Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 13/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Adiós del PNV a Guernica

Los nacionalistas vascos no acuden al 30 aniversario de la aprobación del Estatuto y se alinean peligrosamente con el entorno ?abertzale?

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
La peligrosa senda que ha decidido tomar el Partido Nacionalista Vasco tras no asumir la pérdida de la lehendakaritza a manos del PSE con el apoyo del PP se escenificó el pasado día 17 al asistir la plana mayor de los nacionalistas -supuestamente moderados- a la manifestación en apoyo de Batasuna en San Sebastián y se fraguó ayer con la ausencia de éstos mismos en los actos del 30 aniversario del Estatuto de Guernica. La indigestión de poder del PNV le ha llevado por unos derroteros en los que la única compañía es la del radicalismo de ETA y su entorno. Es un camino de no retorno y que sólo beneficia a los violentos, que precisan de apoyos para defender su maltrecha estructura. La lucha antiterrorista se está viendo mermada por culpa del preocupante radicalismo que está mostrando el PNV desde que perdió el Gobierno de Euskadi. Vuelve a resucitar el fracasado Plan Ibarretxe como su bandera política creyendo que obtendrá los réditos necesarios para regresar al poder, pero se equivoca. Basa su no participación en los actos del Estatuto de Guernica con las otras fuerzas políticas en que “es la fiesta del incumplimiento”, en palabras de su presidente, Íñigo Urkullu. Sin embargo, años atrás, cuando su partido ostentaba el poder, bien que acudieron para sacar pecho. ¿Qué diferencia hay ahora? Que gobierna Patxi López y el PNV no lo tolera. Antes prefiere ir de la mano de los radicales.

TE RECOMENDAMOS