HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 01:04 CET
Martes, 20/10/2020

Jerez

La cultura, eje dinamizador del verano en Jerez

La programación cultural desarrollada durante los meses de verano ha ejercido como motor y aliciente frente a la crisis a través de nuevos formatos y escenarios

Una imagen de la Fiesta de la Bulería

1

Flamenco en las azoteas

2

Academias de baile en los Claustros

3

Recital en la Asunción

4

5

6

Festival MIMA

7

8

Cine de verano en el Astoria

9

Viernes Flamencos

10

Corría el mes de marzo del presente año, en plena celebración de la vigésimo cuarta edición del Festival de Jerez, cuando el delegado de Dinamización Cultural y Patrimonio de la ciudad, Francisco Camas, ofrecía una rueda de prensa para informar del programa flamenco previsto para el verano. En la bodega de San Ginés, sede del Consejo Regulador, se concentraron entonces multitud de artistas que formaban parte de los distintos carteles tanto de Viernes Flamencos, como de las Noches de Bohemia o de la Fiesta de la Bulería. Se trabajaba al mismo tiempo en otros encuentros como el Festival de Intramuros, previsto para finales de ese mismo mes, o las exposiciones de pintura y fotografía en las distintas salas de la ciudad, presentaciones de libros…

A más de diez mil kilómetros las noticias no eran demasiado optimistas, pues la todavía no tan conocida Covid-19, que ha cambiado el ritmo del mundo, seguía extendiéndose hasta comenzar a preocupar al resto de países. Empero, pocos imaginaban que el asunto daría para tanto ni que sería tan destructivo como en principio aparentaba. “Fue un impacto para todos, no pensábamos en origen que el asunto sería tan grave”, reconoce Paco Camas. “Hubo que asimilarlo y, a partir de ahí, reaccionamos positivamente y nos adaptamos a lo que exigía la situación”, añade.

Recién acabado el Festival, muestra de baile que sorprendentemente no sufrió ninguna baja entre sus cientos de adeptos ni entre sus decenas de artistas participantes, llega el Estado de alarma y el país se paraliza. Tiene carácter de urgencia ajustar cualquier plan previsto a la realidad acechante.

El flamenco, que se posiciona como eje vertebrador de la Cultura en Jerez, no es solo un arte identitario para esta tierra, también es una significativa fuente de ingresos para tantos y tantos jerezanos que de alguna manera sustentan la economía familiar a partir de actuaciones en tabancos, peñas, festivales o academias.

En la primera quincena del confinamiento,surgen determinados encuentros con personalidades vinculadas al sectorcomo escritores, peñistas, productores o artistas. En este sentido, Camas cuenta que “quisimos estar lo más cerca posible de todos los protagonistas, recabar propuestas, cogerle el pulso a lo que estaba ocurriendo y cómo estaban los agentes culturales. Fueron días intensos, trabajando telemáticamente con el fin de dar respuestas”. “Lo más importante – continúa- fue comprobar que el sector estaba dispuesto y tenía conciencia de cooperar conjuntamente con nosotros”.

Flamenco desde casa


Nace entonces la primera iniciativa, junto con la Federación Local de Peñas de Jerez, bajo el título ‘Flamenco desde casa’. Cada peña invita a un intérprete a que desde el salón o la habitación de su casa acepte la grabación de un vídeo en el que cada uno ejecutara cantes bien a capela o en compañía, si se diera el caso, de algún familiar a la guitarra o al compás. Todo ello se subió a la recién estrenada web flamencodejerez.org así como a las redes sociales. Se continúa con una segunda sesión dando así paso a tantos otros nombres que habían quedado fuera de la primera tanda. Es preciso recordar que cada uno de los participantes obtuvo una contraprestación a modo de ayuda ante la inactividad obligada por la pandemia. Tras el paso de nombres como José Carpio ‘Mijita’, Felipa del Moreno, Ana de los Reyes, José de los Camarones o Fernando Soto, llegaron a la posterior sesión otros como José Soto ‘Sorderita’, Coral de los Reyes, Eva y Domingo Rubichi, El Tolo o Rafael del Zambo. Paco define las iniciativas como “innovadoras, adaptadas al momento y que ya quedan para el futuro. A la vez seguíamos tejiendo lo previsto para los futuros meses”. Hasta las redes sociales llegaban consejos literarios, actividades para los más pequeños de la casa, ideas para interactuar entre todos.

Una vez que la libertad parecía volver a lo cotidiano, se diseña un nuevo proyecto afín a las circunstancias pero con la misma idea, dar contenido a Flamenco de Jerez y espacio a sus artistas. Nace así ‘Flamenco en la Azotea ¡Va por ustedes!’, bajo la las órdenes del director de cine y fotógrafo Daniel Sánchez López (Premio Ciudad de Jerez 2018) y con la batuta artística de Luis de Perikín. Como público, acceden los que han estado frente al Coronavirus en los momentos más delicados, y se cuenta con artistas jóvenes como Fanía y Sandra Zarzana, Manuel de Cantarote, Ané Carrasco o algunos más reputados como Manuel Jero o Miguel Ángel Heredia.

Caló flamenco

El ‘Caló Flamenco’ se convierte en ‘Edición Especial’, cumpliendo con las normas de seguridad sanitarias como el distanciamiento y el límite de aforos.

Viernes flamencos

Se traslada la celebración de los actos a los Claustros de Santo Domingo, en cuyo patio pueden acceder cada jornada unas 220 personas. Allí se celebran los Viernes Flamencos, con un total de siete sesiones. Pasan por el escenario en los meses de julio y agosto artistas como Ezequiel Benítez, presentando su disco Ilus3, Macarena de Jerez, recordando a Lola Flores en el 25 aniversario de su muerte, Antonio Reyes y Diego del Morao, en un recital de corte clásico, o espectáculos dirigidos por las peñas flamencas, siempre implicadas en la agenda, apostando por voces como las de Luis Moneo, Israel Fernández, Elu de Jerez, Lela Soto o Agujetas Chico.

En los Claustros, cada semana, se abrían las puertas los martes con funciones protagonizadas por el grupo de alumnos de las academias de baile de la ciudad como las de María del Mar Moreno, Chiqui de Jerez, Patricia Ibáñez, María José Franco, entre otras.“De las conversaciones telemáticas surgen ideas como estas. Conocimos la situación real de cada una de ellas y llegamos al acuerdo de trabajar en este proyecto que va a tener continuidad en años posteriores”, recalca Paco.

MIMA y Noches de Bohemia

Los miércoles en julio aparecía la magia de las músicas improvisadas con recitales cercanos a los sones del jazz o el tango argentino, con Melchor Campuzano, Luis Balaguer o el guitarrista Juan Diego Mateos. En la Plaza de la Asunción se ilumina el Cabildo Antiguo para celebrar el ciclo ‘Música bajo la luna’, y la Plaza Belén, hace lo propio para acoger ‘Verano en familia’, con entrada gratuita y con el fin de disfrutar en familia. La Banda Morisca, Alba Carmona y La Trova Cubana brillan en la noche jerezana, así como los musicales infantiles en el casco histórico de la ciudad.

Las Noches de Bohemia se convirtieron en Lírica y Cárabe Bajo las Estrellas, en la Plaza Romero Martínez, frente al Teatro Villamarta.

“Hemos quedado muy satisfechos con aprovechar esta plaza porque las actividades han sido bien acogidas y el lugar es maravilloso”.

Fiesta de la Bulería

La culminación del verano flamencollega con la Fiesta de la Bulería. No se celebró la edición esperada, aplazándose al próximo año si todo va como debiera y respetando los carteles previstos para ésta. La primera jornada, 20 de agosto, la asumió Gema Moneo, con el espectáculo ¡Ahora!; la sesión siguiente se acercaron los ritmos flamencos a París, con Juana la del Pipa, Mateo Soleá, o Mercedes Ruiz; y en la última noche se recurrió al cante de San Miguel con Luis Moneo, El Tolo, El Quini, Antonio Malena o Saira Malena. Todo ello en los Claustros, con el papel vendido.  A esto hay que sumar un programa paralelo de cursos y conferencias.

Agenda cultural

La Cultura llega a los barrios en los últimos días de agosto con el Festival de Extramuros, con un maratón de 25 conciertos en dos días, con nombres como Diego Carrasco o Guadalupe Plata.

Esta parece ser una de las claves a destacar para Francisco Camas, “la aceptación por parte del público ha sido indudable, han confiado en la organización ya que hemos superado el 95% de media en el número de asistentes en los eventos”.

Cabe subrayar la participación, en una suma aproximada, de más de 200 artistas desde que comenzó la pandemia en la programación especial que se ha celebrado en los meses de verano. “La idea era llegar a contar con la mayoría de artistas, aunque en Jerez eso es complicado porque el capital humano es impresionante, pero estamos en ello con la programación de otoño y ya pensando en la Navidad”.

Concluye afirmando que “se ha constatado la importancia de la Cultura en Jerez, hemos estado muy por encima de capitales de provincias” además de que en estos tiempos“se ha defendido como uno de los pilares económicos del país y como un bien vital para la población”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Justicia licita un servicio de cita previa a través de Internet para 24 registro
chevron_right
El Pleno del Parlamento debate este jueves el dictamen de la comisión Covid