Actualizado: 00:54 CET
Martes, 26/05/2020

Andalucía

Andalucía recibe los primeros tests, que dará a los sanitarios

La Junta asegura que repartirá alrededor de medio millón de estas pruebas diagnósticas en los próximos 20 días mientras los nuevos contagios bajan

  • Ayer llegaron al Puerto de Sevilla los primeros 131.000 tests del Gobierno de la Nación.
  • El Consejo de Gobierno activará mañana miércoles el plan de contingencia para 15.000 contagiados con el 52% de las camas hospitalarias libres
  • Las altas superan a los ingresos pero hay que ser "prudentes", recalca Salud

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, reclamó el pasado domingo al Gobierno central plazos claros en relación a cuándo llegarían los tests rápidos con los que conocer mejor el número real de contagiados por coronavirus. Ayer lunes llegaron al Puerto de Sevilla las primeras 131.000 pruebas diagnósticas del Covid-19, material que el SAS está “testando”.

Rapidez, celeridad, prontitud... y un último favor al Gobierno de Pedro Sánchez: que no ponga trabas a nuestra estrategia de anticiparnos y autorice el último trámite que está pendiente para que podamos fabricar nuestros propios respiradores

Pero a esta partida (en la que también vinieron 325.000 mascarillas y 7.000 batas) la Junta le sumará nuevas remesas con las que alcanzar el medio millón de tests. Estos se distribuirán, en primer lugar y de manera prioritaria, entre el personal sanitario, tanto de hospitales como de residencias de mayores, y entre los que están aislados en casa con síntomas. Andalucía tiene una de las tasas más altas de contagios entre sanitarios: 2.005 infectados.

El consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, adelantó que en los próximos 20 días se hará uso de todo este volumen de tests y confirmó que la intención es “universalizar” las pruebas y poder contar así con un “muestreo” de la población, aunque los PCR son “los que a mí más me interesan porque sirven para aislar rápido a quien es un posible caso de riesgo”, reconoció Aguirre, médico de profesión.

Ésta es una de las medidas anunciadas ayer por el Gobierno de la Junta, que mañana miércoles aprobará en el Consejo de Gobierno activar el plan de contigencia previsto para el escenario de 15.000 contagiados (3.459 hospitalizaciones y 715 pacientes en UCI, según la proyección del mismo),  que supondrá superar las 20.000 camas hospitalarias. En Andalucía, son ahora 8.581 los casos de contagio. “Las previsiones que hicimos del plan 9.000 se están cumpliendo a rajatabla y queremos anticiparnos. Por eso, vamos a poner en marcha la siguiente fase, aunque ojalá no tengamos que utilizar” los recursos previstos en ese plan de contigencia, señaló Aguirre.

De hecho, éste se va a poner en marcha cuando Andalucía tiene el 52% de las camas para ingresos y el 33% de las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) libres. En los centros hospitalarios andaluces hay ingresados por coronavirus 2.349 pacientes de los cuales 1.923 lo están en camas hospitalarias y otros 426, en camas de UCI. “Los datos reales muestran que las altas son cada vez mayores que los ingresos, pero hay que ser prudentes y no vamos a ir al ritmo del virus, vamos a seguir anticipándonos”, reiteró el consejero de Presidencia, Elías Bendodo.  

El consejero de Salud señaló, por su parte, que “no vamos a hacer caso a lo que dice el Ministerio de Sanidad sobre la reincorporación de los sanitarios con síntomas a los siete días. Vamos a mantener que el aislamiento sea de 14 días para evitar contagios”.  


Jesús Aguirre detalló, por último, las medidas laborales que se han pactado con los sindicatos mayoritarios en la mesa sectorial y que se abordarán en el Consejo de Gobierno de este miércoles. El SAS, en primer ligar, abonará a los trabajadores el 35% del máximo previsto en el Complemento al Rendimiento Profesional (CRP). El abono de este primer pago se hará sin realizar las evaluaciones previas que habitualmente determinan el importe de este complemento, informa Europa Press.

Otra medida, tanto para profesionales sanitarios como para trabajadores de residencias de mayores, consiste en que el tiempo trabajado desde el 1 de marzo hasta que acabe la crisis puntuará el doble en la bolsa única de empleo, tanto para ofertas públicas como para concursos de traslados. De otro lado, se ampliará la oferta de contratos hasta el 30 de junio para dar estabilidad y tranquilidad a los contratados. En cuanto a los médicos internos residentes (MIR) a los que habría que dar el título de la especialidad en mayo, una vez que pase ese tiempo seguirán con sus contratos y tendrán un “apoyo económico para nivelarse a los contratos de facultativos especialistas de área y lo que hayan trabajado durante este tiempo se le contabilizará como tiempo trabajado como especialista y no como MIR”, expuso Aguirre. Desde que empezó la crisis sanitaria, se ha contratado a 5.443 profesionales sanitarios.

A la reclamación de los tests que, finalmente, desembarcaron ayer en Sevilla, la Junta siguió recordando que a la comunidad “no ha llegado ni un céntimo” de los 100 millones de euros prometidos por el Gobierno. “Rapidez, celeridad, prontitud... y un último favor: que no ponga trabas a nuestra estrategia de anticiparnos y autorice el último trámite que está pendiente para que podamos fabricar nuestros propios respiradores”, demandó Bendodo. “Que nos los autorice hoy mismo porque mañana puede ser tarde”, apostilló.  

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Bendodo: "Estamos empezando a ver la luz al final del túnel"
chevron_right
Se aplana la curva de muertes y contagios, pero el descenso será largo