Actualizado: 15:20 CET
Jueves, 06/08/2020

Conil

Más de 40 denuncias en Conil por no llevar la mascarilla

Cada lunes la mesa de seguridad del plan de contingencia de Conil se reúne para valorar las medidas e insiste en la obligación del uso de la mascarilla.

Desde la Mesa de Seguridad valoran el alto grado de cumplimiento en la ocupación de la vía pública

1

El Ayuntamiento de Conil lleva ya varias semanas llevando a cabo medidas preventivas dentro del plan de contingencia.

2

Cartel informativo en la localidad conileña.

3

Como cada lunes la mesa de seguridad del plan de contingencia del pueblo de Conil se ha reunido para valorar el transcurso de las medidas planteadas en dicho plan y para poner en marcha nuevas medidas en caso necesario. Dicha mesa está compuesta por el alcalde, los concejales de seguridad y turismo, gerente de turismo, jefe de la policía, jefe de protección civil, y el policía y técnico responsable de la ocupación de la vía pública.

En la reunión de este lunes 13 de julio se ha puesto de manifiesto el elevado cumplimiento del uso de mascarillas por parte de la población en general, y su valoración positiva por parte de visitantes, que perciben las actuaciones a ese respecto como positivas.

Pero a pesar de ese alto nivel de cumplimiento, y para que no se generalicen los comportamientos más insolidarios, se han realizado más de 40 denuncias este fin de semana por no llevar las mascarillas. En este sentido se ha valorado por parte de la mesa que la Junta de Andalucía haya decidido el uso de la mascarilla pase a ser obligatoria en todos los espacios abiertos y cerrados de Andalucía.

El alcalde de Conil, Juan Manuel Bermúdez, ha manifestado su preocupación debido a los brotes que están apareciendo en muchos lugares de España y sigue llamando a la responsabilidad individual y al compromiso social de todos los vecinos y visitantes ya que “sin duda alguna la única vacuna que tenemos en la actualidad para luchar contra el virus es la responsabilidad de cada uno de nosotros y nosotras”.

En otro orden de cosas se valoró el alto grado de cumplimiento en la ocupación de la vía pública y la organización de muchos establecimientos llevando a rajatabla los protocolos de prevención del COVID-19. Los locales que fueron apercibidos por la policía la semana pasada han colaborado y han cumplido con los compromisos establecidos en el plan de contingencia. El concejal de seguridad ciudadana, Manuel Vicente Alba, ha declarado que “seguiremos atentos al estricto cumplimiento de las normas y no nos temblará el pulso cuando sea necesario”.

Una preocupación generalizada en la mesa es el comportamiento de algunos grupos de jóvenes que realizan reuniones con afluencia mayor a la permitida, y en muchos casos sin mascarillas. Aunque se ha intervenido en la disolución de varios grupos, se insiste en una llamada a la responsabilidad de los padres, ya que se trata de menores de edad, y las normas deberían ser impuestas y compartidas por quienes tienen la custodia legal de los mismos. Al igual que con otras situaciones, los responsables de esos menores deberían tomar medidas para evitar los contagios que afectarán a sus familias y contactos.


En dicha mesa también se ha valorado la mayor afluencia de personas durante este fin de semana y la preocupación por las aglomeraciones de personas en determinadas calles con mayor presencia de pubs y bares de copa. En este caso se ha estimado la necesidad de controlar más exhaustivamente el uso de la mascarilla, el aforo correcto, y controlar que no se formen colas de espera a la entrada de dichos establecimientos.

En definitiva, la mesa valora positivamente el comportamiento de la ciudadanía en general, pero muestra su preocupación y compromiso por seguir trabajando para evitar posibles contagios, y para ello sigue pidiendo la colaboración de los conileños y visitantes.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Turquía usa catedral de Córdoba para excusar el cambio de Santa Sofía
chevron_right
Sindicatos de Airbus temen cierres y el fin de la industria auxiliar