Actualizado: 14:32 CET
Miercoles, 19/02/2020

Andalucía

Antonio Pulido abandona la presidencia de Pignus

Juan Caído, quien ocupa en la actualidad el cargo de presidente de Valorum, lo releva al frente de la asociación internacional

  • Asamblea de Pignus.

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, ha abandonado recientemente la presidencia de la Asociación Internacional de Entidades de Crédito Prendario y Social (Pignus), un cargo que ha ocupado durante los últimos diez años. Los órganos de gobierno de esta entidad decidieron en la su última Asamblea celebrada en Roma la sustitución de Pulido por Juan Caído, quien ocupa en la actualidad el cargo de presidente de Valorum, una entidad de crédito prendario localizada en Suiza, y que es una de las entidades con más prestigio del sector en este país.

De esta manera, la asociación vuelve a estar presidida después de muchos años por el representante de un organismo que cuenta con la actividad de crédito prendario y pignoraticio. La Fundación Cajasol no dispone desde hace años de esta actividad. Sin embargo en el pasado, cuando Cajasol era jurídicamente una caja de ahorros, sí que disponía de un Monte de Piedad, una línea de negocio y de actividad muy rentable que no permaneció en la Fundación Cajasol tras la fusión con Caixabank en el año 2012.

Por otro lado, Cajasol sí que ha sido una entidad activa en programas de microcréditos o créditos sociales, a través de líneas de emprendimiento o de pequeñas colaboraciones dentro del área social de la fundación. La Asociación Pignus, constituida el 28 de septiembre de 1957, en Milán (Italia), es una organización sin ánimo de lucro que representa y coordina a las entidades que realizan actividades de crédito con garantía de prenda o de crédito social, ampliamente considerado, y a sus asociaciones nacionales. Tiene personalidad jurídica propia y se rige por sus Estatutos aprobados en 2004.

Actualmente, forman parte de la Asociación cincuenta y cuatro entidades, pertenecientes a trece países de tres continentes, y su principal objetivo consiste en facilitar el intercambio de experiencias, innovaciones, conocimientos, sistemas operativos, productos y servicios y nuevas tecnologías, la prevención de fraudes y falsificación de joyas, entre otras cuestiones. Esta renovación en la presidencia de Pignus pretende dar un nuevo impulso a la actividad, y una mejor y mayor divulgación de los intereses de los conocidos como Montes de Piedad, organismos con una importante función social, y que en Andalucía cuentan con una buena y numerosa presencia. En este sentido, el nuevo presidente Juan Caído asume el reto de esta mejora, así como aunar al sector a través de esta asociación, que ya dispone de un prestigio internacional consolidado.    

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Cataluña y Baleares, ejemplos para Andalucía en tasa turística
chevron_right
Andaluces residentes en Wuhan desean volver "cuanto antes a España"