El tiempo en: Andalucía
Lunes 30/11/2020

Andalucía

Andalucía recomienda no estar más de cuatro horas en las playas

El BOJA recoge un decálogo de recomendaciones que busca la protección de la salud para la apertura de zonas y aguas de baño en el litoral andaluz

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Playa de Punta Umbría.

No permanecer más de cuatro horas en la playa en horario de mañana o tarde, mantener la distancia de seguridad y ducharse antes de ir y al llegar de la playa, entre las recomendaciones de la Junta de Andalucía para aquellas personas que quieran disfrutar del litoral durante los próximos meses.

Medidas que aparecen en un decálogo de recomendaciones publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), consultado por este diario, y que el Gobierno andaluz ha trasladado a los ayuntamientos costeros.

Andalucía pide a los ciudadanos que se queden en casa si tienen síntomas, exige que en los desplazamientos se tomen todas las medidas de seguridad propuestas por las autoridades y pretende que se extremen las medidas higiénicas individuales a la hora de planificar la visita a la playa.

Entre las recomendaciones, también se encuentra que no se compartan objetos, “como útiles de juego”; utilizar bolsas para guardar los residuos sólidos; obedecer las indicaciones de los servicios de salvamento y socorrismo; no bañarse en zonas prohibidas; y poner especial atención a los carteles informativos acerca de la Covid-19.

Esta serie de recomendaciones deben ser implantadas e incluso complementadas con las medidas que adopten las autoridades locales. Cada ayuntamiento costero de Andalucía tendrá competencias para tomar medidas específicas en sus playas.

De esta manera, las entidades locales deberán establecer el máximo aforo permitido en las playas de su municipio, recogerán la previsión de bajamar y pleamar y garantizará la distancia de seguridad de al menos dos metros.


Todos los objetos personales, como toallas o mochilas, deberán permanecer dentro del perímetro de seguridad habilitado.

También, los ayuntamientos pondrán un horario de apertura y cierre de las playas con el fin de que se permita realizar las labores de limpieza y desinfección.

En caso de autorizarse actividades deportivas, se permite la práctica individual y sin contacto físico.

A la hora de acceder a las playas existirán carteles informativos con las medidas de seguridad. En caso de ser posible, habrá accesos concretos de entrada y otros de salida. Una vez que el aforo de la playa esté completo, la Junta aconseja a las entidades locales que facilite una zona de espera con sombra y que permita mantener la distancia mínima.

Es recomendable, además, regular el acceso ordenado y escalonado a los aparcamientos cercanos a las playas evitando aglomeraciones que no permitan mantener la distancia social.

En las playas cuyas dimensiones lo permitan, se habilitarán zonas accesibles cercanas a los accesos reservados para personas con movilidad reducida y mayores de 65 años.

Los niños menores de 14 años deberán estar siempre acompañados de una persona adulta y podría prohibirse el uso de “útiles flotantes”.

La Junta prevé que haya un servicio de recogida de residuos con mayor frecuencia y que se faciliten puntos de depósito o papeleras.

En cuanto a aseos y vestuarios, las autoridades sanitarias no recomiendan sus usos. Respecto a las duchas y lavapiés exteriores, los consistorios deberán disponer de un cartel informativo sobre su uso y los aparatos deberán ser de accionamiento no manual.

Las hamacas y sombrillas se distribuirán en el espacio de tal forma que se pueda mantener la distancia de seguridad o en su caso la disposición de barreras físicas, de fácil limpieza y desinfección. No se recomienda el uso de colchones ni colchonetas.

Por último, el personal de seguridad en las playas como socorristas o vigilantes, deberá contar con la formación adecuada en prevención de la Covid-19 y conocer el plan de seguridad activado por las autoridades. Los socorristas deberán supervisar y controlar que las personas que acudan a las playas cumplan correctamente con las medidas de seguridad.

COMENTARIOS