Actualizado: 10:00 CET
Viernes, 10/07/2020

Andalucía

Andalucía agiliza el pago de la renta mínima de inserción

La Junta aprueba un paquete de medidas sociales valoradas en 94 millones de euros para que “ningún andaluz se quede atrás” en plena crisis del coronavirus

Cargando el reproductor....

El Gobierno andaluz agilizará el pago de la renta mínima de inserción, facilitará ayudas al alquiler y se encargará de la alimentación de todos los niños en riesgo de exclusión social. El objetivo es “que ningún andaluz se  quede atrás”. Se trata de las principales medidas de un decreto ley que entra ya en vigor y que ha sido aprobado en el Consejo de Gobierno celebrado este lunes de forma telemática. En total, 94 millones de euros en un paquete de medidas sociales y asistenciales en plena crisis que estamos atravesando por el coronavirus.

El portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, ha detallado que la Junta va a “conceder todas las solicitudes de renta mínima de inserción social previstas por situaciones de emergencia social que se encuentran ahora en trámite de resolución”. Esta medida beneficiará a unas 5.000 familias.

En primer lugar, se procederá a dictar resolución de concesión, dando por cumplidos todos los requisitos y estableciendo la cuantía en función de la composición de la unidad familiar, de todas las solicitudes de Renta Mínima de Inserción Social en situación de urgencia o emergencia social ya presentadas, siempre que cuenten con el correspondiente Anexo V del Decreto Ley que regula esta prestación, acompañado de informe social. Además, se procederá a dictar resolución, dando por cumplidos todos los requisitos y estableciendo la cuantía en función de la composición de la unidad familiar, de concesión de las solicitudes de ampliación de esta prestación.

Por último, todas las prestaciones cuyo vencimiento se produzca durante el tiempo en que se mantenga el estado de alarma se prorrogarán de forma automática, considerándose como anticipo a cuenta de la renta y quedando supeditadas a la posterior revisión.

Por otro lado, el Gobierno andaluz va a incrementar, hasta los 15.291.608 euros, el presupuesto destinado al programa de Ayudas Económicas Familiares, lo que supone un aumento de un 20% para el ejercicio 2020, así como las medidas a implementar para la agilización de su gestión frente a la situación de emergencia social.

Con tal de llevar más llevadera esta crisis para muchas familias, la Junta garantiza que más de 20.000 jóvenes andaluces en situación más vulnerable seguirán recibiendo en sus domicilios, o donde acuerden sus centros educativos, las tres comidas diarias.


El reparto de estos alimentos se realiza dos veces en semana en las dependencias municipales puestas a disposición por las corporaciones locales. Las familias reciben los packs de desayuno y merienda que ya se les venía entregando a este alumnado antes del cierre de los centros, además de barquetas con el almuerzo. No obstante, el Gobierno andaluz también se compromete a agilizar las ayudas para el alquiler de vivienda habitual a personas en situación de especial vulnerabilidad.

Para ello, dispondrá de 57 millones de euros para que unas 17.000 familias no se queden sin alojamiento, más si cabe en esta situación de crisis sanitaria y económica. Con estas ayudas se subvenciona el 40% de la renta a inquilinos con ingresos limitados y el 50% a personas que hayan cumplido 65 años - ambas ayudas con un complemento de hasta el 75% en el supuesto de que se encuentren en situación de especial vulnerabilidad-, mientras que los jóvenes menores de 35 años tienen derecho a una subvención del 50% del alquiler, que no puede superar 600 euros al mes.

Por su parte, la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha manifestado ante las cámaras de 7TV Andalucía que este paquete de medidas aprobadas por la Junta hacen el acento “en aquellos andaluces más vulnerables”, con los que “hay que estar más atentos”. Las medidas adoptadas por el Consejo de Gobierno no quedan aquí.

El Gobierno andaluz ha activado este lunes su plan para prever 9.000 contagios en la comunidad con el objetivo de “anticiparse” al ritmo del coronavirus, por lo que habilita 7.750 camas de hospital, tres veces más de las ocupadas actualmente, de ellas 1.030 plazas de UCI, cinco veces más. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha informado de que el sistema sanitario público cuenta con 5.388 camas no ocupadas, a las que se suman otras 2.163 del privado, lo que da “un colchón importante” para absorber un aumento de contagiados.

Ruina en el sector turístico

Por otro lado, la Junta de Andalucía prevé un retroceso de ingresos en el sector turístico de la comunidad de hasta 13.000 millones de euros y la pérdida de hasta 137.000 empleos en el peor escenario tras el cierre de mercados y el parón de la actividad provocada por la pandemia del coronavirus.

Así figura en un informe presentado este martes al Consejo de Gobierno por el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, sobre la posible evolución del turismo en la comunidad para el año 2020, a partir del cierre de mercados y parón de la actividad provocada por la pandemia del coronavirus y el nuevo Plan de Acción que se ha diseñado para recuperar cuanto antes la fortaleza del destino.

La Consejería de Turismo ha elaborado tres escenarios posibles con la precaución que conlleva cualquier estudio en unas circunstancias de enorme incertidumbre ante una situación sin precedentes. El gran objetivo es alcanzar los mayores impactos posibles en los mercados objetivos con la intención de ayudar a reactivar la actividad turística andaluza. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Andalucía se anticipa y activa su plan para 9.000 contagios
chevron_right
El respirador andaluz podría probarse en pacientes no terminales