El tiempo en: Andalucía
11/04/2021

La rotonda de la avenida de Sanlúcar da buenos resultados

Al principio contó con detractores

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • La rotonda ahora controla el tráfico también que acude desde la calle San Juan.
  • Los conductores lamentan los cortes de tráfico, que provocan atascos y retenciones
En general, aunque a los conductores les ha costado acostumbrarse a la nueva rotonda de la avenida de Sanlúcar, una de las actuaciones de obligado cumplimiento en respuesta a las obras que se están realizando a cargo de los fondos FEIL en la zona, parece ser que está dando buenos resultados, aunque hay infracciones al código de circulación, como ocurre en muchos otros puntos de la ciudad.

A pesar de que al principio contó con muchos detractores, sobre todo por lo que los conductores consideran “grandes dimensiones” de la rotonda, al parecer ahora están más satisfechos, puesto que su utilidad es mucho más idónea que la anterior. La regulación del tráfico es más exacta y los vehículos tienen mayor número de señales que respetar, pero sigue habiendo incumplimientos, como los ceda el paso que hay en dirección de la rotonda de San Luis al cementerio.

Por otro lado, se une la incorporación del tráfico desde la calle San Juan, una novedad que muchos conductores no han asimilado aún pero que viene bastante bien para las personas que salen del centro en dirección a la carretera de Sanlúcar, sin tener por tanto que llegar hasta el cementerio para poder dar la vuelta e incorporarse a la circulación de la carretera.

Lo que sí critican muchos conductores es la iluminación tan pobre con la que cuenta muchos días este espacio. “Entre lo complicado que es ver muchas señales, que ya están gastadas del uso que se hace de la carretera y de que la calidad de la pintura tampoco debe ser muy buena y la poca luz que hay muchas veces, es tarea difícil poder conducir tranquilo por aquí”, indica Javier Castro.

A todo ello hay que sumar los cortes de tráfico que, el área de Mantenimiento Urbano aseguró que serían interminentes hasta la finalización de las obras a finales de diciembre pero que se han hecho habituales. Así, uno de los carriles en dirección al cementerio ha sido suprimido, y ya hay pivotes fijos en la carretera que obligan a tomar el carril más cercano a la línea continua que divide los dos sentidos de la circulación. A horas puntas son muchos los que maldicen dicha actuación, por los atascos.

COMENTARIOS