El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Cáritas Andalucía pide políticas públicas efectivas que garanticen la vivienda

La entidad atendió en 2019 a más de 5.600 personas sin hogar con una inversión de 5 millones de euros. En Sevilla fueron 529 sin hogar y casi un millón de euros

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La presentación de la campaña.

Cáritas Andalucía ha reclamado políticas públicas efectivas para garantizar el derecho a la vivienda con motivo de la celebración, el 25 de octubre, del Día de las Personas sin Hogar, colectivo al que la entidad de la Iglesia católica destinó cinco millones para atenderlos en 2019, alcanzando a 5.600 personas, mientras que en Sevilla fueron 529 personas las atendidas, con una inversión cercana al millón de euros.

Sensibilización y denuncia son las claves de la campaña que este año promueve Cáritas Andalucía con motivo de la celebración del Día de las Personas Sin Hogar, el 25 de octubre, un día "que llega en medio del impacto social y sanitario de una pandemia que ha puesto de manifiesto la grave situación que padecen miles de personas sin hogar, entorno a las 40.000 en toda España, o aquellas que viven en infraviviendas, lugares poco salubres y dignos para quienes resulta imposible adoptar las medidas de prevención decretadas por las Administraciones", apuntan desde la entidad.

En este marco de "extrema vulnerabilidad de estas personas ante el virus", la campaña de Personas Sin Hogar se presenta con un contundente mensaje: “No tener casa mata”, con el que se quiere llamar la atención de los poderes públicos y de la ciudadanía sobre los efectos que la falta de una vivienda adecuada supone para miles de personas y familias en nuestro país.

La vivienda se configura como un derecho humano que constituye la primera línea de defensa frente al virus. Se estima que, en España, cerca de 800.000 hogares y 2,1 millones de personas sufren situaciones de inseguridad en la vivienda (VIII Informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social en España), mientras que en Andalucía, el 17,3% de la población presenta dificultades en este ámbito, incrementándose el porcentaje hasta el 46,4%, en la población en situación de exclusión social, según el Informe FOESSA Andalucía.

"El inicio de la crisis sanitaria ha puesto de relieve cómo la vivienda, un derecho vulnerado, ha sido la primera línea de defensa para protegerse del coronavirus. Cuando el mensaje más escuchado era "quédate en casa", miles de personas que no tenían acceso a un hogar, o aquellas que han perdido el suyo durante este tiempo, se han visto en una grave situación de desprotección. Una circunstancia a la que se han sumado las graves dificultades que muchas familias tienen que afrontar como consecuencia de esta crisis, también social y económica", destacan.

Así, del informe “El primer impacto en las familias acompañadas por Cáritas”, se extrae que la crisis de la Covid-19 ha provocado que un 49,2% de los hogares no puedan hacer frente a los pagos de hipoteca o alquiler y que una de cada cuatro familias (24%) atendidas por Cáritas puede verse obligada a tener que abandonar su vivienda, ya sea por desahucio o por tener que buscar una vivienda con costes aún más reducidos.


"Con este escenario de referencia, la campaña va un paso más allá y reclama la garantía del derecho humano a la vivienda a la vez que realiza un llamamiento social a fijar la mirada y el corazón hacia la realidad de desamparo que viven las personas sin hogar o en situación de infravivienda", añaden.

Propuestas y demandas

 Así, tanto desde Andalucía como desde la institución a nivel nacional, se considera "imprescindible el fortalecimiento de políticas públicas que aseguren este derecho y prevengan la vulneración del mismo". Según Cáritas, es "urgente una ley estatal de garantía de acceso a la vivienda que contemple todas las situaciones de exclusión residencial y sinhogarismo". Además, consideran "necesario incrementar el esfuerzo de la Administración pública en materia de rehabilitación y mantenimiento del parque de viviendas, y promoción de viviendas en alquiler social de forma preferencial".

También reclaman continuar con la medida extraordinaria de paralización de desahucios y desalojos sin alojamiento alternativo en vivienda habitual en alquiler. "Tan sólo por detrás de Cataluña, Andalucía es la comunidad autónoma con mayor número de desahucios, 8.806 de los 54.006 lanzamientos en toda España, según datos del Consejo General del Poder Judicial. Aunque las cifras han descendido, siguen reflejando una realidad dramática", apuntan.

"Proporcionar viviendas de emergencias con servicios adecuados para casos afectados por la Covid-19 y que necesiten espacios de aislamiento, asegurando medidas de contención que no conduzcan al castigo de nadie en función de su estado habitacional", es la última reclamación de Cáritas.

Además, Cáritas Andalucía pide "retomar, en el ámbito andaluz, el desarrollo de la “Estrategia andaluza para la reducción del sinhogarismo”, o la ejecución del Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020. Iniciativas planteadas y aprobadas que se han paralizado o no se ha llegado a desarrollar".

De la misma forma, la institución regional pone en valor el decreto aprobado recientemente por la Consejería de Vivienda de la Junta de Andalucía de ayudas a las personas y a las entidades para facilitar el acceso a la vivienda en medio de la crisis en la que nos vemos insertos.

La acción de Cáritas en Andalucía

Para Cáritas, es "posible la recuperación y la plena inclusión de las personas sin hogar", por lo que realizan un trabajo integral que pone a su servicio una red de recursos por todo el territorio andaluz e implantados según las necesidades detectadas en cada zona. En 2019 se atendió en Andalucía a 5.600 personas sin hogar en las 440 plazas disponibles distribuidas en dos albergues, seis centros de día, tres centros sociales, un comedor social, diez centros residenciales, ocho viviendas y un dispositivo de noche permanente. Además, se cuenta con siete proyectos de atención en calle y dos dispositivos de emergencia durante las olas de frío.

"Si bien existen varios perfiles, el acompañamiento realizado ha permitido esbozar una imagen aproximada de la persona que habitualmente se encuentra en situación de sin hogar en Andalucía que nos muestra a un hombre español, soltero o viudo, de entre 36 y 60 años, con estudios primarios y que lleva más de dos años viviendo en la calle y en el 21% de los casos, más de 5 años", destacan desde Cáritas.

Cáritas ha querido destacar que esta acción es posible gracias a la colaboración de más de 900 voluntarios, al "trabajo experto" de 138 personas contratadas y a una inversión económica de unos 5 millones de euros para el mantenimiento de la red de centros, servicios y recursos. De estos, un 53% procede de fondos propios de las distintas Cáritas de Andalucía y un 47% de fondos públicos, "unas cifras que desvelan no sólo el descenso por sexto año consecutivo de los fondos procedentes de la Junta, sino el esfuerzo y compromiso de la institución con este colectivo, que ha aumentado en 2019 su inversión en un millón de euros con respecto al año anterior".

Cáritas Diocesana de Sevilla con las personas sin hogar

Por su parte, en Sevilla la entidad de la Iglesia puso a disposición de este colectivo el pasado año varios recursos, entre ellos el Centro Amigo (residencia y centro de día) y dos pisos de autonomía, en los que se atendieron a 85 personas. Además, se cuenta con varios proyectos de atención en calle, como son el Levántate y Anda de la Cáritas Parroquial (CP) de San Vicente (zona centro), con 172 personas atendidas; el Proyecto Lázaro, de la CP San Sebastián (Porvenir, San Bernardo y Felipe II), con 99 personas atendidas; el Proyecto Beato Pedro Dónders de la CP de Los Redentoristas (Nervión), que atendió a 54 personas; el Proyecto Emaús (Arciprestazgo Triana-Los Remedios), con 70 personas atendidas; la Parroquia de El Rocío de Dos Hermanas atendió a 9 personas.

En total, los proyectos de atención en calle, junto a Centro Amigo, ayudaron en 2019 a 529 personas sin hogar. Además, Cáritas Universitaria complementó la atención de los proyectos atendiendo a 36 de sus participantes, y la Cáritas de Los Remedios impartió talleres para este colectivo en los que participaron 40 personas. "El perfil de la persona sin hogar atendida en Sevilla es bastante similar al andaluz y responde a un varón, soltero o casado, con más de dos años en situación de calle, estudios primarios y español", destacan.

Para desarrollar esta labor, Cáritas Diocesana contó con el trabajo de 131 voluntarios y voluntarias y 21 profesionales, con una inversión realizada superior a los 930.000 euros. Así, al Centro Amigo se destinó 895.071 euros, 312.713 euros de fondos públicos, de los cuales, 150.000 euros continúan siendo del Ayuntamiento de Sevilla. "Los procedentes de IRPF y la Junta de Andalucía han vuelto a descender casi a la mitad de lo percibido en 2018", mientras que de fondos propios son 582.357 euros

El gasto aproximado de los proyectos que atienden en calle fue 36.246 euros, 10.250 euros procedentes de fondos públicos, del Ayuntamiento de Sevilla.

"Sin perder de vista la prevención, cabe destacar las ayudas gestionadas por las Cáritas parroquiales relacionadas conla exclusión residencial (hipotecas, alquileres, gas, agua, luz...) superaron los 730.000 euros en 2019", puntualizan.

"Es nuestro deseo que entre todos construyamos un modelo social sostenible e inclusivo, donde la vivienda no sea sólo un bien mercantil sino un derecho, donde nadie se quede fuera, donde se genere empleo justo y adecuadamente remunerado, con ciudades, barrios y comunidades que sean espacios de convivencia y de apoyo mutuo desde los que transmitir esperanza, confianza y seguridad a todas las personas, especialmente a las que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad", concluyen desde Cáritas.

COMENTARIOS