Actualizado: 20:35 CET
Sábado, 03/08/2019

La Gatera

Brujas a mediodía

Publicado: 17/07/2019 ·
22:17
Actualizado: 17/07/2019 · 22:17

Hay algunos versos que se le tatúan a una en la frente, más que en el alma. Y martillean cada día de tu vida, cada gesto, cada alegría y cada ausencia...

Hay algunos versos que se le tatúan a una en la frente, más que en el alma. Y martillean cada día de tu vida, cada gesto, cada alegría y cada ausencia. En mi frente acariciada por las canas, hay cabida para cuatro o cinco de ellos. El resto vive feliz en mi alma, de donde solo salen en contadas ocasiones. Pues bien, uno de esos cuatro (o cinco) es: “Como si nunca hubiera sido mía, dad al aire mi voz y que en el aire sea de todos y la sepan todos igual que una mañana o una tarde” de Claudio Rodríguez, el poeta que, a mi entender, mejor ha descrito la tristeza.  

Acaba de publicarse en Berenice, “Brujas a mediodía, Anotaciones a la poesía de Claudio Rodríguez” de José Luis Rey. Claudio Rodríguez, que murió en 1999, es tal vez el mejor poeta español de la segunda mitad del siglo XX, en reñida disputa con Blas de Otero y Pere Gimferrer. Nombres como éstos trascienden su época y se convierten en ciudadanos de pleno derecho de la literatura universal. El presente volumen contiene una aproximación a su obra, que siempre está viva, que siempre lo estará mientras perdure el idioma. Desde el Claudio primero y arrebatado hasta el lúcido y resistente de las postrimerías, se comentan aquí todos sus poemas. José Luis Rey, figura ya consagrada de nuestra actual lírica, ha interpretado los versos de Claudio Rodríguez desde su propia poética. Al principio le pareció un poeta rural y campesino. De tan sencillo que era, le parecía un poeta fácil. Este libro demuestra, según su autor, “lo equivocado que estaba yo entonces. Y es que la poesía más sencilla, en manos de alguien como Claudio, es también la más profunda, pero la claridad a veces, que viene del cielo y es un don, no deja apreciar la profundidad. Claudio es un poeta de altura y hondura, y solo se le puede situar junto a los más grandes del idioma: San Juan, Juan Ramón... O junto a los más grandes de la poesía universal: Rilke, por ejemplo. Claudio fue un poeta mago, entregado a la magia de la poesía, un poeta visionario y poderoso, poderosísimo. Y ahora sí que lo veo claro. Sí. Y yo te veo porque yo te quiero. Así es, Claudio. Así es. Y qué bien veo ahora tus libros. Y te veo a ti, acompañado una tarde de otoño por los estudiantes de un Colegio Mayor madrileño”.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Rosa G. Perea

Rosa G. Perea es escritora. Es cofundadora del Club de Lectura del Ateneo de Sevilla y editora en Almuzara

La Gatera

Como escritora, editora y colaboradora en medios de comunicación, Rosa G. Perea habla de todo, predominando la cultura

VISITAR BLOG
Publicado: 17/07/2019 ·
22:17
Actualizado: 17/07/2019 · 22:17
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El buffet del presupuesto: cambio, transición o frenazo
chevron_right
Rescatados 112 migrantes, dos menores, de dos pateras en Alborán