Actualizado: 20:45 CET
Viernes, 29/05/2020

Andalucía

Un 'ensayo' de rugby para dar oxígeno a los pacientes de coronavirus

Este zaguero del equipo madrileño de rugby que pelea por el ascenso a División de Honor B, vive estos días fuera del césped uno de los momentos de mayor tensión

  • Ignacio Narváez.

En el rugby se dice que juegan catorce para que ensaye uno, un trabajo en equipo también fundamental en la pelea contra el coronavirus, explica a EFE Ignacio Narváez, jugador del Rugby Majadahonda e ingeniero al frente del departamento que ha diseñado un prototipo para duplicar tomas de oxígeno en hospitales.

Este zaguero del equipo madrileño de rugby que pelea por el ascenso a División de Honor B, vive estos días fuera del césped uno de los momentos de mayor tensión de su carrera como director del área de ingeniería del grupo hospitalario Vithas, inmerso en la lucha contra el Covid-19.

"Nunca había vivido una situación como ésta, lo que llevamos en las últimas dos semanas es algo que no había conocido", explica a EFE este ingeniero especializado en el área sanitaria.


UN PROBLEMA COMÚN AFRONTADO "CON LA MISMA CAMISETA"

El incremento incesante de casos de coronavirus provocó que durante la semana pasada muchos hospitales se toparan con un problema común: había muchos pacientes con problemas respiratorios y las tomas de oxígeno no eran suficientes para atenderlos a todos.

Para entonces, los ingenieros madrileños de diferentes centros hospitalarios ya estaban coordinados en búsqueda de soluciones. "Antes de que nadie dijera nada ya teníamos un chat, entendimos que no era un tema de pública o privada, sino que teníamos que llevar todos la misma camiseta", apunta Narváez.

El grito de alarma lo dieron los ingenieros del Hospital Ramón y Cajal madrileño. "Tenían muchos pacientes, la enfermedad afecta mucho al sistema respiratorio y sin tomas de oxígeno era imposible" explica. Era necesaria una solución técnica para conseguir más tomas de oxígeno.

"Lo primero que hicimos fue llamar a fabricantes y nos encontramos que había una rotura total de 'stock'. Fabricar las piezas tardaría dos o tres semanas, y la impresión en tres dimensiones tuvimos que desestimarla por tema de patentes", relata.

La solución llegó a través del trabajo en equipo, hallada por el responsable de la oficina técnica de este grupo hospitalario, José Manuel Guillot. Un tubo esterilizado en forma de 'Y' o 'T', latiguillos estándar y adaptadores, con los que se conseguía una solución fácil de elaborar para duplicar cada toma.

"Hicimos pruebas científicas en nuestros hospitales de Almería y Valencia, un ingeniero del Colegio de Ingenieros de Madrid validó los cálculos y lanzamos el protocolo. La acogida ha sido tremenda, nos han llamado en el Ramón y Cajal, el Gómez-Ulla (hospital de Defensa en Madrid), La Milagrosa...", asegura Narváez.

El sistema, convertido en un protocolo validado por la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, permite distribuir el caudal de oxígeno de una toma de forma equilibrada a dos mascarillas, de manera que la mitad llega a cada paciente y se pueden duplicar camas.

"Todo esto con materiales que tienen todos los hospitales", enfatiza este ingeniero y jugador de rugby, que confía en que este sistema pueda ayudar a afrontar el incremento de problemas respiratorios a hospitales de países con menos medios. "Ya se han puesto en contacto con nosotros ingenieros de Ecuador", afirma.

ESPÍRITU DEPORTIVO CONTRA LA PANDEMIA

Narváez, conocido como 'Brother' en el Rugby Majadahonda por ser hermano del internacional español Ramón Narváez, conoció el rugby a través de su hermano tras acabar la carrera de Ingeniería Industrial, una vivencia deportiva que ha aplicado su trabajo al frente del departamento de la ingeniería sanitaria de su empresa.

"Muchas prácticas que estamos haciendo en el equipo vienen del rugby. Enviamos arengas de motivación al grupo, cada uno de los miembros del equipo elige una canción para iniciar el día. La situación que vivimos en los hospitales es de batalla, la canción genera una dinámica positiva", explica.

Ir "pulgada a pulgada" en cada desafío técnico que les genera la gestión hospitalaria, elegir "ser parte de la solución y no del problema" son algunas de las máximas que aplica a su práctica profesional este 'rugbier' que encuentra en los valores de su deporte muchos aspectos necesarios en esta situación de emergencia.

La humildad -"pensábamos que podíamos hacer lo que queríamos en el mundo, y esta situación se pone de manifiesto lo pequeños que somos", reflexiona- y el compañerismo -"que hay que practicarlo tanto en los hospitales como en casa con el confinamiento", añade- son algunos de esos valores que comparten el rugby y la salud.

Y el trabajo en equipo, ese en el que catorce jugadores trabajan para que anote uno el ensayo, que en este caso supone oxígeno para más pacientes de coronavirus y un arma más para los hospitales que luchan contra la pandemia. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Hacienda devolverá 1.728 millones en Andalucía en la Campaña de Renta
chevron_right
'RESISTIRÉ 2020', himno frente al coronavirus, a beneficio de Cáritas