Actualizado: 23:18 CET
Viernes, 13/09/2019

Andalucía

En busca del cacao con acento andaluz

El cacao requiere un clima de temperaturas altas que se produce en países de África y América Latina, algo que puede cambiar con investigaciones andaluzas

  • cacao.

El cacao es un cultivo tropical que requiere de un clima de temperaturas altas que se produce en países de África y América Latina, una situación que puede cambiar con las investigaciones que realizan científicos españoles con el primer estudio en Europa para producir este fruto en Andalucía.

El responsable del Departamento de Fruticultura Subtropical del IHSM La Mayora CSIC-UMA y profesor investigador de OPI, Iñaki Hormaza, ha explicado que el “primer estudio sobre el cacao en Europa” se lleva a cabo con ochenta plantas de cuatro variedades de diferentes orígenes desde hace un año para ver cómo se comporta este cultivo en Málaga.

El estudio, que se encuentra ya avanzado con la fase de cultivo de estas variedades, espera fruto “para el año que viene”, aunque Hormaza ha reconocido que “deben pasar al menos tres años para saber si este cultivo es viable” para la producción comercial en Europa continental.


Este trabajo es una colaboración entre el IHSM La Mayora CSIC-UMA y La Despensa de Palacio de Estepa, empresa que ha facilitado algunas de las plantas que están siendo cultivadas para realizar esta investigación.

Estas plantas de cacao se encuentran cultivadas para que se pueda estudiar “su comportamiento en invernadero con calefacción y sin ella para ver si se puede producir fruto de cacao en el sur de España”.

Hormaza ha valorado esta planta como "bastante tropical, que sufre bastante por debajo de los 15 grados” y cuya producción de convierte en “un reto”.

“Lo primero que estamos estudiando es cómo se produce el proceso de fecundación en las flores para ver si podemos producir fruta a partir de las flores que tenemos”, ha reconocido Hormaza, que ha señalado que actualmente algunas de las ochenta plantas tienen “una gran producción de flores” e incluso pequeños frutos de algunos centímetros.

Actualmente, en el IHSM La Mayora CSIC-UMA están realizando el proceso de fecundación de estas plantas a mano para conseguir la fruta, una técnica que es “inviable por varios factores”, ya que no es posible realizar este procedimiento para una futura producción comercial.

El objetivo de esta polinización manual es conseguir el fruto para luego ver “con el tiempo si se pueden utilizar diferentes insectos nativos de España” que puedan ser asociados a las plantas de cacao para una futura producción y cultivo.

Hormaza ha asegurado que otro de los retos a los que se enfrenta el equipo que realiza este estudio pionero en Europa es el referente a la temperatura y al frío que puede soportar la planta, por lo que la investigación del desarrollo de las plantas de cacao en los dos tipos de invernadero es esencial, sobre todo en invierno.

“La idea es ver si podemos aprender del invernadero con calefacción, que es donde va a estar mejor la planta, y ver cómo podemos aplicar el conocimiento ya adquirido para producir en condiciones más limitantes”, ha avanzado Hormaza, que busca en el instituto conseguir un cultivo de cacao sin necesidad de regulación térmica.

El cacao, el alimento de los dioses, está cada vez más cerca de llegar a los campos andaluces, donde su cultivo podría ser una realidad en algunos años gracias a estas investigaciones.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Junta confía en cerrar 2019 con más de 60.000 empleos creados
chevron_right
La Alhambra revisa su modelo de entradas