Actualizado: 20:35 CET
Sábado, 03/08/2019

La Taberna de los Sabios

Las redes sociales como medio, nunca como fin

Publicado: 23/07/2019 ·
20:52
Actualizado: 23/07/2019 · 20:52

No lo olvidemos. Lo importante es la vida real. La digital es un sucedáneo que debe ser considerada como un simple medio, nunca un fin

Qué lío este de las Redes Sociales. Si no estás, porque no eres. Si estás, porque te consume tiempo y energía.¿Qué hacer, entonces? ¿Estar o no estar? Elevamos nuestro móvil hasta la altura de los ojos y entonamos un dramático ¿ser o no ser? hamletiano. El instinto de supervivencia nos hace decidir, entonces. Ser, siempre ser. Pues para ser, hay que estar, que respondería el clásico. Luego, resignados o apasionados según el caso, nos bajamos la aplicación gratuita de la Red Social, sabedores de que la pagaremos con jirones de nuestra propia vida en forma de datos. Pero esto es lo que hay y quien algo quiere, algo le cuesta.

Y ya que estamos, aprendamos al menos a utilizarla bien. Las redes sociales son un poderoso instrumento de relación entre personas. Podemos conocer y ser conocidos, contar cosas y que nos la cuenten. O sea, la vieja institución de la plaza del pueblo elevada a la enésima potencia por unos sorprendentes algoritmos que nos enlazan y confunden. Ya todos somos parte de un formidable ovillo, entrelazados por el sutil hilo de la red de araña que nos conecta y solidifica en un todo interconectado. Hasta ahí, bien. Pero, atención, que corremos el riesgo de que esa colosal y colorida red termine atrapándonos para chuparnos la sangre. Somos, o mejor dicho éramos, seres vivos. Ahora, a pasos agigantados, nuestro “yo” digital avanza mermando entidad a nuestro “yo” real. Peligro, peligro, porque todos experimentamos la tentación de construir un “yo” digital, feliz y molón, para ocultar, o elevar, nuestro “yo” gris y anodino. Lucimos en las pantallas mientras que nos agostamos en el mundo real, incoherencia psicológica que nos hará sufrir.

Ya Aristóteles advirtió del riesgo de confundir el fin con el medio. Por eso, debemos tener claro que las redes sociales no un medio, nunca un fin. Debemos, pues, saber el porqué y el para qué deseamos estar en ellas.Tarea compleja, dado que lo más difícil para cualquiera es el reflexionar y el decidir sobre nuestras metas y objetivos. Pero demos por bueno – y es mucho suponer – que tenemos claros nuestros fines. Pues a escoger, en consecuencia, la red social más adecuada, dado que resulta materialmente imposible estar en todas. A saber. Para el ámbito profesional y laboral, Linkedin sereno. Para el debate apasionado y el seguimiento de noticias, el vertiginoso Twitter. Para ligar, los tórridos Tinder y compañía. Para mostrar tu mundo, lucirte o crear/contar un relato visual, Instagram. Para almacenar imágenes, al modo de un clásico álbum de fotos compartido, Pinterest. Para un poco de todo lo anterior, más cotilleo y relaciones sociales, Facebook. Podríamos seguir, pero para muestra, bien vale un botón.

Las redes son, al tiempo, cotillas, chivatas y un espejo psicológico en el que nos reflejamos. De alguna manera, somos como nos mostramos en ellas. Porque, ¿cómo somos en verdad? ¿Como nos vemos nosotros mismos o cómo nos ven los demás? Raimon Caver escribió que “yo no soy mi personaje, pero mi personaje sí soy yo”. O sea, que no sabemos quién es más real, en verdad, si el cómo nosotros nos consideramos o el cómo nos ven los demás. Pues atención, que las redes nos definirán nuestro personaje, o sea nuestro “yo”.

No lo olvidemos. Lo importante es la vida real. La digital es un sucedáneo que debe ser considerada como un simple medio, nunca un fin. Y hasta aquí estas líneas, porque tenemos que subir nuestra foto diaria en Instagram y Twitter, ojú que tarea….

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Manuel Pimentel

El autor del blog, Manuel Pimentel, es editor y escritor. Ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales

La Taberna de los Sabios

En tiempos de vértigo, los sabios de la taberna apuran su copa porque saben que pese a todo, merece la pena vivir

VISITAR BLOG
Publicado: 23/07/2019 ·
20:52
Actualizado: 23/07/2019 · 20:52
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Borja pedirá al juez abonar la indemnización en 250 euros al mes
chevron_right
La cumbre solidaria Andalucía Game vuelve el 26 de octubre