HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 07:54 CET
Miercoles, 26/02/2020

Granada

Piden cárcel para un dentista que colocó mal varios implantes

El director técnico de una clínica dental de Granada recomendó a su paciente la extracción de ocho piezas. Los implantes mal puestos le provocaron infecciones

  • Implantes.

La Fiscalía de Granada ha solicitado un años y medio de cárcel, y dos años y medio de inhabilitación profesional para el director técnico de una clínica dental que recomendó a su paciente la extracción de ocho piezas para colocar implantes mal puestos que le provocaron infecciones y secuelas.

Según el escrito provisional de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Efe, los hechos comenzaron en julio de 2015 cuando el acusado Diego Carlos S.T. era el director técnico de una clínica dental ubicada en la calle Cervantes de Granada.

La víctima acudió a esta clínica, donde le diagnosticaron pérdida periodontal de leve a moderada, lesiones en un maxilar y otros problemas en la mandíbula.

El acusado recomendó la extracción de ocho de las piezas dentales superiores de la víctima y propuso sustituirlas por seis implantes para soportar una prótesis híbrida, una operación que se realizó en septiembre de ese mismo año y por la que la cliente pagó 5.000 euros.

Tras el tratamiento, la denunciante sufrió procesos infecciones por los que necesitó acudir a los servicios de urgencias de un hospital, y un dolor crónico que provocó que le extrajeran en julio de 2017 dos de los implantes colocados por el acusado, lo mismo previsto para el resto de piezas.

Según la Fiscalía, los implantes colocados por el acusado tuvieron una mala ubicación y dirección y al menos tres no quedaron debidamente recubiertos de hueso.

Algunos no tenían casi inclinación, otros provocaron pérdida ósea y no resultaron válidos para soportar una prótesis.

El Ministerio Público ha apuntado que no hubo una valoración y seguimiento clínico correctos por parte del acusado, por lo que ha apreciado un "incumplimiento de la Lex Artis" en su actuación profesional.

Todo esto provocó que la víctima requiriera atención sanitaria durante 180 días, siete de ellos impeditivos, y le ha dejado como secuelas un trastorno distímico con dolor y un trastorno afectivo.

La Fiscalía ha calificado los hechos como un delito de lesiones por imprudencia profesional y ha solicitado para el acusado una condena 18 meses de prisión y dos años y medio de inhabilitación especial para a profesión de odontólogo.

El acusado será juzgado por estos hechos el próximo 5 de febrero en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Ingresado en Granada un turista de Wuhan con sospecha de coronavirus
chevron_right
Le piden 12 años de prisión por falsificar billetes de 50 y 100 euros