Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 04/12/2021  

Andalucía

Los Presupuestos de la Junta para 2010 superarán los 33.737 millones de euros, un 0,1% menos que en 2009

La Junta prevé una bajada del PIB del -0,3 por ciento para el próximo año y una pérdida de 50.000 puestos de trabajo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Los ingresos de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma andaluza para 2010 ascenderán a 33.737,7 millones de euros, lo que representa un descenso del 0,1 por ciento con respecto al año anterior, según anunció hoy la consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, tras presentar al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía la envolvente financiera del anteproyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad para el próximo ejercicio.

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta, Martínez Aguayo dio a conocer el borrador del proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad andaluza para 2010, que ha comenzado a debatir el Gobierno andaluz y que será presentado el 27 de octubre, cuando se presentará el presupuesto de gastos.

Según la titular de Economía, las cuentas para 2010 registrarán un descenso en los ingresos tributarios y un mayor recurso al endeudamiento, de forma que se estima un déficit del 2,75 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) para financiar inversiones y políticas de empleo.

Esta recurso al endeudamiento se efectuará de forma "sostenible", según apuntó la consejera, quien destacó que el presupuesto de 2010 "ha sido muy importante y difícil en un contexto de máxima austeridad" y permitirá "un impulso a la actividad económica y tener a la educación en el centro de todas las políticas", además de constituir "un presupuesto realista y prudente, solvente y austero, social y para el empleo y la formación".

Resaltó asimismo que estas cuentas "hace un uso razonable y responsable del endeudamiento, en línea con lo aprobado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera para todas las comunidades".

En su intervención, la consejera, que hizo un recorrido por el escenario macroeconómico desde la caída de Lehman Brothers en septiembre de 2008, reconoció que Andalucía "no es ajena a la crisis", aunque destacó su caída "más suave" y el comportamiento "diferencial" en relación con otras zonas de España en materia de bajada del crecimiento y del empleo. No obstante, a su juicio, todo lo ocurrido obliga a "la máxima prudencia y mantener cautela a la hora de definir el comportamiento futuro de nuestra economía".

La consejera apuntó que los indicadores "parecen apuntar una ralentización de la caída de la economía en el segundo semestre, lo que hace esperar un mejor comportamiento de la economía en lo que queda de año y alienta buenas perspectivas para 2010". Apuntó otras serie de factores externos que incidirán en las previsiones de 2010, como la depreciación de dólar frente al euro, la subida del precio del petróleo y un descenso de los tipos de interés a corto plazo.

De esta forma, refirió el escenario macroeconómico previsto para Andalucía en 2010, de forma que este año se cerrará con una bajada del 3,5 por ciento del Producto Interior Bruto Real --una décima menos que el descenso previsto para el conjunto nacional--, con 147.140 millones de euros. El año 2009 se cerrará con 2.929.000 ocupados, una tasa de actividad del 58,6 por ciento y un incremento de la productividad del 3,4 por ciento.

En cuanto a las previsiones para 2010, Martínez Aguayo precisó que se prevé un descenso del PIB real y nominal del -0,3 por ciento, hasta los 146.699 millones de euros, un decrecimiento sin precedentes en la historia presupuestaria de la Junta, "al igual que no tiene parangón la actual crisis".

Asimismo, la cifra prevista de ocupados será el próximo año de 2.990.000 personas, con una tasa de actividad del 59,3 por ciento y un incremento interanual de la productividad del 1,4 por ciento.

La consejera apuntó una caída del 1,7 por ciento en el empleo para 2010, lo que supondrá la pérdida de 50.000 puestos de trabajo, con lo que no se podrá cumplir los objetivos de pleno empleo para 2013.

IMPORTANTE CAÍDA DE INGRESOS TRIBUTARIOS

A la hora de referir las características del presupuesto de ingresos de 2010, la consejera apuntó que se registrará una importante reducción de los ingresos tributarios, a causa de la crisis económica, con una caída de las entregas a cuenta procedentes del Estado, y una reducción de la recaudación por tributos de gestión propia.

De esta forma, los ingresos no financieros descenderán un 7,9 por ciento en 2010, hasta los 28.267,6 millones de euros, mientras que los ingresos financieros aumentarán un 78,8 por ciento asta 5.470 millones de euros, lo que supone un presupuesto de ingresos de 33.737,7 millones de euros, un 0,1 por ciento menos en relación con 2009.

En concreto, dentro de los ingresos no financieros, los ingresos tributarios descenderán un 21 por ciento hasta 10.072,9 millones de euros y el Fondo de Suficiencia bajará un 16,3 por ciento hasta los 8.416 millones de euros.

La consejera justificó la caída de los ingresos tributarios a la caída, especialmente en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, cuya reducción se estima en más del 20 por ciento. Además la recaudación del IVA descenderá un 28,9 por ciento y el tramo autonómico del IRPF bajará un 27,4 por ciento.

Los ingresos para 2010 además obtendrán recursos adicionales procedentes del nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas, de forma que por la financiación adicional del nuevo sistema de financiación, Andalucía recibirá 1.350 millones de euros, mientras que por el Fondo de Compensación Interterritorial, Andalucía recibirá en 2010 un total de 436,9 millones de euros, un 8,6 por ciento menos en relación con 2009.

Asimismo, verá aumentado un 7,7 por ciento la cantidad de los fondos europeos, cifrados en 2.722,8 millones de euros.

Recordó que la Junta debe devolver 1.500 millones de euros por la liquidación negativa de las entregas a cuenta y rechazó la posibilidad de que, debido a una reforma fiscal se puedan modificar estas previsiones presupuestarias, de manera que en el caso de que se produzcan modificaciones, se deberá notificar a la liquidación del presupuesto de ingresos años después "en positivo o en negativo".

LIQUIDACIÓN DE DEUDA HISTÓRICA Y AUMENTO DEL ENDEUDAMIENTO

La consejera hizo mención expresa a las transferencias finalistas y otros ingresos no financieros, en los que se incluye la liquidación de la llamada Disposición Adicional Segunda del Estatuto de Autonomía o 'deuda histórica' que se cifra para 2010 en 5.268 millones, un 12,9 por ciento más que en 2009. En ese sentido, recordó que la forma de materialización de esa liquidación está negociándose con el Gobierno central y se resolverá en el seno de la comisión mixta.

Asimismo, Martínez Aguayo estimó un incremento de los ingresos por operaciones financieras, de forma que en aras de "mantener la estabilidad presupuestaria fijado por el Estado", se efectuará una utilización "sostenible" del endeudamiento para financiar inversiones y políticas de empleo.

De este forma, el porcentaje de endeudamiento será del 2,75 por ciento del PIB, de los que 2,5 por ciento corresponde al déficit autorizado y un 0,25 por ciento del PIB, correspondiente al 'golden rule' para financiar inversiones productivas.

En ese punto, la consejera destacó que la Junta recurrirá al "necesario" endeudamiento "porque podemos hacerlo", ya que, según resaltó, "nuestra adecuada presión presupuestaria en época de bonanza, cuando aplicamos criterios de austeridad, nos ha permitido llegar a la crisis con unas finanzas públicas saneadas".

Además, la deuda pública destinada a amortización aumentará en 2010 un 28,9 por ciento hasta 1.031 millones de euros, el endeudamiento neto aumentará un 149,7 por ciento hasta 4.035 millones de euros, mientras que otros ingresos financieros descenderá un 37,2 por ciento hasta 403,7 millones.

TE RECOMENDAMOS