con la hipótesis de que el número de enfermos de covid-19 en las unidades de cuidados intensivos, que ya han superado el umbral de los 2.000, va a seguir aumentando las próximas dos semanas antes de que el toque de queda dé los primeros efectos.

El ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, explica en una entrevista publicada este miércoles por "Les Echos" que ese aumento se explica por las contaminaciones que se habían producido antes de la entrada en vigor el pasado fin de semana del toque de queda en nueve áreas urbanas de Francia entre las nueve de la noche y las seis de la madrugada.

Esas afecciones derivarán en complicaciones para algunos enfermos que les llevarán a las ucis, en las que, según las últimas cifras publicadas por el departamento de Sanidad, ya hay 2.168 personas con coronavirus.


Véran dice esperar que después de esas dos semanas los esfuerzos de las nuevas restricciones "darán sus frutos" e insiste en que tiene "total confianza" en que los hospitales podrán afrontar este nuevo repunte, aunque para eso "la ola no debe subir demasiado".

En el conjunto de Francia, el número de plazas en las ucis se ha incrementado en un 15 % hasta 5.800. Aun así, en la región de París, el porcentaje de enfermos de covid en esas estructuras ha superado el umbral del 60 %, con 661 personas.

En cuanto al número de contagios, este martes se notificaron 20.468 en toda Francia, una cifra elevada pero de un nivel inferior a los récords de más de 30.000 alcanzados la semana pasada.

Para contener esta nueva ola, el Consejo de Ministros presentará este miércoles un proyecto de ley que permita, mediante el estado de urgencia sanitaria, prorrogar el toque de queda más allá de las cuatro semanas iniciales y tomar otras medidas.

Véran hace hincapié en que su Gobierno está respondiendo con más apoyo al esfuerzo que se está pidiendo al personal sanitario para afrontar esta crisis.

Un apoyo que se traduce en una bonificación del 50 % en la remuneración de las horas extras (lo que significa que esas horas se les pagan a 30 euros a una enfermera); en una indemnización por las vacaciones que no tomen; o en una revalorización de sus remuneraciones que se abonará a partir de diciembre y que supondrá 183 euros netos más mensuales.

COMENTARIOS