Actualizado: 21:34 CET
Sábado, 14/09/2019

Andalucía

Camino despejado con los presupuestos pero con recado de Vox

PP y Cs aprueban sus primeros presupuestos gracias a la formación ultraconservadora, que lanza el mensaje de que para los de 2020 quiere ver su sello

  • Juan Marín felicita a Juan Bravo (derecha) con Juanma Moreno como testigo.
  • El Gobierno subraya que se lanza un mensaje claro y positivo de estabilidad y confianza
  • Adelante tilda al Ejecutivo de “cada vez más reaccionario” y el PSOE
  • Dos días de debate anodino terminan con una bronca colosal y la indignación del PSOE

Eran las 13.40 de este jueves 18 de julio (una fecha con la que no se dejó de jugar durante todo el día) cuando la presidenta del Parlamento daba por aprobadas las cuentas de la Junta para 2019. “Presidente, su primera encomienda presupuestaria está concluida y tiene a disposición de su Gobierno los primeros presupuestos del cambio”, le ofrendó a Juanma Moreno el consejero de Hacienda, Juan Bravo, para quien de este modo Andalucía “ha empezado la remontada”.

Esto de la remontada lo determinará el tiempo, pero lo que es seguro es que el Gobierno de PP y Cs tiene asfaltado el camino para desarrollar sus políticas sin cortapisas. El principal hándicap ahora es que tiene pocos meses para gastar los 36.495,5 millones de euros de unas cuentas que crecen un 5%, lo que supone 1.736 millones más que se destinarán sobre todo a políticas sociales.

La ruta está por tanto despejada, algo que ha sido posible por un apoyo de Vox que, eso sí, en los dos días de debate presupuestario ha lanzado un mensaje bastante claro: estas cuentas son de transición y las de verdad van a ser las de 2020, en las que dan por hecho que se verá con claridad su huella. “Nuestro apoyo es una declaración de intenciones de buena voluntad pero no se engañen, porque pronto se negociarán otros presupuestos y ese será el primer examen que les haremos”, avanzó el parlamentario Manuel Gavira.

Su compañera en Vox Ana Mulas también lo subrayó en la primera intervención de la jornada de ayer: esto es un presupuesto de transición para 2019 que sienta las bases para el de 2020. Y, de paso, avanzó por dónde van sus intenciones cuando dijo que a su grupo le “enorgullece” que ya se hable oficialmente de violencia intrafamiliar y se destierre el concepto de violencia de género.

Reforzado

La dureza o no de la negociación para las cuentas para 2020 (que el Gobierno quiere llevar al Parlamento en noviembre) ya se verá a partir de septiembre, la realidad a día de hoy es que el Gobierno andaluz sale reforzado, lo que llevó a Juanma Moreno a presumir de solidez frente a la precaria situación política que se vive en el Ejecutivo central y en otras comunidades. Y al final todo ha sido posible gracias a unas concesiones a Vox de poco calado presupuestario hasta ahora, aunque sí con un fuerte simbolismo político para este partido.


Lo mismo puede decirse de las enmiendas aprobadas a la oposición, 52 en total y sobre todo de Adelante Andalucía, por un importe de unos 11 millones de euros. Eso ha permitido a PP y Cs esgrimir que han sido los presupuestos más participativos, un mantra que ha repetido junto a los de estabilidad, coherencia y generadores de confianza.

Allí donde el bipartito ve todo eso, la oposición señala que se prepara el camino para privatizaciones, que no hay compromiso con lo social y lo público y que los ingresos no cuadran porque se le rebajan los impuestos a los más ricos. “Un Gobierno cada vez más reaccionario, que piensa y actúa en blanco y negro”, criticó José Luis Cano, de Adelante; “hoy se consuma la traición a Andalucía, con la entrega de nuestra tierra a los que no creen en ella”, lamentó la socialista Beatriz Rubiño. Arrancan así cinco meses frenéticos para ejecutar el presupuesto de 2019.

Bronca colosal

El debate se prolongó miércoles y jueves con pocos picos, si acaso los que aportaban los diputados de Adelante y PSOE sacando en grande el acuerdo presupuestario con los logos de PP, Cs y Vox, a lo que desde la bancada popular replicaron con un artesanal collage en el que habían juntado el símbolo del PSOE junto a otros como los de Batasuna o ERC.

La mansedumbre del paso de las horas no hacía prever la que se formó a ultimísima hora, cuando ya estaban formalmente aprobadas las cuentas y se le concedió un último turno al consejero de Hacienda, Juan Bravo (PP). La cortesía marca que esta intervención es de guante blanco, básicamente para agradecer apoyos, pero Bravo se marcó un discurso muy político en el que sacó a relucir a Victoria Kent y Clara Campoamor y le quitó a los socialistas banderas como la de la igualdad, el voto femenino o la lucha social.

La intervención provocó un enorme revuelo en la bancada socialista, que interrumpió en varias ocasiones a Bravo y llevó a la presidenta de la Cámara, Marta Bosquet (Cs), a llamarles la atención varias veces. Desde el PSOE se entendía que el consejero se extralimitaba y que había abierto un debate, por lo que su portavoz, Mario Jiménez, empezó a reclamar un turno de réplica.

Bosquet no sólo permitió a Bravo continuar por la senda que había abierto, sino que llegó a afirmar que “a quien no le interese lo que está diciendo puede abandonar el hemiciclo”. Los socialistas replicaron exigiéndole que se cumpliera el reglamento.

Todos sentados

Al acabar Bravo, Jiménez se puso de pie para pedir un turno de réplica, pero Bosquet alegó que no le correspondía y dio por terminada la sesión. Los diputados se levantaron salvo los socialistas, que continuaron sentados con Jiménez de pie reiterando una y otra vez su reclamación.

El consejero, por su parte, saludó a los portavoces de la comisión de Hacienda, incluido el socialista Antonio Ramírez de Arellano, y se acercó a la líder del PSOE, Susana Díaz, que le negó el saludo. “No venga a saludarme a mí, súbase ahí [a la tribuna] y pídale disculpas al grupo parlamentario socialista”, le espetó. Posteriormente, el PSOE anunció que va a “actuar legalmente” contra Bosquet, algo que desde su partido se entendió como una pataleta.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Delincuente sin carné embiste a la policía con un coche robado
chevron_right
Prisión para la mujer detenida por matar a su padre en Málaga