Actualizado: 19:39 CET
Jueves, 21/11/2019

Cádiz

Prisión para los cinco detenidos por el vuelco de droga en Chipiona

Por un delito de homicidio, dos delitos de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de detención ilegal y un delito de tenencia ilícita de armas.

Juzgados de Sanlúcar.

1

Imagen de uno de los detenidos.

2

La juez ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza de los cinco hombres que fueron detenidos el pasado domingo en Sevilla tras arrojar a una vía de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) desde una furgoneta a un hombre muerto y a otros dos heridos de gravedad.

Según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), tras tomarles declaración, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) ha ordenado que los cinco detenidos sean enviados a prisión provisional, comunicada y sin fianza.

La juez atribuye a los cinco arrestados un delito de homicidio, dos delitos de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de detención ilegal y un delito de tenencia ilícita de armas.


Uno de los detenidos compareció en el Juzgado en el día de ayer y los cuatro restantes han pasado a disposición judicial en la mañana de hoy.

La investigación sobre el suceso, que se encuentra bajo secreto de sumario, baraja la posibilidad de que los hechos puedan enmarcarse en un ajuste de cuentas entre bandas de narcotráfico o en lo que se conoce como un "vuelco", cuando una red robar la mercancía a otra.

Los cinco hombres fueron detenidos el pasado domingo por la tarde tras una espectacular persecución que se inició sobre las 17:00 horas cuando un ciudadano alertó a la Policía Nacional de Sanlúcar de Barrameda de que había visto cómo a la altura del kilómetro 5 de la carretera A-480 una furgoneta que circulaba junto a un turismo había tirado a la vía a tres varones cuyo estado desconocía.

La Guardia Civil organizó un dispositivo para interceptar a los vehículos que contó con la importante ayuda de un agente destinado en la Comandancia de Cádiz y que, fuera de servicio, llevaba en coche a su hijo al Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro (Madrid) para que éste realizara el examen de ingreso.

El agente, que había conocido que se buscaba a una furgoneta y a un turismo, vio cómo ambos vehículos le adelantaban a gran velocidad en dirección a Sevilla, alertó de ello al operativo, y comenzó a seguirles, dando cuenta a sus compañeros de su itinerario.

Gracias a ello, patrullas de la Guardia Civil de Sevilla que formaban parte del operativo pudieron interceptar al turismo en la carretera A-66 y detener a sus cuatro ocupantes, todos ellos varones de nacionalidad extranjera.

Paralelamente, la Policía Local de Sevilla, que también había sido alertada al igual que la Policía Nacional del dispositivo, interceptó la furgoneta en la que viajaba otro hombre.

La detención se produjo en el barrio de Los Remedios tras una persecución a pie del hombre, que portaba un arma larga en el vehículo que acababa de abandonar.

Mientras, otros agentes acudieron a la carretera a buscar a los hombres que habían sido arrojados desde la furgoneta.

Uno de ellos estaba muerto y los otros dos fueron se trasladados a un hospital de Cádiz, donde continúan ingresados en estado muy grave.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El PSOE propone a Villalobos para repetir en la presidencia de la FAMP
chevron_right
Granada aspira a ser capital de Europa