HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 01:09 CET
Miercoles, 30/09/2020

Andalucía

Andalucía propone que Huelva y Almería adelanten la desescalada

La Junta pide al Gobierno de España que estas dos provincias andaluzas se incorporen a la fase 1 desde el lunes 4 de mayo

  • Elías Bendodo.

La Junta de Andalucía ha pedido al Gobierno de España que las provincias de Huelva y Almería vuelvan a la normalidad este mismo lunes 4 de mayo. El objetivo es que ambas se salten la fase 0 y se incorporen directamente en la fase 1. Esto se debe a que la incidencia del coronavirus ha sido menor en estas provincias que en otras de toda España. En concreto, Huelva suma 425 casos positivos y Almería, 542, según los datos ofrecidos este miércoles por la Consejería de Salud y Familias.

El portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, tras la celebración telemática del Consejo de Gobierno, ha explicado que “Huelva y Almería están en condiciones de incorporarse a la fase 1”, ya que “Andalucía está preparada para salir a un ritmo más rápido de esta situación por la evolución de la pandemia”. Eso sí, “siempre con las normas de seguridad marcadas por la autoridad sanitaria”.

Esta petición fue remitida por el propio presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y se basa en la posibilidad que plantea el Gobierno de España de adelantar esa desescalada en zonas con menor incidencia del virus como en las islas de Hierro, La Gomera y La Graciosa de Canarias y de Formentera en Baleares.

Por tanto, Huelva y Almería podrían abrir desde este próximo lunes pequeños comercios bajo estrictas medidas de seguridad. No se abrirían los centros comerciales, donde son más probables las aglomeraciones y se incrementa más la movilidad para desplazarse hasta ellos.

Comenzarían los entrenamientos deportivos profesionales, se permitiría la apertura de hoteles y alojamientos turísticos -excepto sus zonas comunes y con determinadas restricciones-, se abrirían terrazas con limitaciones de ocupación hasta el 30% y se podría ir a segundas residencias que estén dentro de la misma provincia pero no a viviendas de familiares o amigos. Los lugares de culto podrían abrir limitando aforo a un tercio.

Aún así, se trata de una propuesta realizada por la Junta de Andalucía al Gobierno de España, que será quien decida finalmente el plan de desconfinamiento.


Además, Bendodo ha manifestado que existen comarcas en Andalucía que “también podrían incorporarse” a una fase más avanzada de la desescalada en las próximas semanas. “Ahora nos guiamos por la unidad de medida de la provincia como ha propuesto el Gobierno central, pero estamos analizando la evolución de la pandemia en municipios de una misma comarca, en muchas con casos cero de Covid-19”, ha asegurado.

Desde la Junta de Andalucía han manifestado este miércoles que tienen “muchas dudas” de los marcadores que seguirá el Gobierno de España a la hora de iniciar el desconfinamiento por provincias. “Si será por el número de casos positivos en cada fase o cuántas UCI hay que tener preparadas...”, ha dicho Bendodo, quien ha insistido en que “Andalucía está preparada para todo”.

También, el Ejecutivo andaluz ha solicitado a Moncloa que publique “a la mayor brevedad posible” todas las órdenes de desarrollo del plan para que las pymes, los autónomos y las familias puedan anticiparse a cada fase. “Los dueños de un sinfín de negocios quieren conocer los detalles para prepararse. Necesitamos que se puntualicen los horarios y las condiciones de apertura de los establecimientos”, ha comentado el portavoz del Gobierno andaluz.

Medidas sociales

Por otro lado, el Gobierno andaluz ha aprobado destinar 17 millones a tarjetas monedero para la compra de alimentos y productos de primera necesidad que beneficiarán a más de 20.000 familias vulnerables, dentro de un paquete de medidas sociales que suman en total 28,5 millones.

El Consejo de Gobierno también ha dado luz verde en su reunión semanal a los 10,5 millones anunciados para la renta mínima de emergencia social asociada al Covid-19, que beneficiará a 4.200 familias, y una subvención de 1 millón para la Federación de Bancos de Alimentos.

La consejera onubense de  Políticas Sociales, Rocío Ruiz, ha explicado que este es el primer plan de un paquete de medidas sociales para atender a los colectivos más vulnerables porque a la pandemia del Covid-19 le siguen la “pandemia social y económica”.

Ha explicado que la iniciativa monedero es una tarjeta alimentaria recargable para que las familias vulnerables puedan comprar alimentos con un saldo que oscilará entre 150 y 250 euros mensuales durante cuatro meses, aunque se puede alargar, en función de la tipología familiar.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Parlamento acuerda retomar gradualmente la actividad
chevron_right
Vox insiste en una rebaja de impuestos y tasas a autónomos y pymes