Actualizado: 19:41 CET
Jueves, 01/08/2019

Sevilla

Los análisis descartan el virus Crimea-Congo en una paciente sevillana

Fue trasladada al Virgen del Rocío de Sevilla desde el Hospital Valle de los Pedroches de Pozoblanco, donde ingresó con fiebre el pasado día 30

  • Hospital Virgen del Rocío.

Los resultados de los análisis realizados en el Centro Nacional de Microbiología a las muestras tomadas a la mujer de 74 años de edad ingresada en la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla por sospecha de tener el virus de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo han dado resultado negativo, por lo que la paciente deja de estar aislada y pasa a tener un tratamiento normalizado.

En consecuencia, la Consejería de Salud y Familias ha desactivado el protocolo de vigilancia del virus Crimea-Congo a la paciente, que fue trasladada este miércoles al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla desde el Hospital Valle de los Pedroches de Pozoblanco, donde ingresó con fiebre el pasado martes 30 de julio, ante la sospecha de que estuviera contagiada.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha agradecido al personal sanitario que ha participado en la atención de la paciente "su excelente trabajo, tanto en la asistencia a la mujer como en su traslado desde Córdoba a Sevilla".

En un comunicado, Aguirre ha subrayado que el personal sanitario que se integra en este tipo de procedimientos "lo hace de manera voluntaria", al tiempo que ha destacado "la coordinación de todos los profesionales que se han integrado en el dispositivo".

El virus de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo tiene un riesgo de transmisión bajo, según el Informe de Situación y Evaluación del Riesgo de Transmisión del Virus de Fiebre Hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC) en España, elaborado por el Ministerio de Sanidad.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Intervienen en Granada más de 7.900 plantas de cannabis en julio
chevron_right
Denunciados por vender jamones polacos como si fueran de Granada