HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 01:33 CET
Jueves, 29/10/2020

Huelva

Cara y cruz del cáncer de mama: más supervivencia pero también más casos

La incidencia de Huelva es similar a la nacional: 90 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que cerca de 300 onubenses son diagnosticadas al año

  • Tratamiento oncológico en el Juan Ramón Jiménez.

Aunque son muchas las que han perdido la batalla, cada vez son más las que salen victoriosas de una enfermedad que llegó a ser una bestia negra para las mujeres pero a la que ya se mira de frente, porque se ha avanzado mucho en el camino. Ahora el lazo rosa simboliza también esperanza, tanta que los expertos no dudan de que en algunos años se acabará consiguiendo la curación de todas las pacientes.

Hoy 19 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, una enfermedad que en Huelva tiene una incidencia similar a la nacional, unos 90 casos por cada 100.000 habitantes. Eso quiere decir que entre 280 y 300 mujeres son diagnosticadas al año en la provincia.

El cáncer de mama convive en la actualidad en una dualidad contrapuesta. Por un lado la supervivencia es mayor pero también crece la incidencia.

Así lo explica a Viva Huelva Juan Bayo, director de la Unidad de Gestión Clínica Oncología Médica del hospital Juan Ramón Jiménez: “La supervivencia sigue aumentando y ya se sitúa en más del 80%. La parte negativa es que la incidencia sigue creciendo cada año y que la edad de diagnóstico está bajando, encontrándose ya más de un 10% por debajo de 40 años”.

Pese a todo, la evolución de esta enfermedad “ha sido muy positiva en la mayoría de aspectos”, pues “los avances diagnósticos (radiológicos y de anatomía patológica) han permitido diagnósticos más precoces y más precisos”.

Las técnicas quirúrgicas también han mejorado mucho y “cada vez son más conservadoras”, pero “ha sido el tratamiento oncológico lo que más ha cambiado tanto en técnicas de radioterapia como en el tratamiento biológico, que es muy eficaz, ya que cuenta con inmunoterapia, nuevas hormonas, nuevas quimioterapias y otros agentes biológicos”, explica Bayo.

Como en la mayoría de cáncer, la detección precoz y la prevención juegan un papel fundamental. En este sentido, Bayo explica que el de mama “probablemente sea el tipo de cáncer donde más se han estudiado las distintas estrategias de prevención y más se ha avanzado en las mismas”.

Prevención

En primer lugar, destaca la prevención primaria o mejorar los hábitos para reducir la probabilidad de tener la enfermedad. “La dieta equilibrada, el ejercicio físico, el abandono del consumo de alcohol y evitar la obesidad son los factores clave en la prevención del cáncer de mama”.

El diagnóstico precoz o prevención secundaria “es muy importante y supone la participación en los programas de detección precoz”, que generalmente incluyen a mujeres de entre 50-69 años y se basan en la realización de una mamografía cada dos años.

Por último, se recomienda a todas las mujeres en general que practiquen la autoexploración mamaria una vez al mes después de la regla o un día fijo si ya no hay regla.

Bayo hace hincapié en estos aspectos, pues “el conocimiento de las formas de prevenirlo o de conocer los signos de alarma puede ayudar a la curación de muchas mujeres”. De hecho, apunta que “está demostrado que el diagnóstico precoz del cáncer de mama es muy eficaz porque cuando la enfermedad está en fase inicial es curable casi en la totalidad de los casos”.

Por último, no duda en lanzar un mensaje de esperanza: “Dentro de la oncología es la enfermedad en la que más que ha avanzado y la mejoría en su tratamiento ha sido tanto, que  acabará consiguiendo la curación de todas las pacientes dentro de unos años”. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Punto insulso en el debut liguero del Recre
chevron_right
Miguel Becerra termina el rodaje de ‘La Valija’, con Ángel Garó