Actualizado: 21:29 CET
Sábado, 08/08/2020

El Ayuntamiento critica el cierre de dos centros de salud rurales

La Junta sostiene que la apertura va a ser progresiva y siempre garantizando la seguridad sanitaria

  • Jesús Alba, en una rueda de prensa.

El delegado municipal de Deportes y Medio Rural, Jesús Alba, ha denunciado que los centros de salud de la ELA de San Isidro del Guadalete y de la barriada rural de Majarromaque permanecen cerrados, lo que implica que 800 vecinos de la zona rural carezcan a día de hoy de ese servicio.

Por este motivo, el delegado municipal ha exigido a la Delegación Territorial de Salud y Familias en Cádiz la apertura inmediata de estos centros sanitarios.

Jesús Alba ha advertido de que el cierre de estos centros de salud constituye “un ataque a los derechos constitucionales y a la sanidad pública”.

Manuel Sánchez, presidente de la ELA de San Isidro del Guadalete, ha lamentado por su parte que “siempre” se queden “sin atención las poblaciones más pequeñas”, como si acaso sus ciudadanos “no fueran iguales que los demás”.

Mientras tanto, Pepi Sánchez, delegada de Alcaldía de Majarromaque, cuyo centro de salud ya sufrió un cierre durante el pasado verano de 2019, no sólo ha criticado la situación actual de clausura del centro si no también el mal estado de conservación que presenta.

“Han venido a limpiar el centro pero sigue cerrado. Si esta situación continúa no descartamos movilizaciones. El centro presenta un estado de mantenimiento que da pena”, ha subrayado.


El cierre de estos centros de salud de la ELA de San Isidro de Guadalete y de la barriada rural de Majarromaque afecta principalmente a los dos sectores más vulnerables de la población, según ha recordado el Ayuntamiento de Jerez a través de una nota de prensa.

“El cierre es un verdadero problema para los más pequeños y sobre todo para las persona mayores ya que no tienen medios para desplazarse”, lamenta Jesús Alba, delegado de Medio Rural.

Explicación de la Junta

Desde la Junta, sin embargo, se recuerda que la apertura de los centros va a ser “progresiva y siempre garantizando la seguridad de la población ante la situación derivada del coronavirus”.

En este sentido, se recuerda que los centros deben tener circuitos para garantizar la seguridad de los pacientes, algo que a día de hoy no es posible en todos los casos por estructura o tamaño.

En cualquier caso, los pacientes de estas zonas rurales “han tenido y tienen garantizada la asistencia”, ya que entre otras cosas se mantiene la atención telefónica y domiciliaria en caso necesario. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Andalucía registra nueve casos por PCR y suma cuatro días sin muertes
chevron_right
Marruecos anuncia que no habrá Operación Paso del Estrecho este verano