Actualizado: 22:59 CET
Martes, 25/02/2020

Sevilla

La víctima del crimen de la cuñadas recibió 24 golpes y 61 puñaladas

Los médicos forenses testifican en el juicio, donde han manifestado que las heridas "debieron de ser muy dolorosas"

  • Juicio por el crimen de las cuñadas.

Los médicos forenses que realizaron la autopsia a la víctima del crimen conocido como el de las cuñadas han declarado este jueves en la cuarta sesión del juicio y han señalado que esta mujer recibió 24 golpes en la cabeza y 61 puñaladas el 19 de abril de 2016 en su vivienda de La Rinconada y, aunque han precisado que no existe ningún sistema para medir la intensidad del dolor, entienden que estas heridas "debieron ser muy dolorosas".

Por estos hechos están acusadas dos hermanas y el que era novio de una de ellas como los presuntos autores de acabar con la vida de la que era pareja de su hermano, fallecido unos meses antes de muerte natural, y con el que tuvo una hija, y la Fiscalía pide para cada uno 25 años de prisión, según recoge en su escrito, consultado por Europa Press.

Durante su declaración ante un jurado popular y el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla, los forenses han precisado que los golpes le fueron asestados con "un objeto contundente y de frente", provocándole en algunas partes el hundimiento del cráneo, unas heridas que fueron "lo suficientemente importantes" como para haber provocado su muerte.

En ese primer momento, han apuntado, "la víctima se defendió al presentar lesiones propias de defensa en las manos y en el brazo" y, posteriormente, "tuvo que caer al suelo donde recibió las puñaladas en el cuello y en la espalda".

LA RECONSTRUCCIÓN

En esta misma sesión se ha emitido un vídeo con la reconstrucción judicial de los hechos, en presencia de los tres acusados iniciales, dos de los que están siendo juzgados y otra hermana, E.N.S., cuya causa fue archivada dos años después de los hechos y tras llevar 26 meses en prisión cuando una testigo protegido en una nueva rueda de reconocimiento aseguró que esta "no era la que había salido aquella mañana de la casa y se había montado en un coche", sino su hermana C.N.S., que entró en prisión preventiva tras esta declaración y está siendo juzgada.

En el mismo, uno de los guardias civiles que va narrando los hechos señaló que la víctima sufrió un "ensañamiento continuo porque siguieron pinchándola con ella ya muerta" descartando el móvil del robo, ya que en la vivienda, donde la víctima regentaba un quiosco, fue hallado dinero en efectivo.

Está previsto que el juicio concluya este viernes con la lectura de las conclusiones y de los informes definitivos de la Fiscalía, la acusación particular, que en este caso ejerce la Junta de Andalucía, y de las defensas.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Los diez disfraces que más se van a llevar
chevron_right
Lastra a los andaluces: "No os vamos a abandonar a estos bárbaros"