Quantcast
El tiempo en: Andalucía
18/04/2021

Antoñito: "El míster que tenemos es ?Cuco? y tenemos que estar unidos"

El delantero sevillano habló sobre su situación y la del conjunto azulino

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Antoñito, durante un entrenamiento del conjunto xerecista en Chapín.
“El equipo sabe lo que se está jugando. El ánimo sigue igual, estamos bien. El domingo tenemos un partido muy importante para nosotros porque jugamos ante un rival que está en una posición en la que no va a estar al final de la temporada. Nosotros tenemos que empezar a sumar ya de tres en tres. En esta Liga no podemos dejar muchas distancias con el cuarto o quinto por la cola y no podemos descolgarnos”. De esta forma se expresaba ayer Antoñito en su comparecencia ante los medios de comunicación.
Está siendo un año muy difícil para mí porque quizás es la temporada que estoy jugando menos
¿Tendrá posibilidades por fin el domingo de ser titular con el Xerez en Primera? En el entrenamiento de ayer estuvo trabajando durante una parte de la sesión con Mario Bermejo. El delantero sevillano apuntaba, sobre sus opciones de jugar, que “eso no lo sé. Eso es una cuestión del míster. Yo trabajo para intentar estar. Está siendo un año muy difícil para mí, pero cuando el míster crea oportuno que juegue yo voy a estar preparado para lo que quiera. Es el año en el que quizás estoy jugando menos. El míster confía en otros compañeros y yo tengo que ganarme esa confianza”.

Sobre su relación con el técnico navarro, Antoñito resaltaba que “el feeling que tenemos es el de jugador-entrenador. Yo entreno y punto. Ahora mismo el feeling que tiene que haber es el de respeto entre uno y otro. Si me pone, bien, y si no, pues a seguir entrenando al máximo”.


El atacante azulino no quiso entrar en comparaciones entre su relación con Ziganda y la que ha tenido con otros técnicos, como por ejemplo Esteban Vigo: “Es diferente, es otro entrenador. No tiene nada que ver uno con otro. Lo más importante tanto el año pasado, el anterior , como éste, es el vestuario, que tiene que estar unido entre todos. En el momento en el que no estemos unidos seguro que habrá problemas. Ahora mismo estamos unidos porque la categoría es muy difícil y tenemos que estar todos a una. La unión hace la fuerza. Uno quiere jugar y cuando no lo hace está cabreado, pero lo importante es el equipo”.

Algunos comentarios han apuntado a posibles fisuras en el vestuario entre algunos jugadores y técnico. En este sentido, Antoñito destacaba que “por la experiencia que tengo, cuando un equipo no va bien y los resultados no acompañan es cuando se habla de este tipo de cosas y de muchas otras más. El entrenador que tenemos es Cuco y tenemos que estar concentrados y trabajando para ganar partidos. El técnico querrá ganar partidos, al igual que nosotros. Ya hace dos años vivimos una situación similar y salían muchas cosas. Cuando lleguen los resultados positivos estoy convencido de que todo cambiará”.

sin despistes
Antoñito cree que el equipo tiene que intentar cometer los mínimos fallos posibles y aprender de partidos como el último jugado hace ya más de una semana ante el Málaga: “En aquella ocasión pudo ser que nos faltase un poco de fortuna. Sin hacer un partido bastante bueno, se puso a nuestro favor, pero tuvimos un despiste y en esta categoría cualquier error te puede costar un gol. Esto no tiene nada que ver con lo del año pasado. Tenemos que estar los noventa y tantos minutos que dure el partido con los cinco sentidos, porque aunque el rival parezca que no está haciendo nada, te puede marcar en cualquier momento”.

Sobre las claves para tratar de lograr el triunfo ante el Villarreal, el Romario del Polígono de San Pablo resaltó que “la clave es hacer un buen partido. El Villarreal, aunque esté abajo, crea muchas ocasiones de gol. Le está faltando tener puntería a la hora de marcar. Tiene mucha calidad y como nos despistemos un poquito nos puede hacer mucho daño. Nosotros estando bien y colocados, podremos salir a la contra. Al Villarreal le gusta tener el balón”.

Aunque el conjunto amarillo no pasa por su mejor momento, Antoñito dejaba bien claro que “en esta categoría no nos podemos fiar de nadie. La mayoría de equipos tiene en Primera a dos o tres jugadores que marcan diferencias. Ahí está el Villarreal, que aunque no esté bien, tiene jugadores muy importantes y estará al final más arriba. Nosotros tenemos un equipo que demostró el año pasado que tiene potencial. Ahora tenemos que seguir trabajando para volver a ver al Xerez que se tiene que ver”.

¿A qué juega el Xerez? El sevillano manifestaba que “somos un equipo que tenemos que jugar por bandas y pegar centros al punta. Estamos jugando con un delantero y tenemos que darle buenos balones. Nos gusta tener el balón, pero en esta categoría es muy difícil porque los rivales también quieren tener la posesión. Estoy convencido de que este equipo puede dar mucho más. Lo importante es ganarle el domingo al Villarreal y coger confianza. Hay que hacer un gol más que el rival, independientemente de quien juegue. El otro día no llegamos mucho arriba, pero el equipo logró ponerse con 1 a 0. Después llegaría el gol de ellos en una jugada desafortunada para nosotros. Nos metieron un gol con un tiro desde fuera del área. Cuando las cosas van mal hay que ganar, jugando bien o mal”.

Y una última cuestión. ¿Puede el Xerez jugar con dos delanteros? “Este equipo ha demostrado otros años que ha podido jugar con dos delanteros, pero ésa no es una decisión mía. El año pasado estuvimos durante toda la primera vuelta y parte de la segunda jugando con dos puntas y se hicieron bastantes goles. es una decisión del técnico, que confía en un sistema y hay que trabajar sobre ese sistema”. Con Mario Bermejo se encuentra bien en el campo: “El feeling que tuve con él el año pasado fue bastante bueno, sobre todo hasta antes de lesionarme. El míster decidirá los que tienen que jugar ya que hay otros compañeros que también pueden jugar arriba y también tienen ganas de hacerlo”.

COMENTARIOS